(@OEA_oficial)
(@OEA_oficial)

La Organización de los Estados Americanos trazó un crudo diagnóstico de la situación política en Venezuela y advirtió que hoy por hoy no están dadas las condiciones para convocar a la brevedad a elecciones "libres y justas" en ese país.

En ese sentido, la organización regional urgió a adoptar en Venezuela una serie de medidas necesarias para garantizar un proceso electoral transparente, que permita avanzar en la institucionalidad venezolana y asegurar una transición ordenada a la democracia.

El gobierno interino de Juan Guaidó, que asumió como presidente encargado el 23 de enero pasado por mandato de la Asamblea Nacional, pretende avanzar en esa dirección, tal como indica la constitución venezolana. Pero el nuevo gobierno señaló que eso sólo se hará una vez que estén dadas las condiciones, cosa que hoy no ocurre porque el régimen de Nicolás Maduro aún controla todos los resortes del poder.

Juan Guaidó (REUTERS)
Juan Guaidó (REUTERS)

"Es imposible que en Venezuela haya elecciones libres y justas en un breve plazo", sostuvo Brenda Santamaría, experta del departamento de observación electoral de la OEA, a cargo de Gerardo de Icaza. La conclusión
se desprende de una radiografía de las irregularidades del sistema electoral venezolano que presentó la especialista y que exige una completa reforma.

Entre esas irregularidades y ausencia de garantías, Santamaría citó "inhabilitaciones arbitrarias" de candidatos opositores en las elecciones presidenciales celebradas en mayo de 2018, "criminalización de la protesta" con "decenas de muertos y miles de heridos", falta de independencia del Consejo Nacional Electoral y restricciones al debate público mediante "actos de censura" de distinto tipo.

Además, cuestionó los padrones electorales, la manipulación del calendario electoral y los registros de votantes, que en la última cita con las urnas impidieron la participación de hasta "tres millones de venezolanos". Todos los venezolanos, reclamó, "deben tener carnet de identidad".

Para que puedan existir las condiciones necesarias para un nuevo proceso electoral transparente y que la OEA contribuya a la observación independiente, Santamaría señaló una serie de pasos que debe darse previamente, sin los cuales no puede garantizarse su legalidad.

Un grupo de expertos electorales -dijo la especialista de la OEA- debe elaborar un informe detallado de la situación actual. Además, se debe crear una task force internacional con asistencia de países de la región para determinar las reformas necesarias de acuerdo con las mejores prácticas en la materia, y por último se debe hacer una observación del proceso electoral que permita asegurar su transparencia y legalidad.

"El régimen no tiene derecho a convocar a elecciones, quien debe hacer el llamado es Juan Guaidó como presidente legítimamente encargado de Venezuela", observó el embajador de Brasil ante la OEA, Fernando Simas. Los delegados de la Argentina, Chile, Canadá y Estados Unidos, entre otros, coincidieron también con el diagnóstico trazado por los expertos de organismo regional. En disidencia se pronunciaron los representantes de Nicaragua y algunas naciones del Caribe.

(Foto: Francisco Seminario)
(Foto: Francisco Seminario)

La sesión en la OEA había sido convocada para hacer un "seguimiento" de la situación política en Venezuela y a la votación en que por mayoría los delegados aprobaron el 10 de enero declarar ilegítimo al gobierno de Nicolás Maduro.

Samuel Moncada, el embajador venezolano ante la ONU, sorprendió hoy con su presencia en la OEA. Antes de que se leyera el informe sobre la situación política en su país, el diplomático rechazó la celebración del encuentro, al que calificó de "ilegal", y denunció una "campaña de agresión" contra el gobierno de Venezuela.

En su intervención dijo que se ha construido "una montaña de mentiras" sobre lo que ocurre en Venezuela. Habló de una manipulación de la verdad y buscó defender tanto la legalidad del gobierno de Maduro como de su presencia en la sede del organismo. En ese sentido, Moncada acusó al secretario general de la OEA, Luis Almagro, de montar "una estafa" y "un fraude" al desconocer la legitimidad del régimen chavista.

"En Venezuela el golpe de Estado fracasó", sentenció Moncada. "Estoy orgulloso de nuestras fuerzas armadas", agregó. "El propósito de esta reunión es decir que no están dadas las condiciones para que haya elecciones libres en Venezuela, y que por lo tanto el títere debe permanecer", denunció en alusión a Guaidó.

Samuel Moncada, el representante del régimen chavista ante la OEA
Samuel Moncada, el representante del régimen chavista ante la OEA

Almagro había ratificado minutos antes su reconocimiento de la legalidad del gobierno de Guaidó y afirmó que lo decidió "en cumplimiento del reglamento" de la OEA.

La resolución del 10 de enero, antecedente de la reunión de hoy, había sido aprobada por 19 votos contra 6. Otros 8 países se abstuvieron y hubo un ausente. Allí se instaba al régimen de Caracas a adoptar las medidas necesarias para "restituir el orden democrático", convocar a elecciones libres y justas, y permitir el ingreso "inmediato" de ayuda humanitaria.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: