Denuncian que Diosdado Cabello y Nicolás Maduro obtuvieron millones de dólares en corrupción (AP)
Denuncian que Diosdado Cabello y Nicolás Maduro obtuvieron millones de dólares en corrupción (AP)

Con una hiperinflación estimada en casi un millón por ciento, la situación es cada vez más asfixiante para la población venezolana, cuyo sueldo mínimo es de apenas unos 20 dólares (18.000 bolívares). Con ese dinero sólo pueden acceder, por ejemplo, a dos kilos de carne. Pero, al parecer, esa hiperinflación -que para fines de este año se prevé que llegue a diez millones por ciento- no es un problema para la cúpula chavista.

El primer paso de esta red denunciada por el Departamento de Estado consiste en que propietarios de casas de cambio sobornaron a funcionarios venezolanos para que los seleccionaran en negocios del gobierno.

Acto seguido, "las casas de cambio se aprovecharon de las tasas de cambio del mercado negro en las transacciones de divisas".

Los propietarios de las casas de cambio, explican las autoridades norteamericanas, se quedaron con la diferencia entre la tasa del mercado negro y la tasa oficial.

Este esquema llevó a funcionarios chavistas y propietarios de las casas de cambio a obtener ganancias multimillonarias mientras el pueblo venezolano sufría por la escasez de alimentos y medicinas.

El dictador chavista, no obstante, ha acusado en reiteradas oportunidades a ciertos "especuladores" de beneficiarse del mercado negro en Venezuela.

El mes pasado el bolívar se devaluó más del 50% luego del nuevo mandato que asumió Maduro, que es desconocido por casi medio centenar de países.

Mientras Venezuela vive días agitados a raíz de la presión interna y externa que exige la salida de Maduro del poder, casi la totalidad de los altos funcionarios del régimen cuentan con sanciones financieras por parte de Estados Unidos.

La Casa Blanca, con el objetivo de encontrar una solución pacífica a la crisis, incluso se mostró dispuesta a eximir de las sanciones a la cúpula militar si se apega a la Constitución y le da la espalda al dictador chavista, quien asumió un nuevo mandato por seis años luego de las fraudulentas elecciones del año pasado.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: