María Corina Machado y Antonio Ledezma (EFE)
María Corina Machado y Antonio Ledezma (EFE)

La plataforma opositora Soy Venezuela, de la dirigente María Corina Machado y del ex alcalde exiliado Antonio Ledezma, pidió a México y Chile —observadores en el diálogo político venezolano— "cerrar el capítulo" de estas conversaciones que se realizan en Santo Domingo y en el que no confían.

En una nota de prensa difundida este jueves, la organización explica que el miércoles se reunieron con el embajador de Chile, Pedro Ramírez, y representantes de la embajada de México, a quienes les dijeron: "Llegó la hora de cerrar el capítulo de República Dominicana".

"Hemos reiterado respetuosamente nuestra posición a los representantes de ambos países —escogidos por la oposición— y hemos insistido en que estas naciones que de buena fe han querido ayudar al pueblo venezolano corren el riesgo de deteriorar su credibilidad, porque este régimen ha demostrado repetitivamente que no cumple", dice la nota.

La organización, que agradeció a los países su preocupación por la situación de Venezuela, reiteró que el diálogo no es "verdadero" y que tampoco se trata de "una negociación seria como la que requiere urgentemente la sociedad venezolana".

La mesa de diálogo entre el Gobierno y la oposición
La mesa de diálogo entre el Gobierno y la oposición

Recalca, asimismo, que "este proceso es una parodia montada por el régimen para ganar tiempo mientras que la dimensión de la crisis se agudiza", y señaló que la oposición que participa en estos eventos —los cuatro partidos más importantes de la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD)— "no representan al pueblo venezolano".

En el diálogo entre el régimen de Nicolás Maduro y el antichavismo también participan como observadores San Vicente y las Granadinas, Bolivia, Nicaragua, invitados por el oficialismo, y República Dominicana, país anfitrión.

Además cuenta con la presencia del presidente dominicano Danilo Medina y del ex jefe del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero.

En estas conversaciones la oposición pide, principalmente, unas garantías electorales para las elecciones presidenciales que deben celebrarse este año, pues consideran que el Consejo Electoral no es un árbitro independiente; además también demanda la apertura de un canal humanitario para el ingreso de medicinas y alimentos al país.

Por su parte, el oficialismo pide el reconocimiento de la Asamblea Constituyente, un órgano plenipotenciario formado solo por chavistas, y la retirada de las sanciones económicas internacionales en contra del Gobierno.

LEA MÁS: