Tras la increíble fuga del arresto domiciliario en Caracas, Antonio Ledezma se consolida como la voz de un sector de la oposición venezolana en el exterior. El desplazado alcalde tiene una agitada agenda con un solo objetivo: denunciar al régimen de Nicolás Maduro.

Así, encabezó la presentación mundial de la plataforma antichavista Soy Venezuela e hizo un llamado a la coherencia y a la unidad de la oposición venezolana, al afirmar que la plataforma busca "provocar un proceso de autocrítica", y sentencia: "Porque no nos estamos jugando un cargo de gobernador ni de alcalde, sino el futuro de Venezuela".

Según detalló ABC,  Ledezma rechazó criticar a las figuras de la disidencia, "porque el peor de los dirigentes de la oposición es mejor que el más encumbrado líder del chavismo". Ledezma reclamó un gobierno de transición y rechazó el diálogo sin condiciones con el gobierno de Nicolás Maduro. "No vamos a dialogar, vamos a negociar la salida de Maduro para que le dé paso a un Gobierno de transición".

Soy Venezuela es una alianza ciudadana para rescatar la democracia y la libertad en Venezuela, integrada por los partidos Alianza Bravo Pueblo (Antonio Ledezma), Vente Venezuela (María Corina Machado) y el ex embajador Diego Arria. Sus promotores aseguran que siguen formando parte de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Ledezma reclamó a la oposición "capacidad de desprendimiento, disciplina, organización, respeto y estrategia conjunta". El alcalde de Caracas, que desde Madrid lanzará su gira internacional, insistió: "Los falsos mesías nos han hecho mucho daño", y urgió a trabajar en equipo y sin improvisaciones por "un modelo que sustituya ese anacronismo".

El diplomático Diego Arria, ex representante permanente de Venezuela ante Naciones Unidas (1991-1993) y ex presidente del Consejo de Seguridad (1992), recalcó que los derechos humanos "no tienen color ni fronteras".

LEA MÁS: