(Reuters)
(Reuters)

La oposición venezolana convocó para este lunes al mediodía una marcha de protesta contra las muertes producidas por la represión del régimen chavista y en rechazo del "proceso fraudulento" de la Asamblea Constituyente, que se votó este domingo.

Así lo anunció Henrique Capriles, durante una rueda de prensa de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), en la que pidió al gobierno de Nicolás Maduro que "retire la Constituyente, retire ese fraude" y dijo que "hoy ganó la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela", durante una conferencia de prensa junto a otros líderes de esa fuerza.

Capriles convocó luego a una marcha opositora en todo el país para el mediodía del lunes, con el fin de protestar por la "masacre" ocurrida en la represión del gobierno, en la que murieron al menos 16 personas en las últimas 24 horas, y contra el "proceso fraudulento" de la Constituyente.

Henrique Capriles, gobernador del estado de Miranda
Henrique Capriles, gobernador del estado de Miranda

"Si insisten, seguiremos insistiendo", señaló el líder opositor, quien aseguró que en Caracas "había más policías reprimiendo que gente en los centros de votación".

El ex presidente del parlamento venezolano, Henry Ramos Allup (Reuters)
El ex presidente del parlamento venezolano, Henry Ramos Allup (Reuters)

Por su parte Henry Ramos Allup, ex presidente de la Asamblea Nacional, presentó las últimas mediciones de la oposición con respecto a la participación en en la votación. Al respecto, apenas un 12,4% del padrón se habrían acercaco a los centros de votación, lo que equivle a unos 2.480.000 personas.

Capriles convocó a una nueva marcha
Capriles convocó a una nueva marcha

Se trata de un número muy inferior a las casi 8 millones de personas que hace dos semanas se maniiestaron en contra de la Constituyente en un plebiscito organizado por la Asamblea Nacional.

"Es un proceso que ya nació muerto", dijo Ramos Allup.

Más tarde, el Consejo Nacional Electoral, controlado por el chavismo, aseguró por su parte que votaron más de 8 millones de ciudadanos, casi la mitad del electorado. La oposición, sin embargo, había advertido en la víspera sobre la posibilidad que el régimen inflara las cifras de la participación.

LEA MÁS: