El boom Van Gogh por el mundo: arte y movimiento en más de 100 muestras para sumergirse en las obras del pintor

La tecnología lleva a los espectadores a un viaje en el tiempo para introducirlos en las obras icónicas del holandés. Aquí las mejores fotos

La muestra inmersiva de Van Gogh es furor en Nueva York
La muestra inmersiva de Van Gogh es furor en Nueva York

La mopa colorada que bailaba sobre su cabeza pincelaba el aire con las mismas ondas que daban vida a sus líneas cóncavas y convexas sobre el lienzo y el papel. La intensidad quemaba su pelo y lo dejaba incandescente, como los colores que descubrió para dejarles su nombre. Si fuera un hombre de hoy, sería un twittero sagaz que volcaría el fervor de su pensar con brocha cargada de intenciones. Su Instagram jamás elegiría una paleta de colores uniformes que le diera identidad (¡qué monotonía!). La personalidad de Vincent Van Gogh se derramaba como una espuma de cerveza interminable, bañaba su alrededor desde un grifo irrefrenable. Pintaba, escribía, vivía con furia y desolación. Con una inmersión profunda en el centro latente de la existencia.

En septiembre de 1889 le escribía a Theo, su hermano, quien tuvo la sagacidad de conservar todas las misivas que recibió: “estoy preparando dos paisajes (telas de 30), de vistas tomadas en las colinas; una es la campiña que veo desde la ventana de mi habitación. En primer plano, un campo de trigo asolado y tronchado, después de una tormenta. Una tapia y del otro lado, el gris verde de algunos olivos, cabañas y colinas. En fin, en lo alto de la tela, una gran nube blanca y gris sumergida en el azul”.

El proyecto espera desembarcar en Latinoamérica para el 2022. Sólo en Estados Unidos hay 50 en otras tantas ciudades
El proyecto espera desembarcar en Latinoamérica para el 2022. Sólo en Estados Unidos hay 50 en otras tantas ciudades

Aunque fue capaz de hacer de cada pelo de su pincel una línea propia, su pluma expresó su pensar con tanta claridad como turbulencia guardaban sus emociones. Cuando Van Gogh dijo: “los pescadores saben que el mar es peligroso y la tormenta, terrible. Pero eso no les impide hacerse a la mar”, seguramente atravesaba una zozobra tan grande como una pandemia. Algo similar a llevar un espectáculo artístico masivo a más de 50 locaciones durante este tiempo estresante. Es una gran apuesta basada en uno de los artistas más convocantes de todos los tiempos, realizada con un ingenio inconmensurable, digno de las locuras del artista.

Nunca ha habido un fenómeno como la locura que arrasa Estados Unidos, pero que lleva más de 100 millones de espectadores en el mundo a partir de 5 compañías diferentes y un museo que crearon la superadora cifra de 50 exhibiciones que no paran de sumar ciudades. Quienes se están batiendo en duelo por la supremacía en el espacio digital de Van Gogh son, además del Museo Van Gogh de Amsterdam, Más allá de Van Gogh: The Immersive Experience en la visión de Mathieu St-Arnaud; Imagina Van Gogh: The Immersive Exhibition concebido por Annabelle Mauger y Julien Baron; Immersive Van Gogh es una creación de Massimiliano Siccardi; Van Gogh Alive es un producto de Grande Experiences que ya hizo Monet & Friends y Planet Shark y finalmente Van Gogh: The Immersive Experience, una asociación entre el productor Exhibition Hub y la plataforma de entretenimiento Fever.

Nunca ha habido un fenómeno como la locura que arrasa Estados Unidos
Nunca ha habido un fenómeno como la locura que arrasa Estados Unidos

Un pincel digital en Nueva York

La muestra de la gran manzana en Pier 36, ubicada en el Lower East Side de Manhattan con vistas al horizonte de Brooklyn y los puentes de Manhattan y Williamsburg, es la versión más grande hasta ahora: tres veces más que la que el productor Corey Ross y sus socios de Toronto dieron a conocer en Chicago hace cuatro meses. Pero su furor no se inicia en ella. Una serie de gemelas se han convertido en el epicentro artístico mundial pos pandemia. Todo comenzó en París con Van Gogh, Starry Night, evento que apareció en Emily en París de Nexflix. La exposición tiene el honor de ser la primera. En 1977, el fotógrafo francés Albert Plécy transformó una cantera subterránea en el sur de Francia en un lugar inmersivo llamado Carrières de Lumières. En 2001, Annabelle Mauger se unió al equipo y creó la primera experiencia inmersiva de Van Gogh junto a Julien Baron, que recorrió el mundo.

Más tarde la carrada de muestras seguiría en el resto del mundo. Desembarcó en Canadá y ahora, como un tsunami de colores, baña con su ola el continente. Ya están en funcionamiento la mencionada de New York, Miami y hay más de 20 de diferentes organizadores en las ciudades más importantes de Estados Unidos. Se espera el desembarco de este faraónico circo vangogheano en Latinoamérica para el próximo año.

Todo comenzó en París con Van Gogh, Starry Night, evento que apareció en Emily en París de Nexflix
Todo comenzó en París con Van Gogh, Starry Night, evento que apareció en Emily en París de Nexflix

Como una estrategia de marketing multinivel, las muestras son una simbiosis difícil de escudriñar. Más allá de las particularidades, en general, cada una se ha adaptado al sitio que la acoge. La de Nueva York distribuida en tres enormes galerías, es un bucle de película de 35 minutos del escenógrafo Massimiliano Siccardi, quien crea videos para coreógrafos, festivales de arte y galas. Su película, transmitida aquí por más de 150 proyectores, incorpora 40 de las explosivamente coloridas obras de Vincent Van Gogh. Con un equipo de 30 en su estudio en Italia, ha animado las pinturas: vapor emerge en “Los comedores de papas”, se abren flores en “Almendros en flor” y los objetos celestes estallan radiantes en “Noche estrellada”. “Lo que quiero hacer es simular emoción -dijo Siccardi-. Cuando veo una pintura, la veo conmovedora. Entonces quiero que la gente sienta lo mismo que yo”.

La teatralidad que esperaba para su propuesta lo llevó a Broadway, para contratar al diseñador David Korins, quien obtuvo, entre otros galardones, un premio Emmy y tres nominaciones al Tony. Su tarea fue darle al espacio blando y utilitario del Pier 36, antes de esto un espacio para eventos deportivos, más interés estético. Las contribuciones de Korins incluyen esferas hechas de un sustrato de metal y madera con una piel de mylar e icebergs espejados. “Me gustaba la idea de explorar un bosque mágico”, afirmó. La música original y ambiental, tanto original como curada por el compositor multimedia italiano Luca Longobardi, quien proporcionó una partitura que combina música electrónica experimental con pura, piezas orquestales etéreas y melódicas.

Van Gogh Alive lleva 65 países en su recorrido
Van Gogh Alive lleva 65 países en su recorrido

Como una semilla de sus girasoles

Como un viaje en el tiempo, la tecnología se pone al servicio de adentrarse en las obras icónicas de Van Gogh, evocando su conciencia interior altamente emocional y caótica, en una conjunción del arte, la luz, la música, el movimiento y la imaginación. Van Gogh Alive lleva 65 países en su recorrido. Su máscara visual se forma con la proyección digital en el techo que da vida a un cielo de más de 3000 imágenes de Van Gogh a escala gigante. Todo el espacio se convierte en el pintor: hay pantallas, paredes, desniveles y hasta el piso, todo delineado con música clásica que danza al son de las pinceladas como un Gene Kelly a medida. Una muesca de aromaterapia se suma a la escena: mientras se transita la muestra el visitante se puede detener a oler el paisaje, entre ellos, los famosos girasoles.

La muestra busca crear una sensación de afuera, adentro
La muestra busca crear una sensación de afuera, adentro

Repleta de inspiración, toma al artista con respeto. De la mano de Mathieu St-Arnaud, el director creativo franco-canadiense de un estudio de arte con sede en Montreal, Normal Studio, nace Beyond Van Gogh. Aunque más modesta en la cantidad de obras, sólo 300, ofrece una mirada más cercana a uno de los temas más famosos de Van Gogh. Busca crear una sensación de afuera, adentro. Los espectadores tienen la oportunidad de interactuar con una pared texturizada de colores brillantes y divertida, destinada a evocar la sensación familiar de que uno está parado en un campo de girasoles.

Van Gogh Alive: the Experience, que se inauguró en Londres, lo mismo que Van Gogh: la experiencia inmersiva, que llegó allí este mes, le ponen el color del oro al gris de la ciudad. En la primera el techo está inspirado en la obra maestra de Van Gogh, La noche estrellada. Se creó con más de 7.800 pinceles colgados individualmente sumergidos en varios colores.

Van Gogh Alive: the Experience, que se inauguró en Londres
Van Gogh Alive: the Experience, que se inauguró en Londres

En la segunda una reproducción de gran tamaño de un autorretrato de Van Gogh permite a las personas no solo apreciar la intimidad y los matices del trabajo (y tener la oportunidad de mirar más profundamente a sus ojos y corazón), sino también brindar una mayor comprensión de sus exquisitas pinceladas individuales y su forma musculosamente específica.

Van Gogh Alive se presentó por primera vez en Singapur. Desde entonces ha sido visto por más de 7 millones de personas en 70 ciudades. Actualmente también se encuentra en San Petersburgo (Florida), Ciudad de México y Auckland. Abrirá próximamente en Denver, Kansas City, Munich, Beijing y Adelaide.

La muestra ha sido visto por más de 7 millones de personas en 70 ciudades
La muestra ha sido visto por más de 7 millones de personas en 70 ciudades

La puesta oficial la propone el intrépido Museo Van Gogh que con vanguardia y apuesta al clásico espíritu osado holandés, se reinventa cada año. Esta vez con “Meet Vincent van Gogh”. Allí una serie de stands basados en los colores más utilizados en sus pinturas permite al público sumergirse en una experiencia de luz y sonido basada en una investigación documentada sobre cómo las personas con cromestesia, una forma especial de sinestesia, reaccionan a ciertos colores. En general, se acepta que Vincent van Gogh tenía esta afección genética, por ello podía escuchar el color y ver el sonido. En un rincón una pintura abandona el lienzo y sumerge a los participantes en el proceso creativo de Van Gogh a través de una experiencia delirante de realidad aumentada.

Meet Vincent van Gogh comenzó en Barcelona (atrayendo 160.000 visitantes) y Seúl (75.000 visitantes). Aunque abrió en Londres en febrero de 2020, se vio obligado a cerrar el mes siguiente con el bloqueo de COVID-19. Ahora se presenta en Lisboa, aunque actualmente no se prevén más lugares.

Aunque abrió en Londres en febrero de 2020, se vio obligado a cerrar el mes siguiente con el bloqueo de COVID-19
Aunque abrió en Londres en febrero de 2020, se vio obligado a cerrar el mes siguiente con el bloqueo de COVID-19

Cómo Brodway toma el mundo

La presentación en Nueva York de “Immersive Van Gogh” es la puesta en escena más más expansiva, ya tiene programadas inauguraciones adicionales para otras 16 ciudades de América del Norte, incluidas Los Ángeles, Dallas, Denver y Las Vegas. Desde su estreno ha vendido más de 2,1 millones de entradas en una única ciudad. Más allá de lo caótico de conocer cuál es la genunina (si la hay), lo único que no estarán disponibles son las obras de arte originales. De hecho los hacedores “Van Gogh Alive” de Londres insisten en contar que se olvidaron las ideas de “andar de puntillas por galerías silenciosas y ver cuadros desde lejos en contemplación absorta”.

Van Gogh Alive: the Experience, que se inauguró en Londres
Van Gogh Alive: the Experience, que se inauguró en Londres

Todas las exhibiciones se suben al carro de experiencia extrema para rodear la puesta de una sinfonía vibrante de luz, color, sonido y fragancias. “Van Gogh Alive” se presenta en los jardines de Kensington (adyacente a Hyde Park), frente al Royal Albert Hall. Durante 45 minutos, con aproximadamente 100 proyectores de última generación iluminando el espacio de exhibición, los visitantes de Londres estarán rodeados con las pinceladas y los colores de Van Gogh, incluyendo detalles animados de obras como Autorretrato con sombrero de fieltro (1887), El dormitorio en Arles (1888), Irises (1889) y La noche estrellada (1889). Lo que realmente hace la diferencia es el acompañamiento de citas relevantes de las cartas de Vincent, que se muestran en una pantalla.

Desde su estreno ha vendido más de 2,1 millones de entradas en una única ciudad
Desde su estreno ha vendido más de 2,1 millones de entradas en una única ciudad

Al ver las pinturas metamorfosearse, con colores e imágenes familiares tomando forma en las paredes y pisos de la instalación de Miami, y “Non, Je Ne Regrette Rien” de Handel y Ravel con la rugosa voz de Edith Piaf, se termina de comprender el atractivo. Se afianza una cierta cualidad alucinógena, especialmente si se puede bloquear la presencia de otros espectadores. Un momento para que todos bajen sus brazos, guarden sus celulares, y escuchen ese Van Gogh reinterpretado que grita desde las paredes danzantes.

Quizás la idea más conmovedora llega con Letters from Vincent. Una activación basada en un programa de inteligencia artificial creado a partir de los escaneos digitales de más de 1.000 cartas que Vincent escribió a Theo con la que se da fin al recorrido en New York. El stand permite a los invitados hacer una pregunta a Vincent y brindar una respuesta con una carta personalizada única en su tipo dirigida específicamente a la persona. Este prodigio fue desarrollado en colaboración con Technology, Humans And Taste (THAT), una tienda creativa e innovadora con sede en la ciudad de Nueva York.

Con el celular se puede redactar una carta a Van Gogh
Con el celular se puede redactar una carta a Van Gogh

Con el celular se puede redactar una carta a Van Gogh. Una vez enviada, se recibe rápidamente una respuesta. El programa utiliza palabras de los propios escritos de Van Gogh. “Espero que te tomes un tiempo para ver la luz que brilla en el Puente de Brooklyn. Me han dicho que los colores son increíbles”, “me” dijo como si conociera mi corazón en color y mi cerebro tan enrulado como sus cipreses.

Fotos Van Gogh Alive

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR