Una sola dosis de la vacuna de Pfizer bloquea las tres cuartas partes de las infecciones asintomáticas, afirma un estudio

Se trata de una investigación del NHS británico, en la que se demostró que una aplicación del inoculante redujo las pruebas positivas del 0,8% al 0,2% después de 12 días

Científicos llegaron a la conclusión de que una dosis redujo las pruebas positivas por COVID-19 del 0,8% al 0,2% después de 12 días (REUTERS/Dado Ruvic)
Científicos llegaron a la conclusión de que una dosis redujo las pruebas positivas por COVID-19 del 0,8% al 0,2% después de 12 días (REUTERS/Dado Ruvic)

Una sola dosis de la vacuna contra el coronavirus de Pfizer/BioNTech puede bloquear el 75 % de las infecciones asintomáticas, sugirió un estudio sobre trabajadores del Servicio Nacional de Salud del Reino Unido (NHS).

La evaluación asintomática del personal del Hospital Addenbrooke en Cambridge mostró que el número de personas que dieron positivo disminuyó del 0,8% al 0,2% 12 días después de la primera inyección.

Los hallazgos catalogados por las autoridades locales como “muy impresionantes” son otra señal de que la apuesta británica de retrasar la segunda dosis en un intento por obtener una cobertura de vacunación más amplia y más rápida ha dado sus frutos.

Según explicaron, frenar las infecciones asintomáticas es crucial para evitar que los brotes de nuevas infecciones crezcan sin saberlo, porque las personas que no se sienten enfermas tienen menos probabilidades de aislarse a sí mismas.

Los investigadores del NHS examinaron al personal del Hospital Addenbrooke en Cambridge en enero (EFE/Carlos Lemos)
Los investigadores del NHS examinaron al personal del Hospital Addenbrooke en Cambridge en enero (EFE/Carlos Lemos)

Numerosos estudios habían indicado que una sola inyección del jab de la compañía estadounidense Pfizer y la alemana BioNTech previno enfermedades graves y la muerte, pero no estaba claro hasta qué punto bloqueaba la propagación asintomática. La investigación también ha sugerido que el inoculante de la Universidad de Oxford/AstraZeneca detiene más del 60 por ciento de los casos asintomáticos.

El estudio, dirigido por la Universidad de Cambridge, analizó miles de pruebas diagnósticas de COVID semanales en el Cambridge University Hospitals NHS Foundation Trust durante enero.

En este análisis los científicos se encontraron con que 26 de 3252 hisopos (0,8 por ciento) de trabajadores no vacunados obtuvieron un resultado positivo en sus hisopados, en comparación con cuatro de 1,989 (0,2 por ciento) en el personal testeado 12 días o más después de su vacuna.

El estudio, que aún no ha sido revisado por pares, también encontró que la infección asintomática se redujo a la mitad en los vacunados por menos de 12 días, lo que sugiere que la inmunidad se activa rápidamente en muchos casos.

Frenar las infecciones asintomáticas es crucial para evitar que los brotes crezcan (EFE/Archivo)
Frenar las infecciones asintomáticas es crucial para evitar que los brotes crezcan (EFE/Archivo)

Expertos independientes que reaccionaron a la preimpresión elogiaron los hallazgos y dijeron que indicaban que Reino Unido se encaminaba hacia un “futuro mucho más esperanzador”.

Para el profesor Jonathan Ball, virólogo molecular de la Universidad de Nottingham, “ver tal reducción en las tasas de infección después de una sola dosis de la vacuna Pfizer es muy impresionante y muestra que la vacunación realmente ofrece una salida a las restricciones actuales y un futuro mucho más brillante”.

“Será importante comprender si la reducción del riesgo de infección se manifestó en todos los grupos de riesgo de exposición incluidos en el estudio, pero no obstante, esta sigue siendo una excelente noticia”, añadió a Daily Mail.

De acuerdo a lo explicado por el doctor Simon Clarke, profesor asociado de microbiología celular en la Universidad de Reading, “en los adultos en edad laboral, la vacuna de Pfizer-BioNTech tiene una buena eficacia para prevenir la infección asintomática por el COVID-19. Esto es realmente importante si queremos disminuir la cantidad de propagación de personas que no saben que están infectadas”.

Expertos coincidieron que esta noticia reafirma el hecho de que Reino Unido se encamina hacia un “futuro mucho más esperanzador” (REUTERS)
Expertos coincidieron que esta noticia reafirma el hecho de que Reino Unido se encamina hacia un “futuro mucho más esperanzador” (REUTERS)

“Si bien esto es muy alentador, no se proporcionaron datos para mostrar cuánto tiempo durará el efecto y se requiere una vigilancia continua en caso de que esta protección disminuya”, apuntó.

Agregó que el estudio “surgió luego de estudiar al personal del NHS y parece que no se ha realizado una evaluación de su estado inmunológico preexistente, que podría haber sido más alto que en la población general dada la probabilidad de exposición de los trabajadores de la salud en el trabajo’'. La preexposición al coronavirus antes de recibir una dosis parece provocar una respuesta inmunitaria más potente a la vacuna.

Sin embargo, Clarke advirtió que “también es importante recordar que estos hallazgos no pueden extenderse automáticamente a todas las demás vacunas”. Durante un período de dos semanas entre el 18 y el 31 de enero, los investigadores de Cambridge examinaron cantidades similares de personal vacunado y no vacunado utilizando alrededor de 4.400 pruebas de PCR por semana. Un hisopo de PCR positivo indicaría que incluso alguien que está vacunado tiene fragmentos del virus en la nariz o la garganta que podrían transmitir la enfermedad.

Numerosos estudios habían indicado que una sola inyección del jab de la compañía estadounidense Pfizer y la alemana BioNTech previno enfermedades graves y la muerte (REUTERS / Luisa González)
Numerosos estudios habían indicado que una sola inyección del jab de la compañía estadounidense Pfizer y la alemana BioNTech previno enfermedades graves y la muerte (REUTERS / Luisa González)

Reducir la propagación es fundamental para lograr la “inmunidad colectiva”, cuando tantas personas son inmunes que una enfermedad desaparece. Luego, los resultados se separaron para identificar al personal no vacunado y al personal que había sido vacunado más de 12 días antes de la prueba, cuando la inmunidad se activa.

Es por ello que cuando el equipo incluyó a trabajadores sanitarios sintomáticos, sus análisis mostraron reducciones similares. Aproximadamente 56 de 3282 (1,7 por ciento) de los trabajadores de la salud no vacunados dieron positivo, en comparación con ocho de 1,997 (04 por ciento) a los 12 días o más después de la vacunación, una reducción de cuatro veces.

Los investigadores publicaron sus datos antes de la revisión por pares debido a la urgente necesidad de compartir información relacionada con la pandemia.

SEGUÍ LEYENDO: