Marcos Santana de visita en Buenos Aires por el FIAP 2018. Es presidente de NBCUniversal Telemundo Internacional y fue  jurado de la categoría “Formatos” .
Marcos Santana de visita en Buenos Aires por el FIAP 2018. Es presidente de NBCUniversal Telemundo Internacional y fue  jurado de la categoría “Formatos” .

Muchos lo consideran en la actualidad el hombre más influyente de la televisión. Otros lo llaman el "señor del entretenimiento", y a Marcos Santana esos motes lo ruborizan. Pero su abultado CV no deja mentir que ocupa un lugar estratégico en la industria audiovisual, especialmente la televisión y el gran mercado del fiel y fervoroso público de habla hispana .

Marcos Santana es el presidente de Telemundo Global Studios una división de NBCUniversal Telemundo Enterprises. Nació hace 53 años en Venezuela. Empresario y creativo de medios, se define como un animal de televisión, y trabaja hace 25 años en el medio. Desarrolló todos los géneros, pero su gran amor es la ficción.

A pesar de los cambios en el mundo tecnológico, el productor asegura que la televisión mantendrá su esencia clásica y que, al contrario de lo que se cree, la lucha no es contra Internet, sino, más bien, la plataforma online se vuelve a su favor: "Colgamos nuestra programación en nuestro sitio web y la página es muy visitada, pero eso no es ver televisión".

De paso por Buenos Aires para participar como presidente del jurado de la categoría "Formatos" en el Festival Iberoamericano de la Publicidad (FIAP) dialogó en exclusiva con Infobae, y demostró una vez más por qué es el "señor del entretenimiento". Cada una de sus respuestas encierra un concepto actual y transformador de la industria de los medios y la comunicación hoy. Y aseguró que la clave para sobrevivir en el mercado es hacer productos con calidad.

-¿Por qué se dice que usted es el hombre más influyente de la televisión?

-No sé si soy ese hombre. No sé si soy un hombre con influencia en la industria, pero tengo una carrera larga. Comencé hace más de 25 años: prácticamente todo lo que hice fue trabajar en la televisión en todos los géneros: documentales, cartoons, cine, televisión, los realities, pero me apasiona la ficción.

-¿Cuál es su aporte a la industria?

-La búsqueda de la buena televisión, hacer contenidos que traigan propuestas interesantes y que logren una excelente facturación. Creo que la hora de los latinos ya llegó. Ese estigma de creer que somos solo 'telenoveleros' y que hacemos producciones baratas está "de salida".

-¿Cuál es la fórmula para competir con las nuevas plataformas en español?

-Telemundo es el primer canal con conciencia de que en estos tiempos en que cambió tanto el hábito de consumo, la única manera no sólo de sobrevivir, sino de crecer, es producir ficción de calidad.

El presidente de Telemundo fue uno de los speakers más destacados del FIAP. “La hora de los latinos ya llegó”, dijo Santana a Infobae
El presidente de Telemundo fue uno de los speakers más destacados del FIAP. “La hora de los latinos ya llegó”, dijo Santana a Infobae

-¿La televisión actual está en decadencia?

La televisión es un animal grande que va a sobrevivir. Pasará como pasó con la radio. Decían "la radio va a desaparecer frente a la televisión", y la radio está más vigente que nunca. La gente espera montarse en un coche y ya no quiere música, quiere escuchar radio.

-¿Por qué asegura que la televisión va a sobrevivir?

-Primero porque es gratis; segundo porque es pasiva, porque cuando eres adulto prendes la televisión y te relajas. Prendes y otro piensa por ti, y ahí es donde está nuestra destreza: que cuando tú decidas sintonizar el canal te encuentres con algo interesante y te quedes.

-¿Cuál es el público más fiel de la televisión?

-Creo que desde hace unos cuatro o cinco años, es un medio exclusivamente para adultos. Los niños y los jóvenes no la ven porque no trabajan, no tienen el estrés de los adultos. Cuando estos jóvenes se conviertan en adultos van a llegar a la televisión nuevamente.

Marcos Santana junto a Sebastián Ortega, en el Festival Iberoamericano de la Publicidad
Marcos Santana junto a Sebastián Ortega, en el Festival Iberoamericano de la Publicidad

-En sus productos se muestran realidades muy duras. ¿Cómo equilibra el compromiso y la responsabilidad de contar esas historias?

-Eso ha sido una lucha constante. Durante 70 años estuvimos acostumbrados a ver la Cenicienta en un 90 por ciento de nuestras historias. No éramos reflejo de nada de lo que sucedía en nuestra sociedad. Nosotros rompimos con eso. El problema de la corrupción es un hecho en Latinoamérica, lo mismo que el narcotráfico. Aquí estábamos estancados, encapsulados en manos de unos monopolios que repetían un solo cuento, una sola historia.

-¿Cómo fue hacer Luis Miguel, La Serie?

-Fuimos parte del proyecto, participamos en la gestión financiera y fuimos los primeros en transmitirla. Fue una bella serie. Y es nuevamente la búsqueda dentro de la ficción, de un tema duro y difícil, donde el perfil de la historia estaba basado en el maltrato a un menor, que fue realmente lo que sucedió en su infancia y que en el transcurrir de su adolescencia fue usado, maltratado y abusado por su padre en términos de explotación laboral.

-¿A qué atribuye el éxito de esa serie?

Luis Miguel tuvo un éxito y lo sigue teniendo por tres razones: uno, por el personaje. Un personaje que está desde niño cantando, actuando y pasaron más de tres décadas, y él se ha mantenido en la palestra. Dos, había un buen libreto. Y tres, muy buenos intérpretes. Los actores que lo interpretaron de niño, de adolescente y de adulto fueron extraordinarios.

“Luis Miguel, la serie”, un éxito arrollador de público de todas las edades del cual Telemundo fue parte central del proyecto:  financiación y los primeros en transmitirla.
“Luis Miguel, la serie”, un éxito arrollador de público de todas las edades del cual Telemundo fue parte central del proyecto:  financiación y los primeros en transmitirla.

-¿Con qué proyecto sintió que se convertía en un hombre clave de la industria de la comunicación?

-No ha llegado ese programa todavía. Un gran amigo me dijo algo que me dejó pensando: "Yo siempre busqué la excelencia, qué fortuna no conseguirla nunca".

-¿Cuál es la apuesta de Telemundo para el 2019?

-El año que viene es un año presente. Estamos apostando a tener una programación variada, de muchísima calidad. Estamos produciendo todo  en formato 4K, post producimos en 4K, trabajamos con cámaras independientes con óptica de cine, y sobre todo, lo más importante, con estupendos libretistas.

-¿Qué hace cuando no trabaja?

-(Piensa y se ríe) Trato de compartir el mayor tiempo con mi novia Mali. Leo cosas ajenas al trabajo. Comparto tiempo con mi hija adolescente, cuando me deja. Miro televisión: de chico me metía en mi ciudad natal, Caracas, en las salas multicines: pagabas un solo ticket y podías ver diez películas si querías, y salía con los ojos así como dos huevos fritos. Mi mamá me decía de todo porque llegaba con los ojos así.

Santana se lo nota apasionado de su trabajo y un fan auténtico del formato televisivo. De chico entraba un una sala multicine de Caracas y no paraba de ver películas
Santana se lo nota apasionado de su trabajo y un fan auténtico del formato televisivo. De chico entraba un una sala multicine de Caracas y no paraba de ver películas

-Ud. es un apasionado de la ficción, ¿De qué se tratará El recluso, la primera serie premium de Telemundo International Studios?

-Luego de una charla con Sebastián Ortega, surgió la idea de hacer la adaptación hispano-latina de la serie El marginal. Al principio a él le pareció una locura, pero cuando me escuchó, dijo: "Tenés que hacerlo, y yo te voy a apoyar". El recluso debutó este martes, y se colocó como lo más visto del prime time de los EE.UU hispanos.

-¿Con qué ficción cree que nos sorprenderemos el año que viene?

-Luego de esperar más de tres años en convencer al autor Arturo Pérez Reverte para que arme el libreto de la segunda temporada de La reina del Sur, finalmente volveremos a saber qué es de la vida de Teresa Mendoza, papel interpretado por la actriz Kate del Castillo. La primera temporada se estrenó en el año 2011, y fue la producción más ambiciosa en la historia de la televisión latinoamericana.

Fotos: Maximiliano Luna

SEGUÍ LEYENDO