Noruega aprobó una ley que obliga a influencers y anunciantes informar si las fotos que publican en redes fueron retocadas

Tendrán que incluir una leyenda mencionando qué fue lo que se alteró. Se trata de una normativa que busca disminuir el impacto negativo que tiene el estándar de belleza único que se impone en las plataformas

La normativa exige que influencers y anunciantes den cuenta de los retoques que hagan a las fotos publicadas en redes sociales
La normativa exige que influencers y anunciantes den cuenta de los retoques que hagan a las fotos publicadas en redes sociales

Una nueva ley en Noruega establece que los influencers y anunciantes deben indicar si las imágenes promocionales que publican en sus redes sociales fueron retocadas.

Esta normativa, que fue aprobada por el organismo parlamentario de dicho país es una enmienda a la Ley de Control y Comercialización de 2009, hace alusión a las personas que reciben honorarios u otros beneficios a cambio de sus posteos. De ahí que esta ley aplicará específicamente a los posteos patrocinados.

De acuerdo con esta enmienda, que obtuvo una votación de 72 a 15 el 2 de junio y cuya entrada en vigor queda en manos de la decisión del Rey de Noruega, requiere que se den cuenta de las ediciones realizadas antes y después de las imágenes. Esto vale tanto para las modificaciones que incluyen desde filtros para el rostro, así como para cambiar algún rasgo, estética o lo que fuese de la foto.

En este sentido, los influencers y anunciantes deberían incluir en sus posteos leyendas que indiquen, por ejemplo “los ojos fueron agrandados”, “se estrechó la cintura” o “se eliminaron arrugas y manchas de la piel”. Cualquier infracción a dicha normativa implicará multas de diferente índole incluso, en casos extremos, podría implicar pena de presión, según destaca el sitio Vice.

Esta medida llega como resultado de un profundo debate público que se viene llevando a cabo en el país nórdico en relación a los estándares de belleza y las exigencias que implican para los usuarios. En la propuesta original presentada al parlamento noruego, el Ministerio de la Infancia y la Familia citó estudios que daban cuenta de la presión que los estándares de belleza generalizados causan en la población, sobre todos en los más jóvenes que pueden ver su autoestima lesionada ante tanta exposición de imágenes que plantean solo una forma de ser o lucir.

Al prohibir que los anunciantes e influencers publiquen fotos manipuladas sin dar cuenta de esto de forma explícita, el Ministerio espera disminuir los impactos negativos que ejercen en la población.

Agnete “Agnetesh” Husebye es una influencer noruega que tomó esta iniciativa de forma positiva
Agnete “Agnetesh” Husebye es una influencer noruega que tomó esta iniciativa de forma positiva

“La presión corporal está presente en el lugar de trabajo, en el espacio público, en el hogar y en varios medios de comunicación, etc.”, escribió el Ministerio de la Infancia y la Familia en las enmiendas propuestas enviadas al parlamento noruego y que reproduce Vice. “La presión corporal siempre está ahí, a menudo de forma imperceptible, y es difícil de combatir. El requisito de que la publicidad que fue retocada o manipulada de algún modo esté marcada es una medida contra la presión corpora “.

Y añadió: “Se espera que la medida contribuya de manera útil y significativa a frenar el impacto negativo que tiene dicha publicidad, especialmente en los niños y los jóvenes”.

Algunos influencers muy conocidos en Noruega, como Martine Halvorsen, la presentadora Janka Polliani y la YouTuber Agnete “Agnetesh” Husebye, tomaron esta iniciativa de forma positiva, según los comentarios que hicieron en el sitio de noticias Verdens Gang.

No es el primer país que toma este tipo de iniciativas. En septiembre, un legislador del Reino Unido propuso un proyecto de ley llamado Proyecto de Ley de Imágenes Corporales Alteradas Digitalmente, que requeriría que se dé cuenta del uso de filtros o modificaciones realizadas en publicaciones en redes sociales y en febrero, la Autoridad de Normas de Publicidad de dicho país prohibió a los influencers emplear filtros de belleza poco realistas en los anuncios, destaca el sitio Insider.

SEGUIR LEYENDO: