Parler, la red social utilizada por seguidores de Donald Trump, volvió a estar en línea: su proveedor de servicios de internet es ruso

DDos-Guard, cuyos directores, Evgenii Marchenko y Aleksei Likhachev, tienen domicilios en Rostov del Don, Rusia, brida alojamiento web a la plataforma, a la que Amazon dejó offline tras el asalto al Capitolio

Luego de que AWS cancelara el hosting de Parler, John Matze, fundador y CEO de la plataforma, encontró un servicio dispuesto a alojarlo.
Luego de que AWS cancelara el hosting de Parler, John Matze, fundador y CEO de la plataforma, encontró un servicio dispuesto a alojarlo.

La red social Parler, donde se comunicaban muchos seguidores de Donald Trump molestos por los criterios de moderación de Twitter (que cerró la cuenta del ex presidente), quedó desactivada cuando Amazon Web Services (AWS) le canceló el servicio de hosting, luego del asalto al Capitolio el 6 de enero. AWS adujo haber notado “un incremento sostenido de contenidos violentos” en Parler y, “teniendo en cuenta los desafortunados acontecimientos ocurridos esta semana en Washington DC, existe un riesgo real de que este tipo de contenidos incite más a la violencia”. Ya Google y Apple habían retirado a la red de sus plataformas de descargas.

Pronto, sin embargo, John Matze, el CEO de Parler, encontró un servicio dispuesto a alojarlo. Es ruso, como su esposa, Alina Mukhutdinova.

Según informó Reuters, Parler regresó el lunes 18 de enero, aunque solo como sitio web, ya que la descarga de la app sigue bloqueada. “Hola, mundo. ¿Funciona esta cosa?”, escribió Matze como primer mensaje en el sitio cuya dirección IP pertenece a DDos-Guard, una firma registrada en Escocia como Cognitive Cloud LP, cuyos directores se llaman Evgenii Marchenko y Aleksei Likhachev y tienen domicilios en Rostov del Don, Rusia.

Muchos seguidores de Donald Trump, molestos por los criterios de moderación de Twitter, que cerró la cuenta del ex presidente, se comunicaban en Parler. (Gabby Jones/Bloomberg)
Muchos seguidores de Donald Trump, molestos por los criterios de moderación de Twitter, que cerró la cuenta del ex presidente, se comunicaban en Parler. (Gabby Jones/Bloomberg)

DDos-Guard brinda servicios de alojamiento y protección contra ataque de denegación de servicio, o ataque DoS, que satura a un servidor con solicitudes de usuarios falsos para impedir que un sitio llegue a su público legítimo y quede offline, explicó a Reuters el experto en redes Ronald Guilmette.

La empresa ha brindado alojamiento a otras plataformas racistas y de extrema derecha, como 8kun, el sitio de mensajes originalmente llamado 8chan en el que solían circular materiales de la teoría conspirativa QAnon y de los convencidos de la supremacía blanca, algunos de ellos vinculados a ataques nacionalistas como el tiroteo de 2019 en El Paso. DDos-Guard también ha prestado servicios a sitios del gobierno ruso, según la agencia.

Con más de 12 millones de usuarios y, según The Wall Street Journal, financiación de “Rebekah Mercer, hija del inversor Robert Mercer”, quienes han solventado numerosos emprendimientos conservadores, Parler logró recuperar su historial de datos de AWS el viernes 15, algo “de importancia crítica”, según dijo Matze a Fox News. “Ahora realmente podemos reconstruir Parler. Confío en que estaremos de regreso hacia fin de mes“, agregó. “Todo cambia bruscamente día a día, pero ahora siento confianza. Estamos haciendo avances importantes”.

El nuevo servicio de hosting de Parler es DDos-Guard, cuyos directores, Evgenii Marchenko y Aleksei Likhachev, tienen domicilios en Rostov del Don, Rusia.
El nuevo servicio de hosting de Parler es DDos-Guard, cuyos directores, Evgenii Marchenko y Aleksei Likhachev, tienen domicilios en Rostov del Don, Rusia.

Al escribir la dirección del sitio se lee un mensaje de la empresa: “Ahora parece el momento adecuado para recordarles a todos —tanto a los que nos aman como a los que nos odian— por qué iniciamos esta plataforma. Creemos que la privacidad es primordial y la libertad de expresión, esencial, especialmente en las redes sociales. Nuestro objetivo siempre ha sido proporcionar una plaza pública no partidista donde los individuos puedan disfrutar y ejercer sus derechos a ambas cosas. Resolveremos cualquier desafío que se nos presente y planeamos darles la bienvenida a todos pronto. ¡No dejaremos que el discurso civil perezca!”. Parler también demandó a AWS por incumplimiento de contrato.

Los críticos de Parler señalaron la paradoja de que una plataforma donde se comunican personas que se consideran a sí mismas patriotas dependa de una empresa rusa. “Abundan las preocupaciones de que el Kremlin ha intentado durante mucho tiempo agitar la política de los Estados Unidos mediante las redes sociales, y el uso de Parler entre la turba durante el ataque al Capitolio ha causado suficiente preocupación como para que lo indague la Agencia Federal de Investigaciones (FBI)”, resumió Forbes.

Y agregó que, “según TAdviser, uno de los clientes de DDoS-Guard es el Ministerio de Defensa ruso”.

AWS dejó a Parler offline luego del asalto al Capitolio el 6 de enero: adujo haber notado “un incremento sostenido de contenidos violentos” y dados “los desafortunados acontecimientos ocurridos esta semana en Washington DC", quiso neutralizar el "riesgo real" de más violencia. (REUTERS/Stephanie Keith)
AWS dejó a Parler offline luego del asalto al Capitolio el 6 de enero: adujo haber notado “un incremento sostenido de contenidos violentos” y dados “los desafortunados acontecimientos ocurridos esta semana en Washington DC", quiso neutralizar el "riesgo real" de más violencia. (REUTERS/Stephanie Keith)

En un comunicado enviado a la publicación, DDoS-Guard defendió su decisión de dar a Parler lo que AWS le había quitado, en la línea de la libertad de expresión y la neutralidad del servicio de hosting: “Hasta ahora Parler no viola ni nuestra Política de Uso Aceptable ni las actuales leyes estadounidenses, hasta donde sabemos. DDoS-Guard se mantiene respetuosa de las normas en los países donde la compañía opera y de ningún modo patrocina organizaciones radiales, extremismo, terrorismo o actividades ilegales”.

Newsweek destacó que Matze proclamó como “inevitable” el regreso de la red libertaria. “Nuestro regreso es inevitable debido al trabajo duro y la persistencia contra viento y marea”, escribió John Matze en su cuenta, que como la de Jack Dorsey, el CEO de Twitter, usa parcamente su nombre de pila: @Jack allí, @John acá. “A pear de las amenazas y el acoso ningún empleado de Parler ha renunciado. Nos acercamos más y nos fortalecemos más como equipo”.

El CEO de Parler, casado con la rusa Alina Mukhutidinova, proclamó como “inevitable” el regreso de la red libertaria, "debido al trabajo duro y la persistencia contra viento y marea”.
El CEO de Parler, casado con la rusa Alina Mukhutidinova, proclamó como “inevitable” el regreso de la red libertaria, "debido al trabajo duro y la persistencia contra viento y marea”.

Marchenko habló con The Guardian sobre los sitios que aloja DDoS-Guard, y explicó que tras el ataque al Capitolio la compañía rusa había cortado los servicios a VanwaTech, la firma detrás de 8kun, que usaba su hosting desde octubre de 2020. Describió su empresa como “un servicio global de seguridad de la información” y explicó que alojan a “miles de sitios”. Reconoció que algunos parecían “dudosos, como QAnon/8chan/8kun”, y agregó que no entiende “de qué se tratan” ni tiene “información sobre sus contenidos o su actividad”.

The Sun citó a Dave Troy, experto en tecnología y fundador de 410Labs, para recordar que Matze tiene un vínculo más estrecho con otras personas de nacionalidad rusa. Conoció a su esposa, oriunda de Kazán, Rusia, en Las Vegas, mientras Mukhutidinova viajaba por los Estados Unidos con una amiga. La madre de la joven, Gulnara Mukhutidinova, habría facilitado las instalaciones oficiales para que se casaran, ya que trabajaría para el gobierno ruso.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: