EEUU: desarrollaron un dispositivo que emplea señales wifi e inteligencia artificial para monitorear de forma remota a pacientes con coronavirus

Permite identificar la frecuencia respiratoria y otros signos vitales. La herramienta busca mejorar los controles y reducir el contacto físico entre paciente y médico, cuando sea posible, para minimizar las chances de contagio

djaimovich@infobae.com
Monitoreo de pacientes con COVID-19 sin contacto

Los médicos y demás personal de salud que tratan a pacientes con coronavirus pueden correr un riesgo más alto que otras personas de contraer este virus por tener una exposición reiterada a ese patógeno. De hecho, según datos del organismo gubernamental Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) más de 9.000 trabajadores de la salud en ese país contrajeron COVID-19, y al menos 27 han muerto por este motivo.

De ahí que tomar precauciones a la hora de tratar pacientes con esta enfermedad sea de extrema vitalidad. Y una vez que el paciente es dado de alta o bien cuando está trascurriendo la enfermedad en su hogar o alguna otra dependencia para tal fin, es fundamental recurrir a la telemedicina para reducir las chances de contagio. En este sentido, desde el Laboratorio de Inteligencia Artificial y Ciencias de la Computación (CSAIL) del MIT se desarrolló un dispositivo que permite hacer monitoreos de la frecuencia respiratoria de los pacientes con COVID-19 de forma remota.

Se trata de un sistema que controla los patrones de respiración, movimiento y sueño del paciente utilizando señales inalámbricas. El gadget, llamado Emerald, es similar a un router wifi grande y se coloca en la pared. Emite señales inalámbricas, que se reflejan en los pacientes. El sistema luego emplea inteligencia artificial para analizar esos datos e inferir la frecuencia respiratoria, los patrones de sueño y el movimiento de la persona.

Este sistema puede ser de utilidad sobre todo para personas que no revisten gravedad y no están internadas en terapia intensiva, cuando, claro está, allí es difícil recurrir en todo momento al monitoreo remoto, y las precauciones, por ende, pasan por el uso de barbijo y demás equipamiento correspondiente para el personal médico.

Emerald es una caja como si fuera la de un router wifi
Emerald es una caja como si fuera la de un router wifi

Emerald es lo suficientemente sensible como para detectar el movimiento del pecho (que se traduce en la frecuencia respiratoria del paciente) y para distinguir los datos que llegan de parte de diferentes personas. Puede indicar cuándo un paciente tiene problemas para respirar y un médico puede acceder a toda esa información de forma remota.

Como ya se mencionó. Emerald es una caja como si fuera la de un router wifi. Las señales emiten 1.000 veces menos radiación que la que genera un celular estándar, según informa el MIT.

Emerald fue desarrollado por la profesora del MIT Dina Katabi y su grupo de investigación en CSAIL y se ha utilizado en varios hospitales en Estados Unidos, entre ellos con una paciente diagnosticada con COVID-19 en el suburbio de Framingham en Boston.

El dispositivo se instaló en la habitación de la paciente en cuestión, lo cual le permitió a su médico tratante evaluar remotamente su progreso teniendo en cuenta distintas métricas vinculadas con la respiración.

Específicamente, los datos de Emerald mostraron que la frecuencia respiratoria inicial de la paciente había bajado de 23 a 18 respiraciones por minuto, mucho más cerca de los parámetros considerados normales en ese caso. El sistema también mostró que la calidad del sueño de la paciente mejoró y que pudo caminar más rápidamente por su departamento mientras se recuperaba.

Emite señales inalámbricas, que se reflejan en los pacientes. El sistema luego emplea inteligencia artificial para analizar esos datos e inferir la frecuencia respiratoria, los patrones de sueño y el movimiento de la persona
Emite señales inalámbricas, que se reflejan en los pacientes. El sistema luego emplea inteligencia artificial para analizar esos datos e inferir la frecuencia respiratoria, los patrones de sueño y el movimiento de la persona

Cuando los médicos tienen que interactuar directamente con los pacientes para realizar exámenes o controlar los signos vitales, cada paso en el camino representa un mayor riesgo de que se infecten”, dijo, según Ipsit Vahia, doctora tratante de la paciente mencionada y docente asistente de psiquiatría en la Facultad de Medicina de Harvard. “Dado que Emerald puede generar datos de salud importantes sin ningún contacto con el paciente, podría minimizar el riesgo de que los médicos y las enfermeras contraigan la enfermedad de sus pacientes”, reflexionó la doctora en el artículo difundido por el MIT.

Emerald también podría ayudar a detectar otros problemas respiratorios que de otra forma pasarían desapercibidos. La doctora Vahia ha usado Emerald con un paciente que sufre de ansiedad y tiene problemas de insomnio. Los datos de Emerald predijeron que el paciente tenía apnea del sueño, lo que se confirmó con pruebas de seguimiento.

Este tipo de dispositivos de detección remota podría ayudar a expandir la capacidad de atención médica en centros de salud. A medida que aumenta la demanda de atención en los hospitales, el uso de tecnología para realizar control remoto de pacientes podría ser de vital importancia para realizar un seguimiento más preciso y remoto de los pacientes que revistan menos gravedad y sigan la recuperación en sus hogares u otras dependencias preparadas a tal fin.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Un informe científico advierte sobre los nuevos síntomas neurológicos que puede provocar el coronavirus

Coronavirus en Argentina: al menos 34 trabajadores de una clínica privada de Balvanera contrajeron la enfermedad

El científico argentino que desde Israel participa en el ensayo clínico de un fármaco contra el COVID-19 : “Esta droga podría frenar el tsunami que provoca el coronavirus en el organismo”