Huawei se encuentra bajo escrutinio de la Justicia estadounidense por violar normas comerciales (Reuters)
Huawei se encuentra bajo escrutinio de la Justicia estadounidense por violar normas comerciales (Reuters)

Estados Unidos decidió este lunes postergar hasta mediados de agosto la prohibición de exportaciones de tecnología al gigante tecnológico chino Huawei, según anunció el Departamento de Comercio norteamericano.

Un documento de esa cartera señala que la postergación fue decidida para que Huawei y sus socios tengan tiempo "para mantener y respaldar las redes y equipos existentes y actualmente en pleno funcionamiento, incluidas las actualizaciones de software".

La medida se extenderá así hasta el próximo 19 de agosto.

Luego de que Google limitara algunos servicios de Android para Huawei, otras compañías de tecnología decidieron poner un fin a sus operaciones con el gigante chino. Entre ellas están Qualcomm, Intel, Broadcom y Xilinx, según publicó Bloomberg.

Infineon Technologies, fabricante alemán de chips, sensores y microcontroladores también habría paralizado la distribución de sus productos -que se utilizan en smartphones-, de acuerdo con el sitio Nikkei.

De todos modos, un vocero de la compañía dijo que la mayoría de los productos que vende a Huawei no está sujetos a las restricciones impuestas por los Estados Unidos. Y remarcó que puede hacer adaptaciones en la cadena de suministro internacional.

Tras el veto de Google, anunciado este domingo, varias firmas tecnológicas cayeron este lunes en Wall Street.

El pasado jueves el Departamento de Comercio de Estados Unidos incluyó en su lista negra de exportación a Huawei y a otras 68 entidades. A raíz de esta medida, la compañía china se ve prácticamente imposibilitada de comprar productos fabricados en los Estados Unidos.

Este domingo, una fuente cercana al asunto confirmó a la agencia Reuters que Google suspendió los negocios con Huawei que requieran la transferencia de productos de hardware y software, excepto los cubiertos por licencias de código abierto.

De esta manera, la empresa china perderá acceso inmediato a las actualizaciones del sistema operativo Android, y la próxima versión de sus móviles al exterior de China tampoco contará con aplicaciones y servicios populares como Google Play Store y Gmail.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: