(Video: Twitter)

Después de que se suscitó el problema de no poder ver bien la batalla de Winterfell, del tercer capítulo de la última temporada de Game Of Thrones, usuarios de redes sociales hicieron una comparativa entre dos televisiones para ver en qué aparato se veía mejor: uno con tecnología LCD y otro con OLED, siendo la segunda la mejor resolución donde se veían las imágenes más nítidas.

En el capítulo titulado "The Long night" muchas de las escenas se veían demasiado oscuras, problema para algunos televidentes, que no podían apreciar la acción. Muchos creían que HBO tuvo que comprimir demasiado el capítulo para evitar el colapso de sus servidores, sin considerar la resolución de las pantallas.

En dicha comparación se puede apreciar la diferencia entre ambas pantallas, razón por la cual Daniel Aguilar, director de comunicaciones de LG, mencionó en entrevista para El Universal que "con tecnología OLED, un televisor no requiere retroiluminación, de ese modo el color de un LED no cambia con el de al lado, no hay una luz que lo esté manchando, y esto brinda contrastes infinitos".

Es por eso que lo sucedido el domingo pasado, con el capítulo en donde se pudo ver la batalla de Winterfell, muestra las capacidades que tiene cada pantalla entre resolución y calidad de color de una televisión con panel OLED.

Así será más fácil reconocer las diferencias entre un televisor con tecnologías anteriores y uno con la capacidad de poder visualizar imágenes nítidas, aunque estén oscuras.

Y a pesar de que el panel puede ayudar a tener una mejor resolución, en los ajustes de cualquier televisión se puede configurar funciones como el brillo y el contraste de manera que no importa si el escenario sea muy oscuro, con este arreglo se podrá disfrutar la serie.

En cuanto a por qué hay mucha oscuridad en el episodio, el director de fotografía del capítulo 3, Fabian Wagner, compartió para la revista Vanity Fair que se basó mucho en la luz natural, en la luz de las velas y del fuego para mantener la esencia de la oscuridad natural.

Desafortunadamente esta oscuridad la exige mucho la televisión.

Las escenas del capítulo no se pudieron ver, ya que las televisiones no tienen la capacidad de luz (Foto: HBO)
Las escenas del capítulo no se pudieron ver, ya que las televisiones no tienen la capacidad de luz (Foto: HBO)

"En años de probar televisores, he aprendido que la oscuridad le resulta más difícil de lidiar a los televisores que a las escenas bien iluminadas. El nivel de negros, que en la mayoría de las televisiones es más un gris oscuro, crea un mejor sentido de contrastes y dimensiones cuando hay escenas a oscuro. Es por ello que los televisores OLED se ven mejor que los televisores LCD", comentó para la revista.

De acuerdo con la página Xataka digital, el panel LCD utilizado en sus televisores es de tipo VA, una "tecnología que se caracteriza por ofrecer un contraste nativo muy alto, un tiempo de respuesta comedido, y también por apenas adolecer de fugas de luz".

Sin embargo, uno de los problemas que hay en este tipo de televisores es que "sus ángulos de visualización son claramente más reducidos que los que nos ofrecen os televisores con panel OLED y LCD IPS", explican el medio.

Aunque Takeshi Ishida, director general de electrónica de consumo de España y Portugal de Sony mencionó a El Mundo que "el mejor panel OLED no es nada si no va acompañado de un procesador gráfico capaz de gestionarlo. Y ahí Sony sigue jugando con cierta ventaja".