(Enviada especial – Las Vegas) En CES 2019 hay muchos stands que presentan aromatizadores conectados de diversas formas. Sin embargo, en Eureka Park, el sector de startups de la feria de tecnología, se destaca un producto francés. Su nombre es Compoz, y es un "compositor" de aromas personalizado y conectado.

Lo creó la empresa francesa Artiris, que recibió un premio a la innovación de CES por el dispositivo. Dicen desde la compañía que es el primero de su tipo.

Se conecta con una app que permite crear una fragancia combinando aceites esenciales. El compositor de aromas ofrece la posibilidad de alojar hasta 5 cápsulas que se mezclarán para proporcionar un aroma ambiental.

Compoz, compositor de aromas
Compoz, compositor de aromas

Los cartuchos con las esencias se introducen en el dispositivo, que los detecta y puede indicar, inclusive, si falta alguna. El producto se presenta luego de 4 años de investigación y prototipos trabajados con perfumistas de París.

Compoz integra wifi y Bluetooth para conectar con la aplicación y poder ser controlado remotamente. Además, es compatible con asistentes como Google Assistant y Alexa.

Los aromas se pueden combinar y programar a la distancia. Es posible, además, elegir la intensidad de la fragancia. Las fórmulas creadas se pueden almacenar e inclusive compartir si otro usuario tuviera el dispositivo.

El dispositivo puede ubicarse en distintas posiciones
El dispositivo puede ubicarse en distintas posiciones

El difusor tiene un círculo de cobre por donde sale el aroma. Hacia finales de 2019 estará disponible en suites de hoteles con los que la compañía ha generado alianzas. A su vez, a principios de 2020 planean comercializarlo para consumidores que quieran tenerlo en su hogar.

Primero, se venderá en Europa y Estados Unidos, y su valor será entre 400 y 800 euros, según el modelo.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: