(Reuters)
(Reuters)

El regulador ruso de medios de comunicación, Roskomnadzor, multó a Google con 500.000 rublos (7.517 dólares) al asegurar que incumplió una ley que obliga a los buscadores de internet a eliminar enlaces de páginas prohibidas en Rusia.

El responsable de la agencia rusa, Alexander Zhárov, explicó que, tras estudiar una carta enviada por la tecnológica de Mountain View (California), en la que el buscador aseguraba estar en cumplimiento de la ley, el organismo concluyó que existen pruebas "irrefutables" de que Google no filtra adecuadamente los contenidos.

"Supervisamos cada resultado de búsqueda y podemos ver que las páginas que aparecen en el registro de materiales prohibidos aún se muestran. Para nosotros esto es una prueba irrefutable de la falta de filtración adecuada", señaló Zhárov a los medios de comunicación.

Por ello el regulador ha impuesto una multa de 500.000 rublos a Google, un importe en la banda baja del máximo que podría haber dictado, que se situaba en 700.000 rublos (10.524 dólares). Además, las autoridades continúan exigiendo al buscador de internet que cumpla la ley, recalcó.

(Reuters)
(Reuters)

La legislación prohíbe difundir información que contenga propaganda de guerra, incitación al odio étnico, racial o religioso; que represente una amenaza para la vida y la salud de los menores de edad o les incite a consumir drogas, tabaco, alcohol, a participar en juegos de azar, dedicarse a la prostitución y el vagabundeo.

También veta páginas que justifiquen el trato cruel a los animales, que nieguen "los valores familiares" o hagan propaganda de "relaciones sexuales no tradicionales".

Por su parte, críticos aseguran que el gobierno de Vladimir Putin usa este marco legal para silenciar contenidos incómodos para su gestión.

En noviembre, se reunieron en Moscú el vicedirector de Roskomnadzor, Vadim Subbotin, con el director de Políticas Públicas y Relaciones Gubernamentales para Europa, Medio Oriente y África de Google, Doron Avni.

Tras la reunión, Subbotin dijo que Google no había mostrado ninguna resistencia a conectarse al sistema federal, pero que existían algunas cuestiones técnicas que la compañía debía resolver antes.

En septiembre, Google se vio presionada a borrar videos del líder opositor Alexei Navalny, político perseguido por el Kremlin, cuando convocaba a nuevas protestas antigubernamentales.

(Con información de EFE y AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: