Alibaba (Reuters)
Alibaba (Reuters)

En julio de este año, el gigante chino del comercio electrónico Alibaba presentó una demo de su primera tienda física conceptual: FashionAI. Abrió sus puertas durante 4 días en Hong Kong, con el objetivo principal de simplificar la experiencia de compra de ropa mediante análisis de big data y aplicación de inteligencia artificial (IA).

"FashionAI refleja nuestro pensamiento respecto de cómo podría ser el futuro de la moda minorista", señaló en un comunicado Zhuoran Zhuang, vicepresidente de la compañía. ¿Cómo imaginan la experiencia?

El acceso a esta tienda de moda, en formato piloto, es a través del smartphone, mediante el escaneo de un código QR. Se asocia con la cuenta del usuario en Taobao, el sitio de ecommerce de moda y belleza de Alibaba.

Luego, se escanea el rostro del posible comprador. Si una prenda le gusta, podrá acercarse a los espejos inteligentes (algo que no es nuevo, la tienda más grande de la marca H&M en Nueva York, posee uno, por ejemplo), para ver su artículo, elegir talle y colores.

Espejo inteligente de la tienda H&M en Times Square, Nueva York
Espejo inteligente de la tienda H&M en Times Square, Nueva York

Estos espejos de pantalla táctil pueden, inclusive, sugerir otras prendas para comprar o agregar otros productos al carrito de compras. Es decir, combina la experiencia de una plataforma ecommerce con la presencia física del usuario en la tienda.

Los productos de FashionAI tienen etiquetas de seguimiento con chips de identificación por radiofrecuencia (RFID), giroscópicos (para detectar si la ropa está siendo tocada, movida o recogida) y tienen conexión Bluetooth.

Un futuro cercano

Los compradores de moda centennials (entre 9 y 17 años) hoy demandan personalización. Y, según un estudio de IBM, el 52% de las mujeres de la generación Z desearían ver herramientas que les permitan, precisamente, tener una experiencia de compra a medida (de sus gustos y talles).

"Las plataformas de comercio electrónico conocen qué artículos y accesorios de moda compraron los consumidores en el pasado, qué están comprando ahora mismo y qué es probable que compren en el futuro. Esto lo logran siguiendo la huella digital de los compradores, las operaciones derivadas de las compras y las búsquedas", señala a Infobae Gabriel Farías Iribarren, profesional argentino de sourcing de moda en Asia.

Continúa: "La IA puede recomendar modelos complementarios, basándose en información sobre los hábitos de compra y navegación anteriores de un determinado cliente, tanto en la web como en las tiendas físicas".

Según Farías Iribarren, a través de este proceso, la IA, ha creado la cadena de abastecimiento de la moda actual. "Tiene tres características  esenciales: es digital, a demanda y está siempre conectada", asegura.

Respecto de nuevas tecnologías, señala que la industria de la moda buscará, cada vez con mayor insistencia y a través de sus inversiones, un uso masivo de la realidad virtual, aumentada y mixta. Será un medio para crear y fortalecer la experiencia de compra en la tienda física.

"La personalización de la moda, tendencia número uno a nivel global, exige producir cerca de los centros de comercialización para elaborar o customizar el producto que el cliente desea y entregárselo en la tienda física o en el omnicanal, en el menor tiempo posible. Este objetivo compartido e ineludible de todas y cada una de las marcas de la moda global está generando la neo-relocalización de la industria", concluye.

Un acercamiento, en BAFWEEK

Experiencias de realidad mixta e inteligencia artificial, en la semana de la moda en Buenos Aires.
Experiencias de realidad mixta e inteligencia artificial, en la semana de la moda en Buenos Aires.

Durante la Buenos Aires Fashion Week que tomó lugar días atrás, en el Centro de Convenciones de Buenos Aires, Microsoft estuvo presente en un espacio interactivo con la moda. Sumó realidad mixta, a través de sus gafas Hololens, e inteligencia artificial.

La compañía y su partner Four Players, presentaron dos soluciones. A partir del análisis de las preferencias y del look de cada visitante, la IA recomendó, por ejemplo, una colección, a medida, de las que se presentaron en el evento.

La IA, presente en BAFWEEK, describiendo looks en el encuentro.
La IA, presente en BAFWEEK, describiendo looks en el encuentro.

"Hay casos muy interesantes para entender lo que la tecnología está generando. Como el de H&M con su intelligent mirror, que está leyendo los patrones, con image learning, e interactúa con el cliente y le da recomendaciones, como por ejemplo, qué descuento puede aplicar para el producto", señala a Infobae Cecilia Cuff, directora de marketing y operaciones de Microsoft Argentina.

"Lo que busca nuestra presencia en BAFWEEK es mostrar que la IA es algo que está hoy, que no es algo que viene o está por venir, no es una experiencia futurista sino que es algo que cualquier marca, en dos semanas, podría estar implementando si lo quisiera. La nube es un gran facilitador para que la IA esté en todos lados", continúa.

Cuff aseguró que la presencia de la compañía en el encuentro de moda, "disparó muchas cosas que no las teníamos en carrera, así que calculo que en los próximos meses vamos a estar avanzando mucho en esta industria en particular".

Las gafas Hololens, presentes en BAFWEEK.
Las gafas Hololens, presentes en BAFWEEK.

En la interacción con la realidad mixta, el usuario podía vestir a una silueta virtual, con distintas prendas a elección. Tanto esta solución como la aplicación de IA se desarrollaron en la plataforma de código abierto Azure, donde se quiso mostrar el potencial de la tecnología para personalizar experiencias.

Otros casos inspiradores:

Everywear

La editora de moda Brandon Holley fundó Everywear, una plataforma de estilismo digital. Dice entender que las mujeres compran de forma diferente que los hombres.

En este sentido, sostiene que el ecommerce fue inventado por hombres y entiende que es necesario repensarlo con una mirada femenina. Así, su plataforma de venta de ropa aplica un criterio editorial a las compras electrónicas.

“Tecnología que piensa como editor/a de moda”, el eslogan de la plataforma EveryWear.
“Tecnología que piensa como editor/a de moda”, el eslogan de la plataforma EveryWear.

La plataforma brinda recomendaciones personalizadas, como una editora de una revista de moda, pero con inteligencia artificial y aprendizaje de máquina.

Everywear utiliza una solución denominada SaaS que predice, entre varias funciones, futuros comportamientos de los compradores online. 

Los usuarios que participen en alguno de los sitios que contiene esta plataforma pueden hacer una lista de prendas básicas que ya tienen. Éstas se convertirán, así, en puntos de datos (data points).  

Ese "estilo básico" del usuario se combinará con un algoritmo que, en base a esas imágenes, "lee" e interpreta el guardarropas del consumidor. Esas preferencias se contrastan con las prendas de la plataforma de ecommerce.

Everywear elige prendas o accesorios de la tienda online que sean compatibles con esas preferencias. Mostrará cómo, por ejemplo, una campera combina con una prenda que el usuario ya tenga.

Everywear ha recopilado más de 2 millones de datos provenientes de los más de 120.000 consumidores que ya utilizaron la plataforma. Con base en Nueva York, la compañía tiene 4 empleadas.

La IA de Tommy 

IBM se asoció con la marca Tommy Hilfiger y estudiantes del Instituto de Tecnología de la Moda (FIT, por sus siglas en inglés) para desarrollar un proyecto llamado Reimagine Retail. El objetivo es mostrar cómo la IA puede dar a los minoristas una ventaja.

 
Tommy Hilfiger suma IA a sus prendas
Tommy Hilfiger suma IA a sus prendas

Así, se le brindó al sistema 15.000 imágenes de productos de la marca, 600.000 imágenes de otras prendas públicamente disponibles y casi 100.000 patrones de sitios de telas.

El análisis de aprendizaje automático le entregó información a la marca sobre colores o texturas que antes no habían imaginado, con el objetivo de crear conceptos de diseño completamente nuevos.  

Colección cognitiva

El diseñador australiano de moda, Jason Grech, desarrolló una colección de 12 vestidos con Watson, la plataforma de IA, para la apertura de la gala de la semana de la moda en Melbourne, el año pasado.

Jasongrech Cognitive Couture es una colección pensada a través de la IA, basándose en análisis de tendencias, para la toma de decisiones al momento del diseño.

Watson predijo tendencias de color, por ejemplo. Es la primera vez en Australia que la IA ha sido utilizada junto a procesos humanos, que involucran el pensamiento creativo y el proceso de diseño.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: