Asistentes como Alexa o Google ¿podrían acompañar a los magos?
Asistentes como Alexa o Google ¿podrían acompañar a los magos?

En 2014, investigadores de la Universidad Queen Mary de Londres desarrollaron una aplicación denominada Phoney, que permitía hacer trucos de naipes con inteligencia artificial (IA). Se basaba en algoritmos que permitían adivinar qué carta se estaba seleccionando, tomando en cuenta los colores de las otras que la rodean.

La app experimental empleaba algoritmos de elevada complejidad, utilizados para resolver problemas en informática. La herramienta adivinaba qué carta elegía la persona, basándose en el color de los naipes que tenía alrededor.

Sin embargo, el truco podía fallar. Howard Williams, su creador, ha indicado que el software tiene un margen de error casi del 20%. Además, para que la app realizara su tarea con éxito, los investigadores recurrieron a un truco propio.

El mazo del video, en realidad, no se baraja. Parece que el mago mezcla los naipes, pero conserva el órden único de cartas. Eso permite que el smartphone descubra la carta elegida.

Los investigadores también consideraron datos estadísticos, respecto de qué naipes es más probable que se seleccionen cuando a las personas se les pide que escojan la carta que más les gusta de un conjunto de cuatro.

Entonces, el truco puede fallar y el software Phoney tiene un 80% de probabilidad de adivinar.

Magia con AI

¿Es posible hacer trucos de magia con inteligencia artificial?
¿Es posible hacer trucos de magia con inteligencia artificial?

En principio, el smartphone puede ser de gran ayuda. "Desde siempre, a medida que la tecnología fue avanzando, los magos fueron aprovechando los nuevos recursos que genera. Hay una frase ya muy citada de Arthur C. Clark -escritor y divulgador científico- que dice ´cualquier tecnología lo suficientemente avanzada es indistinguible de la magia´", expresa a Infobae el ilusionista Maximiliano Giaconia.

Continúa: "Hace poco vi una app que a través de simulaciones, con solo fotografíar una baraja de cartas mezclada y extendida en la mesa, puede decirte por donde tenes que cortar y de qué manera tenes que repartir".

El ilusionista, que prefiere no revelar el nombre de la herramienta, explica que esta app "usa algunas pequeñas trampas del mundo de los jugadores de ventaja". Agrega: "Así, recibe casi cualquier mano de poker para casi cualquier número de jugadores".

En este sentido -el de los aliados tecnológicos-, asistentes como Alexa o Google ¿podrían acompañar a los magos?

"Esto depende de la inventiva de cada mago. La verdad es que, con los asistentes virtuales, no hay mucho al respecto pero hace poco salió publicado en una revista un efecto de magia donde se interactua con Siri y la voz del asistente, luego de la pregunta ´¿Siri, en qué tema está pensando tal persona?´, adivina el tema libremente pensado por el espectador", señala.

Finaliza: "Yo en mi caso uso algún celular prestado para adivinar la clave de acceso y, a veces también, un celular prestado pero para usarlo a modo de calculadora. En mi show no me valgo de ningún recurso tecnológico secreto. Alguna vez usé algo pero no me sentí tan cómodo. Hay algunas cosas que son un poco inestables y terminas no estando tranquilo".

Copperfield y el truco con Twitter

En septiembre de 2015, el mago español Jorge Blass dijo haberle vendido un truco de magia al reconocido David Copperfield. El truco funciona así: el mago elige a una persona del público y la hace loguearse con un iPad en su cuenta de Twitter.

Entre los dos eligen al azar a uno de sus seguidores. Y aparece esa persona real en una caja que previamente está vacía.

David Copperfield y un truco con la actriz Liz Taylor
David Copperfield y un truco con la actriz Liz Taylor

Modelos probabílisticos

Según señala a Infobae, Facundo Carrillo, Investigador del Laboratorio de Inteligencia Artificial de la UBA, "Los modelos mentales del mundo que crea cualquier cerebro son típicamente modelos probabilísticos, tanto el nuestro como el de animales".

Continúa: "Todo el tiempo estamos haciendo aproximaciones e inferencias de los fenómenos que nos rodean sin tener exactamente modelada la cuenta matemáticamente, pues evolutivamente tener la capacidad e inferir cómo se comporta el entorno es útil".

Según Carrillo, todos estos procesos complejos, probablemente, se resuelvan con procesos estadísticos, poco exactos. "Cuando los modelos de IA atacan estas tareas, típicamente también lo hacen a partir de modelos probabilísticos", expresa.

Alan Turing, cita el especialista en IA, fue uno de los fundadores de las ciencias de la computación y propuso un test para decidir si un sistema es inteligente o no. "Se basa, esencialmente, en que una persona no puede distinguir si un comportamiento es producido por una computadora o por un ser humano", dice.

"En algunas tareas particulares, muchos sistemas ya pasan el test de Turing (en el sentido amplio del test) pero sin dudas, frente a la tarea de crear un truco de magia, creo que hoy estamos lejos de que alguna IA lo logre en un ambiente como lo hace un mago profesional hoy en dia (que maneja perfectamente la teoría de la mente). La mente humana modela todavía mucho mejor que la IA otra mente humana", concluye.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: