Las MacBook Pro 2018 cuentan con procesadores de hasta 6 núcleos y 32 GB de memoria y el chip T2 de Apple.
Las MacBook Pro 2018 cuentan con procesadores de hasta 6 núcleos y 32 GB de memoria y el chip T2 de Apple.

Apple lanzó una actualización de macOS High Sierra para solucionar un problema que afectaba el rendimiento de las nuevas MacBook Pro.

Hace unos días el youtuber Dave Lee mostró en un video que, cuando eran sometidas a una intensa carga de trabajo, las nuevas MacBook Pro con procesador Intel Core i9 tenían un rendimiento menor que el de las que vienen con Core i7.

Lo que se mostraba en el video era que el procesador Core i9, al tener que llevar adelante varias tareas complejas se recalentaba y recurría al thermal throttling, que es un mecanismo mediante el cual un procesador o tarjeta gráfica reduce su rendimiento para que la temperatura disminuya.

Se puede decir que el thermal throttling es una respuesta "inteligente" que utilizan los equipos modernos para proteger los circuitos y componentes eléctricos. Cuando aumenta el calor y no se puede disipar lo suficientemente rápido, el rendimiento se reduce para de ese modo bajar el calor.

El punto es que este thermal throttling era muy marcado y hacía que las nuevas MacBook Pro con Core i9 terminarán rindiendo menos (en cuestión de velocidad y capacidad de procesamiento) que las MacBook Pro con Core i7. Al menos eso es lo que buscó demostrar Lee en su popular video que se viralizó con gran rapidez.

Apple dijo que este inconveniente sería fruto de un error en el software y por eso lanzó esta actualización que, de todos modos, se sugiere descargar a todos los usuarios de MacBook Pro.


El comunicado

"Tras exhaustivas pruebas de rendimiento bajo numerosas cargas de trabajo, hemos identificado que hay una llave digital faltante en el firmware que afecta el sistema de administración térmica, el cual podría reducir la velocidad del reloj bajo fuertes cargas térmicas en la nueva MacBook Pro. Pedimos disculpas a cualquier cliente que haya tenido un rendimiento inferior al óptimo en sus nuevos sistemas", se lee en el comunicado.

Cómo descargar la actualización

Para recibir esta nueva versión de macOS High Sierra 10.13.6 hay que ingresar aquí. Se sugiere que la descarguen todos los usuarios que tienen el último modelo de MacBook Pro.

Al parecer, este error afecta el rendimiento no solo de las MacBook Pro de 15 pulgadas con procesador Intel Core i9 de seis núcleos, sino también las que tienen Core i7 y Core i5 de cuatro núcleos.

Los beneficios

Según la compañía, con la actualización se espera que las MacBook Pro de 15 pulgadas sean hasta un 70% más rápida, y la MacBook Pro de 13 pulgadas con Touch Bar lleguen a duplicar su velocidad.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: