Kevin Scott, director de tecnología en Microsoft
Kevin Scott, director de tecnología en Microsoft

El escenario del Microsoft Build, el evento que el gigante tecnológico lleva adelante hasta el 9 de mayo en Seattle, estuvo colmado de las grandes figuras de la empresa, con su CEO Satya Nadella a la cabeza. Sin embargo, una de las definiciones más integrales tuvo lugar días antes del encuentro , en un panel cerrado al público general. Ante la inquietante pregunta de "Facebook y Google, ¿hacen más por los desarrolladores que Microsoft?", la respuesta más interesante fue la de Kevin Scott, el director de tecnología: "Esto no es una competencia. Estamos en uno de los momentos más interesantes de la historia de la tecnología. (…) Por eso, para nosotros es crítico poder empoderar a personas y desarrolladores".

Porque esta nueva era requiere colaboración, códigos abiertos y muchos – pero muchos – desarrolladores, creativos y trabajadores, dispuestos a generar las soluciones que el mundo ansía. Colaborar y competir al mismo tiempo es parte del juego de hoy. Incluso en este mismo momento rivalizan dos eventos, el cierre del Microsoft Build y la inauguración del Google I/O.

Satya Nadella, CEO de Microsoft, durante la apertura del evento Microsoft Build
Satya Nadella, CEO de Microsoft, durante la apertura del evento Microsoft Build

La conferencia de este año vino cargada de anuncios en los que Microsoft mostró sus nuevas propuestas en materia de inteligencia artificial, asistente de voz, servicios en la nube, realidad mixta, computación cuántica, Office, Microsoft 365. Pero con dos ejes sobresalientes: la inteligencia artificial y la computación en los bordes.

La inteligencia artificial, cada vez más presente en nuestro día a día, potenciada con la nube y los dispositivos móviles es lo que permite llevar la computación a los rincones más inesperados: la inteligencia artificial en los bordes.

Ésa es la visión: que todo el poder de las herramientas de las tecnología puedan fluir desde el escritorio o desde la central hacia los dispositivos móviles, hacia aquellos bordes donde a veces ni sabemos que hay una computadora. Un flujo de datos, decisiones y soluciones a nuestra disposición y en cualquiera de los múltiples dispositivos que integrarán cada vez más la vida de las personas, de las organizaciones y de las ciudades.

"La era de la nube inteligente y la ventaja inteligente está sobre nosotros", dijo Nadella. "Estos avances crean oportunidades increíbles para los desarrolladores y también tienen la responsabilidad de garantizar que la tecnología que creamos sea confiable y que beneficie a todos".

Microsoft dejó en claro cuán grande es su nivel de resiliencia y la capacidad de generar otras apuestas. Nuevos vientos que soplan desde la promoción de Satya Nadella al máximo cargo corporativo. El ingeniero nacido en India – de formación enciclopedista y ávido lector – marcó un giro de 180 grados en la cultura corporativa de la empresa (de la competencia feroz, al trabajo colaborativo e integral) y en el rumbo al que se apuesta, en la ambición por seguir siendo una de la empresas líderes en tecnología.

Una demostración del uso de un drone DJI, una de las compañías con las cuales Microsoft hizo una alianza
Una demostración del uso de un drone DJI, una de las compañías con las cuales Microsoft hizo una alianza

Durante la visita de Infobae a las oficinas de Microsoft en Seattle, hace 6 meses, pudimos ser testigos de estas líneas de trabajo que desarrolla la empresa y que forman parte central de su estrategia a futuro.

Otra apuesta fuerte de Microsoft tiene que ver con su compromiso con la accesibilidad. Algo que pregona desde su mismas entrañas (con las facilidad a empleados con hijos con capacidades diferentes) y hacia el mercado: en el desarrollo de juegos y soluciones que permiten a todos beneficiarse del desarrollo tecnológico.

En ese sentido, la compañía anunció un programa de inteligencia artificial para accesibilidad de 5 años, al que destinará 25 millones de dólares. El mismo comprende subvenciones, inversiones en tecnología y experiencia. También incorporará inteligencia artificial para innovaciones de accesibilidad en servicios de nube, basados en el éxito que tuvo IA for Earth.

Otros anuncios importantes:

– Avances en el borde inteligente y la nube inteligente

Cada vez hay más dispositivos inteligentes en hogares y negocios de todo el mundo. Se prevé que habrá más de 20 mil millones en 2020 y su gran ventaja es que posibilitan formas avanzadas de ver, escuchar, razonar y predecir, incluso sin conectividad constante. Eso abre oportunidades para consumidores y para todo tipo de empresas e industrias.

En este rubro, Microsoft dio a conocer una seria de adquisiciones y nuevas alianzas que incluyen, por ejemplo, la asociación con DJI , la compañía de drones más grande del mundo. Juntos desarrollarán posibilidades revolucionarias para la agricultura, la construcción, la seguridad pública, etc. Otra alianza es con Qualcomm para contar con un kit de inteligencia artificial para Azure IoT Edge. Esto va a permitirle a los desarrolladores construir soluciones de Internet de las cosas utilizando cámaras, que son aplicables para uso comercial, seguridad doméstica y aprendizaje automático.

– Desarrollo de datos e inteligencia artificial para una nueva era:

Con la inteligencia artificial como gran estrella, la idea de la compañía es que los desarrolladores puedan usar datos, aprendizaje automático e inteligencia cognitiva, para construir y administrar soluciones ricas en inteligencia artificial que transformen las formas en que las personas trabajan, colaboran y viven.

Rimma Nehme, gerente de Producto de Azure
Rimma Nehme, gerente de Producto de Azure

– Experiencias multi-sensoriales y de dispositivos múltiples:

Microsoft también demostró nuevas capacidades de realidad mixta para permitir experiencias más ricas que van desde la nueva Project Kinect para Azure (que vincula el hardware con Azure AI para capacitar a los desarrolladores en nuevos escenarios para trabajar con inteligencia ambiental), el Microsoft Remote Assist, (para colaborar de forma remota con video llamadas manos libres, intercambio de imágenes y anotaciones de realidad mixta), hasta el  Microsoft Layout (permite diseñar espacios y modelos 3D en contexto con la realidad mixta y que se comparta y edite con los interesados ​​en tiempo real).

Soluciones difíciles de describir en palabras pero que, como pudimos testear en Redmond, suponen un nuevo mundo para el diseño, la construcción, el intercambio de ideas, la educación y un sin fin de aplicaciones que se pueden imaginar y desarrollar.

– Herramientas y experiencias modernas para cualquier plataforma en cualquier idioma:

La empresa tiene como ambición empoderar a los desarrolladores para que creen soluciones con la mirada puesta en la nueva era de la inteligencia artificial en los bordes, a través de Azure, Microsoft 365 y otras plataformas, utilizando los lenguajes y marcos de su elección.

En el evento se hizo una demostración de la integración de Cortana y Alexa
En el evento se hizo una demostración de la integración de Cortana y Alexa

– Cortana y Alexa ahora son amigas:

Microsoft también demostró que su asistente de voz, Cortana, funcionará con Amazon Alexa como "amigas inteligentes". Ambas van a trabajar juntas para lograr un mejor desempeño en más funciones: compras, calendario, agenda o pedir un Uber. Tal como nos comentaron en la visita a Redmond, actualmente se encuentran en versión beta limitada, pero uno puede registrarse para recibir una notificación cuando la integración esté disponible.

Algo queda claro: los cambios en Microsoft también están asociado a un viraje desde los consumidores hacia los negocios. Una estrategia imperativa de una industria altamente competitiva y cambiante donde, como en ninguna otra, rige la nueva ley implacable del "innovar o morir".

Incluso con su apuesta segura, conocida y de confianza (Windows), necesitan estar atentos a los "amienemigos", ya que el G Suite de Google, podría amenazar con "robarse" a la nueva generación de trabajadores.

Microsoft busca mostrar reflejos rápidos, pero también la calma y el aplomo de apostar a un equipo de I+D que es de los más importantes del mundo – en presupuesto y capital humano- . Solo el tiempo dirá cuál de todas estas aventuras fueron las acertadas.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: