El CEO de Intel, Brian Krzanich. (Steve Jennings/Getty Images for TechCrunch)
El CEO de Intel, Brian Krzanich. (Steve Jennings/Getty Images for TechCrunch)

El CEO de Intel, Brian Krzanich, vendió gran parte de sus acciones en la empresa en noviembre. Esto ocurrió meses después de que la empresa fuera informada por Google sobre las vulnerabilidades que afectan a sus procesadores, según publicó Business Insider.

Para ser exactos, Krzanich vendió acciones valuadas en 24 millones de dólares luego de enterarse de estas fallas que, si bien fueron informadas por el gigante de Mountain View en junio, recién se dieron a conocer a nivel masivo ayer.

Las dos grandes amenazas son Meltdown, que en principio solo afectaría a Intel; y Spectre, que no solo repercutiría en los chips producidos por esa compañía sino también en los fabricados por AMD y ARM.

En ambos casos (aunque con algunas diferencias) estos agujeros en la seguridad le permitirían a cualquier atacante acceder a información sensible como contraseñas y otros datos que impactan en el funcionamiento de computadoras, teléfonos y tablets.

Más allá de la gravedad que esto revista para los usuarios, hay otro aspecto que se destaca en la nota de Business Insider: Intel se enteró del problema en junio, a través de un informe de Google, y el 29 de noviembre Krzanich vendió sus acciones en la empresa por 24 millones de dólares.

A raíz de esta venta, el CEO quedó con apenas 250 mil acciones de Intel, que es el mínimo que debe tener en su poder según su acuerdo laboral con la compañía.

Intel aseguró que la venta estaba planificada con anterioridad a que se supiera sobre las vulnerabilidades y que la operación no tiene nada que ver con este tema. Sin embargo, los planes de venta no figuran por escrito hasta mucho después de que se expidiera el informe de Google.

Más allá de las declaraciones oficiales, el hecho de que las acciones se vendieran meses después de obtener los detalles sobre las fallas no deja de llamar la atención.

Luego de que se conociera a nivel masivo este inconveniente, las acciones de Intel tuvieron una baja de 3,4%.

LEA MÁS: