La victoria de Donald Trump sigue dando que hablar. Y no sólo genera discursos, memes, opiniones y manifestaciones, sino que también es una inspiración para desarrollar nuevos productos.

Al menos así lo ve la empresa Caviar, que decidió sacar un versión del iPhone 7 que tiene en la parte trasera, grabado en oro, el rostro de Donald Trump y su famosa frase: "Make America Great Again" (Que Estados Unidos sea grande otra vez).

 

Salvo por esa modificación en su estética, en todo lo otro no difiere de cualquier otro iPhone 7. Es que no es más que uno de esos smartphones con una pequeña (y costosa) modificación en su diseño.

No es la primera vez que la compañía rusa hace algo de este estilo. Ya en 2014, había fabricado una versión del móvil con el rostro de Putin, también grabado en oro. Para ellos fue una expresión de "patriotismo".

"El presidente Vladimir Putin se volvió un símbolo de la nueva generación, con voluntad de hierro, es un líder decisivo. Caviar lo eligió por considerarlo una de las figuras más importantes de nuestros tiempos", dijeron desde la empresa. según reprodujo Business Insider.

La versión de Caviar diseñada para Putin
La versión de Caviar diseñada para Putin

El iPhone con el rostro de Trump cuesta 3.040 dólares, y el de Putin, 3.766 dólares. Como se ve, el smartphone dedicado al presidente de los Estados Unidos es más económico que el que se hizo en honor al líder ruso. También es más barato que el que se fabricó con el rostro del presidente de Azerbaiyán Ilham Aliyev, cotizado en USD 3.858.

Caviar muestra cómo hace sus novedosos diseños
Caviar muestra cómo hace sus novedosos diseños

La compañía tiene la esperanza de que Trump use este smartphone hecho en su honor. "Haremos todo lo posible para llevarle el teléfono al señor Trump", dijeron desde Caviar, según publicó el sitio Lenta.