Revelan que los príncipes William y Harry tuvieron una feroz pelea cara a cara por Meghan Markle

Los hijos de Carlos de Inglaterra solían tener una estrecha relación, pero ahora el vínculo se deterioró y parece irreparable

Los príncipes William y Harry en 2018 (Reuters)
Los príncipes William y Harry en 2018 (Reuters)

Los hijos de Carlos de Inglaterra y Lady Di solían tener un estrecho vínculo hasta que la actriz californiana Meghan Markle apareció a sus vidas. En su nuevo libro, “Battle of Brothers:The Inside Story of a Family in Tumult”, Robert Lacey revela detalles hasta ahora desconocidos sobre la tensa relación entre los príncipes William y Harry.

El veterano escritor y biógrafo real señala que William, de 39 años, y Harry, de 36, comenzaron a tener una relación complicada cuando el duque de Cambridge expresó dudas sobre la relación de su hermano menor con su entonces novia Meghan Markle.

Lacey escribe que aunque el vínculo entre los príncipes se había aliviado en el momento de la boda de Harry y Meghan en mayo de 2018, empeoró nuevamente ese cuando cuando William se enteró que la esposa de su hermano estaba siendo acusada de intimidar a su personal del Palacio de Kensington. Dichas acusaciones fueron filtradas hace unos meses por el diario The Times y negadas después por los duques de Sussex.

“Cuando Harry estalló en furiosa defensa de su esposa, el hermano mayor no aplacó las aguas e insistió en el tema”

Cuando William fue informado sobre las denuncias contra Markle, enfrentó a Harry cara a cara. “El príncipe estaba horrorizado por lo que le acababan de contar sobre el supuesto comportamiento de Meghan, y quería escuchar lo que Harry tenía que decir”, señala Lacey.

“Cuando Harry estalló en furiosa defensa de su esposa, el hermano mayor no aplacó las aguas e insistió en el tema”, se lee en un extracto. “Harry apagó su teléfono enojado, así que William fue a hablar con él personalmente. El enfrentamiento fue feroz”.

“Harry apagó su teléfono enojado, así que William fue a hablar con él personalmente. El enfrentamiento fue feroz”

Finalmente, en el 2019, continúa el escritor en otro pasaje del libro, “William deseaba separarse de Meghan en el día a día, y eso significaba separarse también de su hermano”, lo cual derivó en que William echará a los duques de Sussex del Palacio de Kensington.

“William quería eliminar la ‘agenda subversiva’ de Meghan de las operaciones de la monarquía británica, la cual nunca pareció entender ni respetar. No quería que ni a ella ni Harry estuvieran más a su alrededor”, escribe Lacey en un extracto del libro adelantado por The Times.

Los duques de Sussex abrieron su propia oficina y se mudaron a Windsor. Luego llegaría el llamado “Megxit”, con la partida de Harry y Meghan a los Estados Unidos, alejándose así de la representación institucional de la familia real británica, a principios de 2020.

Los duques de Cambridge y Sussex en 2018 (Reuters)
Los duques de Cambridge y Sussex en 2018 (Reuters)

Lacey también afirma que Kate Middleton había sido “distante con Meghan desde el principio” y que las acusaciones que estaba escuchando del personal respaldaban su reservas iniciales sobre la esposa de Harry. Lacey cita a un miembro del personal del Palacio de Kensington diciendo que “la gente se sintió atropellada” por Meghan y “no sabía cómo manejarla”.

“Meghan se presentó a sí misma como la víctima, pero ella era la maltratadora. Pensaban que era una narcisista y sociópata”, dijo la fuente a Lacey.

Todo este torbellino se desata justo cuando los hermanos se preparan para reencontrarse el 1 de julio en los jardines de Kensington Palace con el fin de develar una estatua que conmemora la vida de su difunta madre, la princesa Diana de Gales.

Se confirmó que Meghan, de 39 años, no acompañará a su esposo a Londres.

Por qué el pequeño Archie no será príncipe

El hijo de Harry, Archie, nunca se convertirá en príncipe bajo el plan de su abuelo para una monarquía reducida. Carlos de Inglaterra planea una profunda reestructuración de la familia real británica cuando llegue al trono (AP)
El hijo de Harry, Archie, nunca se convertirá en príncipe bajo el plan de su abuelo para una monarquía reducida. Carlos de Inglaterra planea una profunda reestructuración de la familia real británica cuando llegue al trono (AP)

Cuando el príncipe Carlos, de 72 años, se convierta en rey limitará el número de miembros oficiales y parece haber tomado la decisión de no otorgar el título de príncipe a su nieto Archie, primer hijo del príncipe Harry y séptimo en la línea sucesoria. El tabloide británico Daily Mail publicó este domingo que el heredero al trono ha comunicado ya su decisión a los duques de Sussex.

El decreto emitido por el rey Jorge V en 1917 limita los títulos de príncipe y princesa a los hijos del o la monarca, sus hijos y el nieto mayor del príncipe de Gales, que en este caso es el príncipe George, hijo del príncipe William.

El príncipe George recibió el título automáticamente, mientras que la princesa Charlotte y el príncipe Louis recibieron sus títulos gracias a la reina Isabel II, quien emitió una nueva patente a tal efecto en 2013. Cuando Carlos suba al trono, Archie, el hijo mayor de Harry, merecería esa distinción, con lo cual vendrían privilegios como una asignación del presupuesto de la corona y seguridad por parte del Estado.

Sin embargo, desde hace años se viene hablando de la intención que tiene el futuro rey de reducir al mínimo el tamaño de la familia real, convencido de que los ciudadanos no están dispuestos a pagar por una monarquía superpoblada de integrantes.“Carlos nunca ha ocultado el hecho de que quiere una monarquía reducida cuando se convierta en rey”, señaló una fuente real al periódico.

De tal modo, la familia real estaría oficialmente compuesta solo por el monarca, los herederos directos al trono y los parientes inmediatos de estos.

Los Sussex ya expresaron públicamente, en la polémica entrevista que concedieron a Oprah Winfrey, su sorpresa de que Archie no fuera príncipe. Hasta ese momento se había pensado que ellos habían sido quienes habían renunciado a esta posibilidad.

“Harry y Meghan fueron notificados de que Archie nunca será príncipe, incluso cuando Carlos sea coronado rey”, le dijo al diario una fuente relacionada con la pareja. Otras personas con información privilegiada le aseguraron a la publicación que esto dejó a los Sussex furiosos.

Lilibet, la hija recién nacida de los Sussex, tampoco recibiría el título de princesa.

SEGUIR LEYENDO: