“Eres libre de irte a casa”: el príncipe Harry recibe duras críticas tras cuestionar la Primera Enmienda de la Constitución de EEUU

El duque de Sussex fue cuestionado por diversas personalidades de la política y los medios

Los duques de Sussex decidieron abandonar sus funciones reales e irse a vivir a California (Reuters)
Los duques de Sussex decidieron abandonar sus funciones reales e irse a vivir a California (Reuters)

El príncipe Harry ha recibido duras críticas luego de calificar la Primera Enmienda de la Constitución de EEUU como una “locura”, aunque admitió que no la entiende completamente. Su comentario generó un aluvión de críticas en el país que eligió para vivir con su hijo y su esposa, Meghan Markle, tras renunciar a sus deberes reales en marzo del año pasado.

La Primera Enmienda de la Constitución protege el derecho a las libertades de culto y expresión, incluyendo la libertad de prensa y el derecho a las protestas pacíficas.

El duque de Sussex, de 36 años, hizo los comentarios mientras conversaba con el actor estadounidense Dax Shepard en el podcast “The Armchair Expert”, en donde también habló sobre su relación con su padre, el príncipe Carlos, y de su vida en la familia real británica.

“No quiero comenzar a hablar sobre la Primera Enmienda porque ese es un tema inmenso, que no entiendo porque he estado aquí tan poco tiempo, pero uno puede encontrar un resquicio a todo. Uno puede capitalizar o explotar lo que no está dicho en vez de ratificar lo establecido”, sostuvo el príncipe Harry “Hay tantas cosas que quiero decir sobre la Primera Enmienda tal como la entiendo, pero es una locura”, concluyó.

Pese a que Harry dijo que no sabía muy bien de lo que estaba hablando, su torpeza al hablar en público de cuestiones políticas lo metió en problemas. Sus detractores lo acribillaron en las redes sociales tanto en Estados Unidos como en el Reino Unido.

El príncipe Harry tacha de "locura" la Primera Enmienda de la Constitución de EEUU, y recibe una ola de críticas (Reuters)
El príncipe Harry tacha de "locura" la Primera Enmienda de la Constitución de EEUU, y recibe una ola de críticas (Reuters)

“Encantado de que él pueda decir eso”, comentó Ted Cruz, senador republicano. A su vez, Nigel Farage, político británico y uno de los promotores del Brexit, tuiteó: “El hecho de que el príncipe Harry condene la Primera Enmienda de la Constitución de EEUU demuestra que ha perdido el rumbo. Pronto no será bienvenido en ninguno de los lados del Atlántico”

El periodista de Fox News Sean Hannity llamó al príncipe Harry un “dolor en el trasero” por criticar la Primera Enmienda, y le dijo que es “libre de irse a casa”.

“Es la misma Primera Enmienda lo que les permitió destrozar a su propia familia en la entrevista de Oprah Winfrey. También les permitió acusar a tu familia de racismo”, dijo Hannity ante las cámaras. “Por cierto, eres libre de irte a casa, hacer las paces en el Palacio con las personas que tú y tu esposa lastimaron profundamente”, dijo el presentador.


Infobae


La periodista Megyn Kelly, que trabajó en Fox News de 2004 a 2017, también cargó contra Harry en las redes. “Mejor permanecer callado y que crean que eres tonto que hablar y que no quede ninguna duda (De Lincoln o de Twain o de alguien más listo que el príncipe Harry)”.

Monica Crowley, ex subsecretaria de Tesoro del país norteamericano, también comentó la noticia, subrayando que “el príncipe Harry es insoportable”. Después de que sus comentarios se volvieran virales, el congresista republicano de Texas, Dan Crenshaw, tuiteó: “Bueno, acabo de duplicar el tamaño de mi fiesta del Día de la Independencia”.

El príncipe Harry sacudió a la monarquía hace un año cuando él y su esposa, la ex actriz estadounidense Meghan Markle de 39 años de edad, decidieron abandonar sus funciones reales e irse a vivir a California, donde compraron una mansión de USD 14 millones.

No quiero este trabajo, no quiero estar aquí y no quiero estar haciendo esto. Mira lo que le hicieron a mi mamá”, expresó el duque de Sussex en dicho podcast.

Harry, sexto en la sucesión al trono, también aseguró que el “dolor y sufrimiento” que le afectaron durante su infancia y adolescencia fueron consecuencia del trato que recibió de su padre, el príncipe Carlos, de quien a su vez dijo que “lo trató de la manera en que él mismo fue tratado” por sus padres, la reina Isabel II y el duque de Edimburgo. Estas últimas declaraciones cayeron muy mal y desde el interior del Palacio de Buckingham dicen que es hora que los duques de Sussex renuncien a sus títulos reales.

SEGUIR LEYENDO: