El pedido especial que hizo William a la familia real que deja al descubierto la tensión con Harry

El duque de Cambridge no quería estar al lado de su hermano y le pidió a su primo que se interpusiera entre ellos durante el funeral televisado de su abuelo, el duque de Edimburgo, que fue seguido por más de 10 millones de británicos

La familia real durante la procesión fúnebre del príncipe Felipe en la castillo de Windsor (Reuters)
La familia real durante la procesión fúnebre del príncipe Felipe en la castillo de Windsor (Reuters)

El príncipe William pidió a su primo Peter Phillips que se interpusiera entre él y Harry durante la procesión fúnebre del príncipe Felipe, afirmó este domingo un medio británico.

Ambos fueron separados por el hijo de la princesa Ana mientras caminaban detrás del ataúd del duque de Edimburgo mientras se dirigía a la capilla de San Jorge en Windsor el sábado.

Fue el propio William, segundo en la línea de sucesión al trono, quien pidió a la reina Isabel II que interviniera entre él y su hermano menor, Harry, para que no se los viera uno al lado del otro durante el cortejo fúnebre de su abuelo, quien falleció el 9 de abril a los 99 años.

El hijo varón de la princesa Ana, hermana de Carlos, entonces acató el pedido de su primo para evitarles a los hermanos un momento incómodo durante el evento televisado.

El príncipe Harry y su hermano Willian fueron separados durante el cortejo fúnebre del duque de Edimburgo (AP)
El príncipe Harry y su hermano Willian fueron separados durante el cortejo fúnebre del duque de Edimburgo (AP)

Era la primera vez que William y Harry aparecían juntos en público desde que el duque de Sussex se mudó a Los Ángeles con su esposa Meghan Markle y su hijo Archie, y tras la polémico entrevista que ofreció el matrimonio a Oprah Winfrey.

De acuerdo a las imágenes difundidas en diversos medios sí hubo un acercamiento entre los hermanos y Kate Middleton pero ocurrió luego del servicio religioso.

De acuerdo al tabloide británico Daily Mail, Harry recibió un frío recibimiento por gran parte de su familia desde que llegó a Gran Bretaña hace una semana y se aisló en Frogmore Cottage, la casa que Isabel II les dio a él y a Meghan como regalo de bodas.

Después del servicio fúnebre, las cámaras de televisión captaron al príncipe William y al príncipe Harry saliendo juntos y charlando (Reuters)
Después del servicio fúnebre, las cámaras de televisión captaron al príncipe William y al príncipe Harry saliendo juntos y charlando (Reuters)

La princesa Anne, el príncipe Eduardo y su esposa Sophie de Wessex no hablaron con Harry antes o durante el servicio del domingo, indicó el citado medio. “Irónicamente, el único que ha expresado simpatía hacia él es el príncipe Andrés”, dijo la fuente al Daily Mail. “Él sabe por Sarah Ferguson, y ahora de primera mano, cómo se siente ser un extraño”, agregó.

En lo que respecta a los demás, hay un profundo sentido de protección hacia la reina Isabel II y resentimiento hacia Harry. Hay poca simpatía por él después de lo que él y Meghan acusaran a los miembros de la realeza de racismo institucional durante la explosiva entrevista de 90 minutos con Oprah el mes pasado y afirmaran que un integrante de la familia, no la reina ni el príncipe Felipe, cuestionó de qué color sería la piel de su hijo Archie.

“Todavía están muy molestos”, agregó la fuente. “Formaron un frente unido para proteger a Su Majestad. Todos piensan que se ha comportado de manera espantosa”.

En la capilla de San Jorge fueron sentados uno frente al otro. William con Kate y Harry solo a pocos metros del príncipe Andrés. Al finalizar el servicio fueron vistos hablando mientras caminaban de regreso al castillo, y Kate dio un paso atrás para dejarlos solos.

Horas antes del funeral, la reina de Inglaterra ordenó que ningún miembro de la realeza usara uniforme militar para evitar humillar a su hijo, el príncipe Andrés, así como al príncipe Harry que fue despojado de sus títulos tras el llamado Megxit.

El príncipe William y la duques de Cambridge en el funeral del duque de Edimburgo en la capilla de San Jorge en el castillo de Windsor (Reuters)
El príncipe William y la duques de Cambridge en el funeral del duque de Edimburgo en la capilla de San Jorge en el castillo de Windsor (Reuters)

Meghan Markle, embarazada de su segundo hijo, fue una de las grandes ausentes en el funeral del duque de Edimburgo. Se quedó en Los Ángeles con Archie, pero esto no ha impedido que acompañara a la distancia a su marido y al resto de la familia real.

Markle envió una corona de flores con una nota escrita a mano, indicaron medios locales.

Se espera que el príncipe Harry regrese a casa el lunes. No quiere dejar a su esposa embarazada y a su hijo, Archie, solos durante demasiado tiempo. A Markle, que espera a su hija a principios del verano boreal, se le prohibió acompañarlo por prescripción médica.

SEGUIR LEYENDO: