De instructora de yoga a directora financiera: el nuevo trabajo de la madre de Meghan Markle que trajo polémica

Doria Ragland (64) gana protagonismo en los Estados Unidos desde la llegada de los Duques. Ahora pasó de ser profesora de yoga a directora ejecutiva de una empresa que se dedica al cuidado de personas mayores.

 Doria Ragland fue nombrada  la directora ejecutiva de Loving Kindness, una empresa con sede en Beverly Hills que se dedica al cuidado de personas mayores.
Doria Ragland fue nombrada la directora ejecutiva de Loving Kindness, una empresa con sede en Beverly Hills que se dedica al cuidado de personas mayores.

Desde que Meghan Markle llegó a la realeza, convirtiéndose en la esposa del príncipe Harry y luego Duquesa de Sussex el entorno de familiar de la ex actriz de Suits vivió importantes cambios de vida. Doria Ragland, la madre de Meghan de 64 años, fue una de las integrantes en experimentar ese cimbronazo en sus días.

Los Duques se mudaron a los Estados Unidos en marzo de este año para iniciar su vida lejos de las obligaciones de la corona. Para eso debieron renunciar a los privilegios otorgados por la la casa real. En estos meses residiendo en Los Ángeles, compraron una mansión en Santa Barbara, e impulsaron proyectos laborales con importantes empresas audiovisuales como Netflix.

En medio de la pandemia -sin toda la ayuda de servicio que estaban acostumbrados- los papás de Archie se vieron en apuros. De esta manera, optaron sumar un nuevo miembro a su mansión.

Según la revista Us Weekly, la duquesa de Sussex llevó a su hogar a su madre, posiblemente para que la ayude con la crianza de Archie. “Doria Ragland continúa viviendo con Meghan, Harry y Archie. Este ha sido el mayor tiempo que ha pasado con su nieto desde que nació”.

Desde Meghan se mudó a los Estados Unidos, madre e hija, afianzaron el vínculo
Desde Meghan se mudó a los Estados Unidos, madre e hija, afianzaron el vínculo

Pero ahora, la ex instructora de yoga es la nueva la directora ejecutiva de Loving Kindness, una empresa de Beverly Hills que se dedica al cuidado de personas mayores. También ha sido nombrada directora financiera y secretaria de la institución. Este llamativo ascenso ha sido fuertemente criticado por algunos que sugieren que Meghan podría haber ayudado a su madre a conseguir el nuevo puesto.

Sin embargo, hace tiempo que Doria esta en plena reconversión profesional. En marzo renunció a su puesto de trabajadora social en una clínica de salud mental, para hacer joyas artesanales en una comunidad de Los Ángeles. Siguió como profesora de yoga, impartiendo clases en el Santa Monica College, que cuestan entre 33 y 39 dólares.

La propia duquesa de Sussex la definió en más de una entrevista como “una terapeuta clínica de espíritu libre”. En tanto el príncipe Harry la describió a su suegra en una de las biografía de la universidad en la que impartía clases: “Doria Ragland es una artista local que ha estado diseñando joyas y ropa durante más de diez años. Ha participado en algunas de las mejores exposiciones de arte del país y ha recibido premios por sus diseños. Le encanta enseñar y cree en llevar joyas hechas a mano”.

Esa actividad debió quedar en suspenso debido a las restricciones sanitarias de la pandemia, por eso se estima que se vio obligada a buscar otro desafío laboral.

Doria trabajó artesana, instructora de yoga y asistente social en un a clínica de salud mental
Doria trabajó artesana, instructora de yoga y asistente social en un a clínica de salud mental

Rick Genow, abogado de los Duques de Sussex y representante de estrellas del cine. se habría encargado de todas las gestiones laborales, según informó el diario Express, sumando aún más controversia al asunto.

Luego de la mala experiencia en el Reino Unido, Meghan, fortaleció sus lazos con su madre. Retomaron la cotidianidad y los compromisos sociales.

Doria Ragland, la madre de la duquesa de Sussex, fue la única de la familia en ir a la boda real (AFP)
Doria Ragland, la madre de la duquesa de Sussex, fue la única de la familia en ir a la boda real (AFP)

Doria Ragland era maquilladora de la serie Hospital General cuando conoció a Thomas Markle, el padre de Meghan, que trabajaba como director de iluminación. Se separaron cuando su hija cumplió seis años, y desde entonces el vínculo fue bastante conflictivo, incluso con los medios hermanos de la ex actriz. El día de la boda real, Thomas, fue desinvitado días antes al enlace con la excusa de haber tenido un infarto. Ningún otro familiar fue al evento. Y Mark tampoco conoce a su nieto, Archie. Mientras, la abuela Doria está muy cerca de la familia y ayuda en la crianza del pequeño. O por lo menos lo hacía hasta este nuevo cargo ejecutivo que, definitivamente, le quitará tiempo en familia.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

“Keeping up with the Sussexes”: duras críticas a Meghan Markle y el príncipe Harry por su proyecto de reality show



MAS NOTICIAS