Las 14 revelaciones más explosivas de la biografía no autorizada de Meghan Markle y el príncipe Harry

"Finding Freedom" salió a la venta este martes pero desde hace semanas está dando de que hablar por la información hasta ahora desconocida de la vida de los duques de Sussex como miembros de la familia real británica

Meghan Markle, duquesa de Sussex, junto al príncipe Harry (REUTERS/Hannah McKay/Archivo)
Meghan Markle, duquesa de Sussex, junto al príncipe Harry (REUTERS/Hannah McKay/Archivo)

El libro “Finding Freedom: Harry and Meghan and the Making of a Modern Royal Family” es una inquietante biografía no autorizada de la pareja que abandonó la realeza a principios de este año. El duque, de 35 años, y la duquesa de Sussex, de 39, aclararon que no fueron entrevistados para el libro y no contribuyeron a la historia de los autores Omid Scobie y Carolyn Durand, que proporciona un alto nivel de detalles personales y un relato dramático de los hechos que condujeron a la partida de los Sussex de la vida real.

Su equipo emitió una declaración en la que niegan haber participado del libro. Sin embargo, la publicación está repleta de una gran cantidad de detalles de su vida privada e información detrás de escena, que deja en evidencia que muchos los datos fueron otorgados por personas muy cercanas al matrimonio, que hoy reside en Los Ángeles con su hijo Archie, de un año.

Amor a primera vista

La cita a ciegas de Meghan y Harry fue gracias a un amigo en común y tuvo lugar en Dean Street Townhouse en el barrio Soho de Londres. Una fuente les dijo a Scobie y Durand que el futuro duque y la duquesa de Sussex conversaron durante casi tres horas. La noche terminó con cada uno yendo por caminos separados sin un beso.

El príncipe Harry y Meghan Markle en una de sus primeras citas en Londres tras conocerse su relación
El príncipe Harry y Meghan Markle en una de sus primeras citas en Londres tras conocerse su relación

“Casi de inmediato estuvieron casi obsesionados el uno con el otro”, dijo un amigo a los autores. “Era como si Harry estuviera en trance”.

Regresaron al mismo lugar para cenar la noche siguiente y fueron atendidos por un miembro del personal para garantizar la privacidad. “Harry sabía que estarían juntos en ese momento”, dijo el amigo. “Ella estaba marcando todos los casilleros”.

Poco después de la primera cita de la pareja en Londres, Meghan comenzó a seguir la cuenta @SpikeyMau5 en Instagram. Resulta que este era el perfil secreto de Harry. El nombre combina su apodo “Spike” con uno de sus DJ favoritos, Deadmau5.

Meghan Markle en Toronto, Canadá. La actriz vivió allí por las grabaciones de "Suits", la serie que protagonizaba y que tuvo que abandonar tras su compromiso con Harry en noviembre de 2017 (The Grosby Group)
Meghan Markle en Toronto, Canadá. La actriz vivió allí por las grabaciones de "Suits", la serie que protagonizaba y que tuvo que abandonar tras su compromiso con Harry en noviembre de 2017 (The Grosby Group)

¿Quién dijo “te amo” primero? Tres meses después de su relación, que incluyó citas secretas y viajes a la casa de Meghan en Toronto, el príncipe Harry fue el primero en decirle a Meghan “te amo”. Ella respondió de inmediato: “Yo también te amo”.

En los primeros días de su romance con el príncipe Harry, Meghan fue fotografiada con una cadena de oro con las iniciales “H” y “M”. En el nuevo libro, los autores afirman que el accesorio generó molestia en Buckingham ya que ese momento la relación no era oficial. “Se le advirtió que llevar un collar así sólo servía para animar a los fotógrafos a seguir buscando esas imágenes y nuevos títulos”.

En los primeros días de su relación, Meghan y Harry viajaron a Botswana para una escapada romántica. A pesar de tener un alojamiento de lujo, pasaron cinco días del viaje “solos”. De acuerdo a la publicación, la ahora duquesa empacó muy poca ropa y “se limpió la cara con toallitas húmedas para bebés y deambulaba feliz por los bosques si necesitaba ir al baño”. Fue durante este tiempo que Harry se dio cuenta de que Meghan tenía los pies en la tierra.

Cuando Meghan conoció a William y Kate Middleton

Meghan Markle y Kate Middleton durante un evento en 2017. Fue unos de los pocos compromisos en los que se lo pudo ver juntos a los dos matrimonios (AFP)
Meghan Markle y Kate Middleton durante un evento en 2017. Fue unos de los pocos compromisos en los que se lo pudo ver juntos a los dos matrimonios (AFP)

La actriz estaba lista para ser “interrogada” por su futuro cuñado; sin embargo, según el libro, William estaba entusiasmada por conocer a Meghan. “Estaba ansioso por conocer a la chica que puso esa sonrisa tonta en el rostro de mi hermano”, dijo una persona cercana al futuro rey. Kate y Meghan se conocieron durante una visita al Palacio de Kensington, la residencia oficial de los duques de Cambridge. Todo comenzó bien entre ellos gracias un regalo de cumpleaños que Meghan le dio a Kate, una libreta Smythson de cuero suave y por su adoración por la princesa Charlotte, la hija del medio de Kate y William.

El comunicado de la discordia

Harry y Meghan Markle en los jardines de Kensington Palace al anunciar su compromiso en noviembre de 2017 (Reuters)
Harry y Meghan Markle en los jardines de Kensington Palace al anunciar su compromiso en noviembre de 2017 (Reuters)

En 2017, el príncipe Harry emitió una declaración personal poco común en la que confirmaba que estaba saliendo con Meghan y defendió a su novia de los ataques racistas y sexistas que ella estaba sufriendo desde que se reveló su relación. Harry insistió en publicarlo a pesar de que su padre, el príncipe Carlos, estaba en un viaje oficial a Bahréin. El sucesor al trono se enteró de la declaración solo 20 minutos antes de su publicación. El accionar de Harry generó tensión ya que no contó con el visto bueno ni el permiso de la reina Isabel II y del núcleo duro de Windsor.

“Esa chica”

Harry en su boda con su hermano William (Shutterstock)
Harry en su boda con su hermano William (Shutterstock)

El príncipe William advirtió a su hermano menor que no se moviera demasiado rápido en su relación con Meghan, generando una profunda brecha entre los dos. Un consejo que Harry no tomó nada bien y generó tensión entre los hijos de Lady Di y el príncipe Carlos.

“Como William no sabía mucho sobre Meghan, quería asegurarse de que Harry no se llevara por la lujuria”, señalan los autores del libro. “No sientas que necesitas apresurar esto”, le dijo William a Harry, según fuentes de “Finding Freedom”. “Tómate todo el tiempo que necesites para conocer a esta chica” y, según los informes, el príncipe Harry se ofendió cuando William llamó a Meghan “esta chica”. “Harry estaba enojado”, dijo otro informante. “Algunos sintieron que era una reacción exagerada”. La mala relación ellos se oficializó con la salida de los duques de Sussex de la familia real británica a principios de este año.

La boda de Pippa Middleton

Meghan Markle no participó del enlace de Pippa Middleton el 20 de mayo de 2017 (AFP)
Meghan Markle no participó del enlace de Pippa Middleton el 20 de mayo de 2017 (AFP)

Cuando la hermana menor de Kate se casó en mayo de 2017, el príncipe Harry planeó llevar a Meghan como su cita; incluso ella había elegido un atuendo y un sombrero de Philip Treacy especialmente para la ocasión. Sin embargo, después de un articulo sensacionalista que comparaba los traseros de Pippa Middleton y Meghan, se decidió que Meghan se saltaría la ceremonia religiosa. Sin embargo, asistió en silencio a la recepción. Un dato desconocido hasta la publicación de “Finding Freedom”.

El “Tiaragate” en la boda de Meghan

El príncipe Harry y Meghan Markle se casaron en Windsor el 19 de mayo de 2018
El príncipe Harry y Meghan Markle se casaron en Windsor el 19 de mayo de 2018

Entre las revelaciones del libro se encuentra la frustración de Harry al lidiar con Angela Kelly, la asesora de imagen de la reina Isabel II. Scobie y Durand escriben que Harry sintió que Kelly se estaba demorando en ayudar a Meghan a obtener acceso a la tiara elegida para una prueba de peinado antes del gran día del 19 de mayo de 2018. Varios tabloides del Reino Unido habían informado previamente que Isabel II había rechazado la primera elección de tiara de Meghan. “Finding Freedom” informa que, de hecho, no hubo desacuerdos entre Meghan y Su Majestad sobre el accesorio elegido para ese gran día. Más bien, el conflicto existió entre Harry y Kelly.

Una foto familiar que fue una “pesadilla”

La foto del príncipe Carlos con su esposa, hijos y nietos (Reuters)
La foto del príncipe Carlos con su esposa, hijos y nietos (Reuters)

Los retratos del príncipe Carlos con su esposa, dos hijos, nueras y nietos fueron publicados por su 70 cumpleaños en 2018, pero de acuerdo a la publicación el príncipe William y el príncipe Harry no estaban emocionados de reunirse para la sesión de fotos. Una fuente calificó la planificación de la producción como “una absoluta pesadilla”. “Ni William ni Harry hicieron un gran esfuerzo para estar disponibles”.

La niñera de Archie

Harry con su esposa e hijo Archie, nacido en mayo de 2019, durante una visita oficial a Sudáfrica en septiembre pasado (Reuters)
Harry con su esposa e hijo Archie, nacido en mayo de 2019, durante una visita oficial a Sudáfrica en septiembre pasado (Reuters)

Meghan y el príncipe Harry contrataron a una niñera nocturna, a quien despidieron durante su segunda noche en el trabajo por “ser poco profesional e irresponsable”, afirma el libro. A pesar de la mala experiencia, los duques decidieron probar con otra niñera, sin embargo la primera experiencia los había dejado demasiado nerviosos. Al final, la pareja decidió hacerse cargo de cuidar a su bebé a la noche y contratar a una ayudante durante el día.

Meghan se sometió a un duro entrenamiento

Meghan Markle y el príncipe Harry (Shutterstock)
Meghan Markle y el príncipe Harry (Shutterstock)

Después de que su relación se hizo pública, Meghan recibió una “gran cantidad de amenazas”, afirma el libro. Por lo tanto, tomó dos días de entrenamiento por parte del cuerpo de ejército de fuerzas especiales, que le pareció “intenso y aterrador”.

“El entrenamiento, que todos los miembros de alto rango de la familia real, excepto la reina, han completado en la sede de SAS en Hereford, es una preparación para todos los escenarios de seguridad de alto riesgo, incluidos secuestros, situaciones de rehenes y ataques terroristas”, explican en la publicación.

Los autores describen cómo la duquesa fue “metida en la parte trasera de un automóvil” por un un hombre que actuó como terrorista y conducida a un lugar antes de que los agentes la salvaran. Además de esto, Meghan también recibió capacitación para prepararse para una nueva vida como miembro de la realeza, al igual que la duquesa de Cambridge. La californiana recibió una serie de instrucciones que cubrían todo, desde cómo salir con más elegancia de su auto con chófer hasta el tratamiento que tenía que dar a los altos miembros de la familia.

Un paquete sospechoso para Meghan en Kensington

Los duques de Sussex en una visita oficial a Australia en 2018
Los duques de Sussex en una visita oficial a Australia en 2018

Durante su tiempo en la familia real, Meghan fue objeto de una serie de amenazas racistas, incluido un incidente aterrador en el que se envió una carta llena de polvo blanco al Palacio de Kensington, afirma el libro. Los autores escriben: “Los especialistas en seguridad del Palacio de Kensington interceptaron una carta dirigida a la pareja. Si bien al principio se parecía mucho a cualquier otro correo recibido en la concurrida sala de correo de Clarence House, tenía un escrito racista y un polvo blanco no identificado”. El material, que se temía que fuera ántrax, resultó ser inofensivo. “La noche del incidente, sin embargo, Meghan apenas durmió, y luego admitió a un amigo que le preocupaba que el incidente fuera su ‘nueva normalidad’”.

Hackers rusos robaron cientos de fotos personales de Harry y Meghan

El príncipe Harry de Inglaterra, (D) y su esposa Meghan Markle (I), duques de Sussex, abandonan el castillo en Windsor el 19 de mayo de 2018 para festejar su enlace en una recepción nocturna en Frogmore House (AFP)
El príncipe Harry de Inglaterra, (D) y su esposa Meghan Markle (I), duques de Sussex, abandonan el castillo en Windsor el 19 de mayo de 2018 para festejar su enlace en una recepción nocturna en Frogmore House (AFP)

Un grupo de hackers rusos robaron cientos de fotos personales del príncipe Harry y Meghan Markle, incluidas instantáneas de la reina Isabel II en su boda en el castillo de Windsor en mayo de 2018, en una violación masiva de seguridad a los sistemas de la casa real británica, según la explosiva biografía “Finding Freedom”

Una fuente les dijo a los autores que la filtración de datos fue una “llamada de atención” para la pareja después de que los piratas informáticos atacaran la computadora del fotógrafo Alexi Lubomirski en septiembre de 2018, luego de obtener acceso a una cuenta en línea configurada para guardar fotos de la boda. Entre las robadas había fotos personales de Harry, Meghan y la reina tomadas en su boda, algunas de las cuales se filtraron en línea.

Harry pensó que el personal de William lo estaba perjudicando

Los duques de Sussex y Cambridge en el balcón de Buckingham Palace (REUTERS)
Los duques de Sussex y Cambridge en el balcón de Buckingham Palace (REUTERS)

Omid y Durand confirman meses de especulaciones sobre una ruptura entre los hijos del príncipe Carlos y la fallecida Diana de Gales. Además de detallar el hecho de que Harry creía que William estaba siendo “snob” y estaba enojado con su hermano por llamar a Meghan “esta chica”, hubo preocupaciones más graves sobre el personal del duques de Cambridge.

“Harry estaba molesto porque gran parte de la información que se reportaba era incorrecta. Hubo momentos en los que sintió que las personas que trabajaba con su hermano había hecho cosas para que William se viera bien, incluso si eso significaba tirar a Harry debajo del autobús. Fue un momento confuso, y su cabeza estaba por todos lados, no sabía a quién o qué creer, y él y William tampoco estaban hablando lo suficiente, lo que empeoró todo”.

Isabel II apoyaba y confiaba en Meghan

Isabel II con Meghan Markle durante un evento oficial (Shutterstock)
Isabel II con Meghan Markle durante un evento oficial (Shutterstock)

Fueron muchas las noticias en los meses desde que Meghan y Harry renunciaron sobre el malestar y la decepción de la reina por su decisión. Sin embargo, el nuevo libro también detalla cómo se sentía la monarca por Meghan antes de eso, durante sus primeros días en la familia real. Ellas emprendieron su primer compromiso conjunto en Chester en junio de 2018, solo unas semanas después de la boda real, que fue un gran éxito. A pesar de algunos contratiempos que demostraron que, comprensiblemente, Meghan todavía tenía bastante que aprender, incluido un momento un poco incómodo cuando la duquesa preguntó quién debería subir al automóvil primero, la estadounidense le demostró a la reina que quería cumplir con honor su nuevo rol.

Scobie y Durand escriben: “La reina fue maravillosa, cálida y generosa con la nueva duquesa. La hizo sentir como en casa porque era su primer viaje”. Además, la monarca le prestó a Meghan un hermoso par de aretes, para conmemorar el día especial. “Meghan fue una ávida aprendiz que estudiaba todo lo que podía sobre el protocolo real. Se tomó su nuevo papel increíblemente en serio. Sin embargo, ese día fue diferente; estaba recibiendo una clase magistral de entrenamiento real de la propia reina”.

Las lágrimas de Meghan antes del compromiso final

El último compromiso de Harry y Meghan Markle
El último compromiso de Harry y Meghan Markle

Los Sussex se despidieron de la vida real en el Commonwealth Day Service en Westminster, cuando se unieron a la reina, el príncipe Carlos, Camilla, Kate, William y otros miembros de alto rango de los Windsor para la celebración anual. Mientras que la pareja se veía feliz y relajada mientras tomaban sus asientos, Scobie y Durand afirman que fue una historia muy diferente momentos antes. El compromiso final de la pareja en marzo fue un día muy emotivo para ellos. “‘No puedo creer esto. No tenía por qué ser así”, dijo Meghan, abrazando a una de las jóvenes ayudantes. Luego, la duquesa se cambió y se puso el impresionante atuendo verde que eligió para el evento histórico, bromeando con el personal de que era su “último sombrero por un tiempo”.

MÁS SOBRE ESE TEMA:

El príncipe Harry “castigó” a su mejor amigo por advertirle sobre Meghan Markle

Golpe a la intimidad de Meghan y Harry: hackers rusos les robaron cientos de fotos

MAS NOTICIAS