Estudiantes universitarias abuchearon al presidente iraní: “Muerte al opresor”

Mientras Ebrahim Raisi hablaba en el interior de la Universidad Alzahra de Teherán, cientos de valientes mujeres exigían libertad a los gritos en las afueras del predio

Mientras Ebrahim Raisi hablaba en el interior de la Universidad Alzahra de Teherán, cientos de mujeres gritaban “muerte al opresor” en las afueras del predio

En la cuarta semana consecutiva de protestas contra el régimen de Irán, el presidente Ebrahim Raisi se presentó en la Universidad Al-Zahra de Teherán, exclusivamente femenina. Dentro del auditorio, con una audiencia cuidadosamente seleccionada, afirmó que los estudiantes iraníes no permitirán que “se cumplan los sueños del enemigo”... Sin embargo, a metros suyo, en las puertas del recinto, cientos de estudiantes lo abucheaban y cantaban valientes consignas en contra de la represión.

“Muerte al opresor”, “Raisi, vete”, gritaban, según consignó el grupo de Derechos Humanos de Irán (IHR), con sede en Oslo. El grupo aguantó largos minutos hasta que fue dispersado y las autoridades de la universidad intentaron quitarle importancia al episodio.

Continúan las grandes movilizaciones contra el régimen de Irán

Irán vivió este sábado una de las jornadas más duras de las protestas desatadas por la muerte de Mahsa Amini, con enfrentamientos en una docena de ciudades y huelgas, además de los abucheos al presidente.

Tras tres días de asueto sin protestas -el miércoles fue festivo y jueves y viernes son el fin de semana en el país- la semana iraní comenzó con renovados gritos de “Mujer, libertad vida” tras las llamadas a movilizaciones por parte de centros universitarios y activistas.

En los alrededores de la prestigiosa Universidad de Sharif de Teherán pequeños grupos de jóvenes y mujeres sin velos se arremolinaban en esquinas desde las que lanzaban eslóganes, en medio de una fuerte presencia policial, con docenas de antidisturbios por la zona. “¡Que la policia nos apoye!”, gritaba una mujer que no llevaba velo en las inmediaciones del centro universitario a los agentes antidisturbios presentes para que se uniesen a los manifestantes.

Fuerzas policiales antidisturbios de Irán en una calle de Teherán, Irán, 3 de octubre de 2022 (REUTERS)
Fuerzas policiales antidisturbios de Irán en una calle de Teherán, Irán, 3 de octubre de 2022 (REUTERS)

En un tenso ambiente, algunas personas discutían con policías, mientras los primeros gases lacrimógenos comenzaban a oscurecer las calles.

“Muerte a la República Islámica”, gritaba un grupo de jóvenes en una calle lateral de la universidad, a lo que añadían “República Islámica no te queremos, no te queremos”.

Un hombre gritaba “no tienen honor” a los agentes, mientas varias de las tiendas de la zona tenían las persianas medio bajadas.

También se escuchaban disparos, pero no fue posible distinguir de qué tipo.

En la capital las protestas se extendieron a diferentes puntos, desde el sureño Gran Bazar, a la norteña plaza de Tajrish.

La también norteña calle Shariati fue cortada por la Policía, que disparó perdigones a los manifestantes, contaron a EFE testigos presenciales.

Amnistía Internacional publicó un video denunciando al menos 82 muerte en la ciudad de Zahedán en Irán

En otros puntos del país se vivieron también protestas, como en las ciudades de Shiraz, Isfahan, Gohardasht o Kerman, entre otras, según videos sin verificar compartidos en redes sociales por activistas y periodistas.

Los choques estaban siendo especialmente duros en el Kurdistán iraní, región de origen de Amini, donde además en su capital, Sanandaj, se vivió una jornada de huelga con comercios cerrados.

En esa urbe murió una persona que circulaba en coche de un disparo, una muerte que el jefe de Policía de la provincia, el general Ali Azadi, atribuyó a “fuerzas contrarrevolucionarias” y la ONG Hengaw, con base en Oslo, a las fuerzas de seguridad.

La ira estalló tras la muerte de la joven kurda iraní de 22 años, Mahsa Amini, el 16 de septiembre, tres días después de su detención en Teherán por la famosa policía de la moral por una supuesta infracción del estricto código de vestimenta de las mujeres de la república islámica.

FOTO DE ARCHIVO: Un periódico con una imagen de portada de Mahsa Amini
FOTO DE ARCHIVO: Un periódico con una imagen de portada de Mahsa Amini

La muerte de Amini ha desatado unas protestas que se suceden desde entonces y han ido mutando desde grandes movilizaciones con mujeres quemando velos fuertemente reprimidas por las fuerzas de seguridad a las universidades e incluso a colegios en los que las niñas se quitan los velos.

Ante las fuertes protestas, los servicios de internet móvil fueron bloqueados, algo que no sucedía en los últimos días. También hubo restricciones del internet fijo, cuya velocidad descendió significativamente.

A pesar de las restricciones de Internet destinadas a impedir las concentraciones y a impedir que se difundan las imágenes de la represión, los manifestantes han adoptado nuevas tácticas para hacer llegar su mensaje.

“Ya no tenemos miedo. Lucharemos”, decía una gran pancarta colocada en un paso elevado de la autopista de Modares, en Teherán, según imágenes en línea verificadas por AFP.

En otras imágenes, se ve a un hombre modificando el texto de una gran valla publicitaria del gobierno en la misma autopista, pasando de “La policía es la servidora del pueblo” a “La policía es la asesina del pueblo”.

Hengaw, un grupo de defensa de los derechos de los kurdos con sede en Noruega, dijo que se produjeron “huelgas generalizadas” en Saqez, Sanandaj y Divandarreh, en la provincia del Kurdistán, así como en Mahabad, en Azerbaiyán Occidental.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR