Protestas en Irán: hackearon la página web del ayatollah Ali Khamenei

El grupo de hackers Anonymous se atribuyó el ataque cibernético en apoyo a las manifestaciones por la muerte de la joven Mahsa Amin el viernes pasado

Foto de archivo del líder supremo de Irán, el ayatollah Ali Khamenei  (REUTERS)
Foto de archivo del líder supremo de Irán, el ayatollah Ali Khamenei (REUTERS)

La página web del líder supremo de Irán, Ali Khamenei, fue hackeada este jueves por miembros del colectivo Anonymous, que desde hace varios días está tumbando servicios estatales del régimen iraní.

“Ayatollah Khamenei tumbado”, tuiteó una cuenta de Twitter afiliada con Anonymous, junto con una foto de la página web del líder iraní dando error.

El colectivo “hacker” Anonymous anunció el miércoles que lanzaría ataques contra páginas oficiales del Gobierno e instituciones iraníes como apoyo a las protestas por la muerte de la joven Mahsa Amin. “El pueblo iraní no está solo”, anunció Anonymous.

Hasta ahora han dejado sin servicio a la agencia de noticias Fars, vinculada con la Guardia Revolucionaria, que no funciona desde ayer, a la web del Banco Central y a varias páginas de servicios estatales. Algunas de esas páginas han vuelto a funcionar correctamente.

Manifestaciones por la muerte de Mahsa Amini

Por su parte, el régimen iraní bloqueó el miércoles por la noche el internet móvil casi completamente y limitó aplicaciones como Whatsapp e Instagram en un aparente intento por controlar las protestas.

“Irán sufre ahora las mayores restricciones en internet desde la masacre de noviembre de 2019″, indicó NetBlocks, una plataforma que supervisa la conectividad de los usuarios y la censura en internet, en alusión a las protestas de hace tres años provocadas por el aumento del precio de los combustibles y que según Amnistía Internacional dejaron más de 300 muertos y miles de detenidos.

Mahsa Amini fue detenida el martes de la pasada semana por la llamada “Policía de la moral” en Teherán, donde se encontraba de visita, y fue trasladada a una comisaría para asistir a “una hora de reeducación” por llevar mal el velo. Murió tres días más tarde en un hospital adonde llegó en coma tras sufrir un ataque al corazón, que las autoridades han atribuido a problemas de salud, algo rechazado por la familia.

Desde entonces se han multiplicado las protestas en al menos 20 ciudades y han muerto 31 personas, según la versión oficial.

(Con información de EFE)

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR