Por la suba del precio de la gasolina, los médicos del Reino Unido se presentan cada vez menos a sus puestos de trabajo

El sindicato advirtió que los trabajadores de la salud y la atención mal pagos no pueden permitirse llenar los tanques. Por esa razón, se reportan enfermos para faltar a sus tareas

Autos en una fila para cargar nafta en el Reino Unido, por miedo a una suba en los precios (Steve Parsons/PA via AP)
Autos en una fila para cargar nafta en el Reino Unido, por miedo a una suba en los precios (Steve Parsons/PA via AP)

Boris Johnson, el primer ministro inglés, dijo este jueves que la economía del Reino Unido estaba “yendo contra el viento”, pero advirtió contra una “espiral de salarios y precios”, ya que el costo de un tanque de combustible alcanzó un récord de 100 libras esterlinas.

Christina McAnea, secretaria general del sindicato de servicios públicos Unison, dijo que es probable que algunos de sus miembros vayan a la huelga en los próximos meses, enfrentando recortes salariales en términos reales a medida que la crisis del costo de vida sube.

“(Los aumentos en el precio de la nafta están) teniendo un gran impacto en las personas con trabajos en los cuales tienen que viajar. Entonces, los trabajadores de salud comunitarios, los visitantes de salud, los trabajadores de atención, los trabajadores sociales, están diciendo que ya no pueden permitirse el lujo de hacer su trabajo”, subrayó.

“En realidad, escuchamos de personas que preferirían llamar para informar que están enfermas porque no tienen el dinero para llenar sus autos y hacer su trabajo. Y cada vez más personas abandonan los servicios públicos, incluso en el gobierno local. Hay enormes vacantes en todo el gobierno local”.

“No queremos llevar a los trabajadores mal pagados a la huelga. Pero si no hay alternativa, ¿qué más puede hacer la gente?. “Si tenemos un gobierno en el que obtienen aumentos salariales del 2 al 3 % y tenemos una inflación del 10 % o incluso más para fin de año y ya pagan una cantidad desproporcionada de sus ingresos en nafta, costos de vivienda, energía y alimentos. Si te pagan mal, eso tiene un gran impacto en las personas”.

McAnea, quien fue oficial de vivienda en Glasgow antes de convertirse en funcionario sindical a tiempo completo, dijo que Unison ya está votando al personal del gobierno local en Escocia sobre la acción industrial, lo que podría llevar al cierre de las escuelas.

“No queremos incomodar a las personas y sabemos que eso tiene un gran impacto en las personas. Pero llega un punto en el que no hay alternativa”, dijo. “Lo mismo podría pasar en Inglaterra y Gales. No digo que haya huelgas mañana, pero hay mucha ira y la gente se desespera más”.

Un cartel que informa a los clientes de que el combustible se ha agotado en una estación de servicio Esso en Londres (REUTERS/Hannah McKay/Archivo)
Un cartel que informa a los clientes de que el combustible se ha agotado en una estación de servicio Esso en Londres (REUTERS/Hannah McKay/Archivo)

Su advertencia se produjo cuando se espera que las huelgas de trenes de miembros del sindicato RMT provoquen caos en los viajes a finales de este mes. Otros dos sindicatos que representan a los conductores y al personal de apoyo, Aslef y TSSA, también están considerando una acción industrial más adelante en el verano, lo que aumenta la amenaza de un cierre nacional completo.

El primer ministro se comprometió anteriormente a transformar el Reino Unido en una “economía de altos salarios”, pero advirtió el jueves que hacer coincidir los aumentos salariales con la inflación en las circunstancias actuales corre el riesgo de una “espiral de salarios y precios” al estilo de la década del 70.

El grupo de expertos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) advirtió esta semana que el crecimiento del Reino Unido podría detenerse el próximo año, lo que la convertiría en la economía desarrollada más débil aparte de Rusia, pero con una inflación dolorosamente alta.

Se espera que los ministros anuncien una serie de acuerdos salariales en el sector público en las próximas semanas, incluso para las enfermeras.

En evidencia ante el organismo de revisión de salarios del NHS a principios de este año, el gobierno dijo que había “un espacio extremadamente limitado para cualquier inversión adicional en salarios” y que se necesitaban “restricciones financieras”.

El TUC advierte que impulsar el acuerdo del 3% que sugirió el Departamento de Salud y Atención Social equivaldría a un recorte salarial de £1,600 en términos reales para las enfermeras, con una inflación del 9% y se espera que aumente.

El primer ministro británico, Boris Johnson (REUTERS/Hannah Mckay)
El primer ministro británico, Boris Johnson (REUTERS/Hannah Mckay)

Junto con GMB y Unite, Unison presentó esta semana un reclamo salarial para los trabajadores del gobierno local, incluido el personal escolar en Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte, solicitando un aumento salarial de al menos £2,000.

McAnea dijo: “La moderación salarial es completamente inapropiada cuando hablamos de personas en el gobierno local. Alrededor del 50% de los trabajadores del gobierno local ganan menos de 25.000 libras esterlinas al año.”

“Si sos un cuidador medico, si haces un trabajo en la comunidad y tienes que ir a visitar a la gente, y te sale 100 libras esterlinas llenar el tanque: es imposible”.

Su advertencia se produjo cuando Johnson instó a los minoristas de nafta a a “ser responsables” y “cuidar a los consumidores”, en medio de preocupaciones en el gobierno de que la reducción en el impuesto sobre el nafta y anunciada en la declaración de primavera de Rishi Sunak no se estaba transmitiendo en su totalidad a los automovilistas.

“Lo estamos observando y, por supuesto, esperamos que las corporaciones sean responsables”, dijo Johnson, mientras pronunciaba un discurso sobre la economía en Blackpool.

Las cifras de la empresa de datos Experian Catalist muestran que el precio medio de un litro de nafta en las estaciones de servicio del Reino Unido alcanzó un récord de 182,3 peniques el miércoles.

Eso fue un aumento de 1,6 en comparación con el martes, lo que llevó el costo promedio de llenar un auto familiar de 55 litros a £ 100,27. Simon Williams de RAC lo llamó “un día verdaderamente oscuro para los conductores”.

Se entiende que los ministros están examinando la posibilidad de nombrar y avergonzar a los minoristas que se están aprovechando del aumento de los precios mundiales de la energía para aumentar sus márgenes.

Una fuente del gobierno enfatizó que la medida se había utilizado con éxito antes, con la especulación con las pruebas de Covid, por ejemplo, pero advirtió que era más complejo con el combustible debido a que los precios fluctúan en los surtidores hasta varias veces al día.

El secretario comercial, Kwasi Kwarteng, ya escribió a los minoristas instándolos a comportarse de manera responsable y pidió al organismo de control de la competencia que examine el problema.

SEGUIR LEYENDO:



TE PUEDE INTERESAR