China confirmó su primer caso de coronavirus con la variante BA.2.12.1 de Ómicron

Se trata de un hombre de 27 años que tomó un vuelo desde Nairobi hasta la ciudad meridional de Cantón el pasado 23 de abril. Estiman que la nueva cepa es hasta un 27% más contagiosa que la original

Un trabajador médico con traje de protección realiza una prueba para detectar el coronavirus a una niña en un sitio de pruebas de ácido nucleico en Beijing, China el 16 de mayo de 2022. REUTERS/Tingshu Wang
Un trabajador médico con traje de protección realiza una prueba para detectar el coronavirus a una niña en un sitio de pruebas de ácido nucleico en Beijing, China el 16 de mayo de 2022. REUTERS/Tingshu Wang

China confirmó el primer caso del sublinaje de Ómicron BA.2, la BA.2.12.1, que está ganando terreno en países como Estados Unidos, en un momento en que el gigante asiático atraviesa una oleada de rebrotes con cifras récord de contagios no vistas desde el inicio de la pandemia en 2020.

Según un informe semanal del Centro chino para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), el contagiado con esta subvariante, hasta un 27% más contagiosa que la Ómicron BA.2, es un hombre de 27 años que tomó un vuelo desde Nairobi (Kenia) hasta la ciudad meridional china de Cantón el pasado 23 de abril.

Tras dar positivo por COVID cuatro días después, el contagiado fue trasladado a un hospital local para recibir tratamiento, según el centro.

A diferencia de la mayor parte del mundo, que ya ha decidido convivir con el virus, China mantiene desde hace dos años una estricta política de tolerancia cero contra el COVID con el argumento de proteger a la población mayor, que en un alto porcentaje no está vacunada, o evitar un hipotético colapso sanitario.

Una mujer pasa junto a tiendas valladas en una calle, en medio del brote de la enfermedad del coronavirus (COVID-19) en Beijing, China 17 de mayo de 2022. REUTERS/Carlos García Rawlins
Una mujer pasa junto a tiendas valladas en una calle, en medio del brote de la enfermedad del coronavirus (COVID-19) en Beijing, China 17 de mayo de 2022. REUTERS/Carlos García Rawlins

Sin embargo, la dureza de las medidas para atajar los rebrotes -especialmente en la metrópoli oriental de Shanghái, confinada desde hace casi dos meses- ha provocado una inédita reacción crítica en la población, que ha difundido innumerables quejas y videos de denuncia a través de las redes.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Gebreyesus, afirmó la semana pasada que las restricciones puestas en marcha no son sostenibles y recomendó un cambio de estrategia.

FOTO DE ARCHIVO: Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), habla durante una conferencia de prensa en Ginebra, Suiza, el 20 de diciembre de 2021. REUTERS/Denis Balibouse
FOTO DE ARCHIVO: Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), habla durante una conferencia de prensa en Ginebra, Suiza, el 20 de diciembre de 2021. REUTERS/Denis Balibouse

Los portavoces del régimen chino calificaron sus declaraciones de “irresponsables” alegando que las medidas tomadas han logrado salvar millones de vidas.

Según el último recuento oficial de las autoridades sanitarias publicado hoy, China notificó un nuevo fallecimiento a causa de COVID y 175 nuevos positivos, 162 de ellos por contagio local.

(Con información de EFE)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR