La Liga Árabe pidió a todos los países que se considere a los hutíes respaldados por Irán como terroristas

La organización también llamó a la ONU y al Consejo de Seguridad a tomar “una postura firme y unida” contra los ataques de los milicianos

Imagen de archivo de una reunión de ministros de la Liga Árabe celebrada en El Cairo, el pasado mes de marzo. EFE/EPA/KHALED ELFIQI/Archivo
Imagen de archivo de una reunión de ministros de la Liga Árabe celebrada en El Cairo, el pasado mes de marzo. EFE/EPA/KHALED ELFIQI/Archivo

La Liga Árabe pidió este domingo a todos los países que consideren a los rebeldes hutíes del Yemen como “organización terrorista” tras el ataque del pasado lunes con misiles y drones contra Emiratos Árabes Unidos (EAU), que dejó tres muertos.

En una sesión extraordinaria celebrada hoy en El Cairo, el organismo panárabe pidió a “todos los países que clasifiquen al grupo hutí como organización terrorista tras sus ataques con misiles y drones contra EAU” y llamó a la ONU y al Consejo de Seguridad a tomar “una postura firme y unida” contra los ataques de los insurgentes, según un comunicado.

Asimismo, respaldó el derecho de Emiratos a “la legítima defensa” para poder llevar a cabo una respuesta a “la agresión en virtud del derecho internacional”.

El pasado lunes, los rebeldes chiíes, respaldados por Irán, atacaron una zona del Aeropuerto Internacional de Abu Dabi y un área industrial de esa ciudad, lo que provocó una intensa campaña aérea de la coalición militar liderada por Arabia Saudí y de la que EAU es miembro contra posiciones de los hutíes en el Yemen.

EFE/EPA/YAHYA ARHAB/Archivo
EFE/EPA/YAHYA ARHAB/Archivo

Durante esta semana, la coalición ha lanzado su ataque más mortífero contra la capital, Saná, que dejó 14 muertos y 11 heridos, según el Ministerio de Salud del Gobierno insurgente.

Y el viernes aviones de la alianza efectuaron una acción en la que derrumbaron la torre de telecomunicaciones en la ciudad de Al Hudeida, lo que ha provocado una interrupción total del servicio de internet en todo el país, mientras que otro ataque ese día contra un centro de detención en Saada, en el norte del Yemen, dejó casi 90 muertos y más de 200 heridos, aunque la coalición árabe ha negado su implicación.

Tras el ataque contra Emiratos, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, afirmó en una rueda de prensa que están “reconsiderando” volver a incluir a los hutíes en su lista de organizaciones terroristas.

A principios del año pasado, el Gobierno estadounidense los retiró de dicha lista, revirtiendo así una decisión adoptada por el ex presidente Donald Trump en sus últimos días en el poder.

Seguidores de los rebeldes hutíes se concentran para mostrarles su apoyo, en Saná (Yemen), en una imagen de archivo. EFE/Yahya Arhab
Seguidores de los rebeldes hutíes se concentran para mostrarles su apoyo, en Saná (Yemen), en una imagen de archivo. EFE/Yahya Arhab

Esta decisión se tomó “en reconocimiento de la nefasta situación humanitaria en el Yemen”, escenario de la peor tragedia humanitaria en el mundo, según la ONU.

SIN TELECOMUNICACIONES

El Yemen continúa sin servicio de internet después de que aviones de la coalición militar liderada por Arabia Saudí bombardearan el pasado viernes una torre de telecomunicaciones situada en Al Hudeida, a orillas del mar Rojo, mientras continúa el recuento de muertos de un ataque el viernes contra un centro de detención en la ciudad de Saada (norte).

El portal Netblocks, con sede en Londres y que monitorea la censura en la red, aseguró hoy que el corte de Internet en todo el país, que tiene lugar desde la madrugada del viernes, continúa sin ningún cambio, y añadió que “se está trabajando para investigar las circunstancias que rodearon la interrupción de la red”.

Desde el lunes, los aviones saudíes han atacado distintas zonas y objetivos, el último de ellos la torre de telecomunicaciones situada en Al Hudeida, provocando la interrupción total de la conexión a internet en todo el Yemen y dificultando conocer los estragos que han dejado los últimos bombardeos.

Vista del centro de detención que recientemente ha sido objeto de ataques aéreos en Saada, Yemen, 22 de enero de 2022. REUTERS/Naif Rahma
Vista del centro de detención que recientemente ha sido objeto de ataques aéreos en Saada, Yemen, 22 de enero de 2022. REUTERS/Naif Rahma

Entre ellos el registrado contra el centro de detención en Saada, del que los rebeldes chiíes hutíes culparon a la coalición, aunque la alianza negó su implicación en el ataque.

Según el último recuento dado ayer por el Ministerio de Salud de los hutíes, “la cifra de víctimas en la masacre de la agresión contra Saada ascendió a 87 muertos y más de 226 heridos fueron trasladados a hospitales”, de acuerdo al canal de televisión Al Masira, portavoz de los insurgentes.

Durante esta semana, la coalición efectuó también el bombardeo más mortífero desde 2017 contra la capital, Saná, también controlada por los rebeldes, que dejó 14 muertos y 11 heridos, según el Ministerio de Salud del Gobierno insurgente.

La coalición dio comienzo una intensa campaña de bombardeos en respuesta a un ataque reivindicado el pasado lunes por los hutíes contra el Aeropuerto Internacional y una zona industrial de Abu Dabi, que dejó tres muertos y seis heridos.

REUTERS/Naif Rahma
REUTERS/Naif Rahma

El conflicto armado en el Yemen comenzó en 2014 cuando los rebeldes hutíes ocuparon Saná y otras provincias del país, y la contienda se recrudeció con la intervención de la coalición árabe en marzo de 2015.

(con información de EFE)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR