Once muertos tras un ataque del Estado Islámico a civiles en Irak

Los miembros de la organización yihadista llevaron el atentado contra el pueblo de Al Rashad mediante francotiradores y el uso de ametralladoras

Atentado suicida en el centro de Bagdad (Foto: EFE)
Atentado suicida en el centro de Bagdad (Foto: EFE)

Hombres armados del grupo terrorista Estado Islámico atacaron una aldea al noreste de Bagdad el martes, matando al menos a 11 civiles e hiriendo a otros seis, dijeron funcionarios de seguridad iraquíes.

Los funcionarios dijeron que el ataque ocurrió en la aldea predominantemente chií de al-Rashad al noreste de Baqouba en la provincia de Diyala. Las circunstancias del ataque no fueron claras de inmediato, pero dos funcionarios que hablaron con la agencia AP dijeron que militantes del grupo Estado Islámico habían secuestrado a dos aldeanos antes y luego allanaron la aldea cuando no se cumplieron sus demandas de rescate.

El sector fue cerrado y se enviaron refuerzos para operaciones de rastreo, según la primera fuente.

Los habitantes del pueblo son principalmente de la tribu de Bani Tamim, a la que pertenece el gobernador de la provincia, coincidieron ambas fuentes.

Los miembros de la organización yihadista, cuyo número no fue precisado, llevaron a cabo una ataque contra el pueblo de Al Rashad, unos 40 kilómetros al nordeste de la ciudad de Baquba, mediante francotiradores y el uso de ametralladoras, declaró a la agencia EFE el teniente coronel de la policía de Diyala.

Vehículos del Ejército iraquí realizan una patrulla (Foto: EFE)
Vehículos del Ejército iraquí realizan una patrulla (Foto: EFE)

Los ataques contra civiles se han vuelto raros en Irak desde que el grupo Estado Islámico fue derrotado en gran parte en el país en 2017, aunque permanece activo a través de células durmientes en muchas áreas. Los militantes del grupo extremista musulmán sunita aún realizan operaciones, a menudo contra las fuerzas de seguridad, las centrales eléctricas y otra infraestructura.

Un ataque con bomba tuvo como objetivo una zona residencial de Bagdad en julio, matando al menos a 30 personas e hiriendo a decenas más en un mercado abarrotado. En enero, dos atentados suicidas con bombas arrasaron un concurrido mercado en la capital iraquí, matando al menos a 32 personas e hiriendo a decenas. Los funcionarios iraquíes culparon al Estado Islámico de esos ataques.

Según un informe del Centro de Política Global, se calcula que quedan en Irak unos 4.000 terroristas activos y otros 8.000 en células durmientes.

(Con información de AP, AFP y EFE)

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR