La revolucionaria técnica de un médico para detener la pérdida de sangre tras la mordedura de un tiburón

Su objetivo es cortar el flujo sanguíneo de la arteria femoral

La técnica desarrollada por un doctor en Australia es mucho más efectiva para detener la hemorragia después de sufrir una mordedura de tiburón
La técnica desarrollada por un doctor en Australia es mucho más efectiva para detener la hemorragia después de sufrir una mordedura de tiburón

Un médico del departamento de emergencias dice que ha desarrollado una nueva forma sencilla de ayudar a salvar las vidas de las víctimas de ataques de tiburones en los momentos cruciales después de una mordedura.

La técnica se describe en un artículo publicado en la revista Emergency Medicine Australasia y funciona cerrando la arteria femoral para evitar que una persona se desangre rápidamente.

La aplicación de la técnica se basa en que una segunda persona cierre el puño y lo presione contra la ingle de la persona en el punto central entre el hueso de la cadera y los genitales.

A partir de ahí, solo necesitan trabar su brazo recto y usar su peso corporal para aplicar presión hasta que el flujo de sangre de la herida se detenga.

Seguir estos pasos le permite ganar tiempo a la víctima mientras se puede buscar ayuda.

El Dr. Nicholas Taylor, decano asociado de la Facultad de Medicina de la ANU, surfista y autor principal del estudio, dijo que comenzó a desarrollar la idea después de unas vacaciones familiares en Australia Occidental en un momento en que había habido una serie de ataques de tiburones.

“Estaba buscando algunas formas de hacerme un poco más a prueba de tiburones”, dice.

Gran tiburón blanco. En la mayoría de los casos, después de la mordedura inicial, el tiburón se retirará, aunque por desgracia, ese primer bocado a menudo puede matar a una persona Venson Kuchipudi 162
Gran tiburón blanco. En la mayoría de los casos, después de la mordedura inicial, el tiburón se retirará, aunque por desgracia, ese primer bocado a menudo puede matar a una persona Venson Kuchipudi 162

Después de hablar con surfistas y salvavidas, descubrió que la mayoría reaccionaba instintivamente a una herida por mordedura de tiburón al presionarla directamente o al intentar hacer un torniquete con el material que tenían a mano.

Taylor afirmó que su capacitación en la sala de emergencias le enseñó que esto sería un error.

“La mordedura de un tiburón es un movimiento de aserrado terrible y ejercer presión sobre él no funcionará”, dijo. “Y sería genial si todos los surfistas llevaran un torniquete, pero no va a suceder”.

Pensó que una mejor solución sería cortar el flujo sanguíneo de la arteria femoral como se enseña en las escuelas de medicina y se realiza en los departamentos de emergencia.

Para probar la eficacia de la técnica, Taylor ayudó a organizar un estudio de 34 voluntarios sanos. Si bien el tamaño de la muestra fue pequeño, fue más del doble de los 16 participantes que se requería un estudio piloto recomendado para que fuera estadísticamente significativo.

Los participantes no recibieron entrenamiento ni instrucciones previas sobre cómo aplicar la maniobra antes de intentarlo, y los resultados se compararon con los efectos del uso de un torniquete improvisado de la cuerda de la pierna de la tabla de surf.

El cierre de la arteria femoral detuvo todo el flujo sanguíneo a la pierna en tres de cada cuatro participantes, mientras que el uso del torniquete redujo el flujo sanguíneo en un 43,8%. Se utilizó una ecografía para medir la velocidad del flujo sanguíneo a través de la arteria y hacia la extremidad.

Los investigadores también probaron si un traje de neopreno podría dificultar las cosas, pero descubrieron que no hacía ninguna diferencia.

Un joven surfista sufre la mordedura de un tiburón en Florida.
Un joven surfista sufre la mordedura de un tiburón en Florida.

Ahora, Taylor dice que quiere ver la revolucionaria técnica incorporada en el entrenamiento de primeros auxilios y, para ayudarlo, ha desarrollado un mnemotécnico para recordar el proceso: “empujar con fuerza entre la cadera y las partes”.

Sin embargo, para que eso suceda, primero tendría que ser respaldado por el Consejo Australiano de Resucitación e incorporado en sus pautas para el manejo de heridas sangrantes.

El Anthony Brown, profesor de medicina de emergencia en la Universidad de Queensland que no participó en el estudio, dijo a THe Guardian que el enfoque novedoso era “brillante” y debería considerarse para su inclusión en los programas de capacitación en primeros auxilios, particularmente para salvar vidas de los surfistas pero también para la comunidad en general.

“Es una idea fantástica para salvar vidas. Nada más ayuda tanto”, dijo el Dr. Brown. “Para el momento en que necesite administrar respiración boca a boca o reanimación cardiopulmonar durante un ataque de tiburón, ya es demasiado tarde. Significa que la persona se ha desangrado”.

En comparación con la aplicación de presión sobre la propia herida, el Dr. Brown dijo que esta técnica sería más eficaz, ya que evitaría la posible reapertura de arterias que pueden haberse cerrado por un espasmo.

Su única prioridad debe ser detener el sangrado y esperar ayuda”, explicó. “Estás un poco jodido si eres el único que está allí, pero en general, hay alguien más para ayudar. Nadie navega solo”.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR