Silvio Berlusconi sigue aplazando su juicio por “problemas médicos”: piden investigar qué le pasa realmente

El ex primer ministro, juzgado por sobornar a testigos en un caso de prostitución de menores, rechazó la pericia física y psiquiátrica dispuesta por el tribunal y pidió que el proceso continúe en su ausencia

El ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi está a punto de cumplir 85 años Foto: REUTERS)
El ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi está a punto de cumplir 85 años Foto: REUTERS)

El Tribunal que juzga al ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi por sobornar a testigos en un caso de prostitución de menores solicitó una prueba pericial para determinar el estado de salud física y psíquica del líder de Forza Italia, que en los últimos meses ingresó varias veces al hospital en la víspera del juicio.

Tras escuchar los argumentos de la fiscalía y la defensa, el Tribunal consideró que una prueba forense es “indispensable” para poder tomar “una decisión motivada y razonada” sobre la petición de aplazamiento por impedimento legítimo presentada por los abogados de Berlusconi, quien está a punto de cumplir 85 años.

En su pedido de pericia, la fiscal adjunta de Milán Tiziana Siciliano había argumentado ante los jueces que el cuadro patológico se enmarca en la “enfermedad de la vejez” y no es “tal como para obligar a 50 personas a posponer” el juicio. Vimos a Berlusconi en la televisión y de gira por Italia en el verano, dijo, ¿por qué no pudo presentarse al juicio?

Así, los jueces nombraron a un cardiólogo y una psiquiatra, que tendrán tiempo hasta el 5 de noviembre para examinar a Berlusconi y comprobar que las condiciones de salud “incluso mental” del Cavaliere “obstaculizan completamente” su participación en el juicio. Por su parte, la defensa del magnate se había reservado el derecho de nombrar sus proprios peritos.

El Cavaliere, que sigue siendo eurodiputado, es presidente del partido que fundó, Forza Italia y en los últimos meses ha lanzado una serie de propuestas para la creación de un partido único de derecha (Foto: EFE)
El Cavaliere, que sigue siendo eurodiputado, es presidente del partido que fundó, Forza Italia y en los últimos meses ha lanzado una serie de propuestas para la creación de un partido único de derecha (Foto: EFE)

Sin embargo, Berlusconi rechazó este jueves la pericia psiquiátrica, asegurando que se trata de “una distorsión de la realidad con respecto a mi historia empresarial y personal” y pidiendo que el juicio continúe en su ausencia.

“La hipótesis de someterme a una evaluación psiquiátrica amplia e ilimitada por parte de la Corte demuestra que, por lo que he hecho en mi vida en varios sectores, incluyendo los negocios, el deporte y la política, hay un prejuicio evidente hacia mi persona, que me hace entender cuál será el resultado final de este injusto proceso”, escribió. “Por tanto, no puedo aceptar esta decisión, que va en detrimento de mi historia y mi integridad. Procedan en mi ausencia a la celebración de un juicio que ni siquiera debería haber comenzado, con la conciencia de que se reconocerá la absoluta corrección de mi comportamiento y seré absuelto de todos los cargos”.

El magnate, conocido por su vida disipada, lleva meses con distintos problemas de salud.

Desde 2006 utiliza un marcapasos y el año pasado superó la enfermedad de COVID-19 tras ser internado en el hospital San Raffaele de Milán con una neumonía bilateral.

En enero fue nuevamente hospitalizado durante unos días en el centro cardio-torácico de Mónaco por arritmias cardíacas.

En abril volvió a ser hospitalizado durante 24 días y a mediados de mayo volvió a ser ingresado, ambas veces en la víspera del día en que debía comparecer en el juicio.

La última vez fue ingresado el pasado 26 de agosto en el hospital San Raffaele de Milán, tras sufrir “un leve problema cardíaco que requirió un chequeo en y las pruebas a las que fue sometido tuvieron el resultado esperado”.

Esos problemas hicieron que el juicio se aplazara hasta septiembre para todos los imputados.

El llamado juicio “Ruby Ter” es la enésima parte del escándalo “Rubygate” tras las famosas veladas al ritmo de “bunga-bunga” que el magnate y entonces primer ministro organizaba con mujeres jóvenes en su lujosa mansión, cerca de Milán.

Karima El Marough, conocida como Ruby Robacorazones
Karima El Marough, conocida como Ruby Robacorazones

El caso “Ruby Ter” se refiere al dinero otorgado por Berlusconi a varias personas, entre ellas jóvenes y músicos, que participaron en sus fiestas, a cambio del silencio.

Según la fiscalía, “la generosidad” de Berlusconi con esas jóvenes le costó unos diez millones de euros (casi 12 millones de dólares) entre 2011 y 2015, de los cuales unos siete millones de euros (más de 8 millones de dólares) corresponden a gastos en coches, residencias y regalos para Ruby, la marroquí Karima El Mahroug, quien era menor de edad cuando participó en las famosas fiestas.

El Cavaliere, que sigue siendo eurodiputado, es presidente del partido que fundó, Forza Italia y en los últimos meses ha lanzado una serie de propuestas para la creación de un partido único de derecha junto con los ultraderechistas de la Liga de Matteo Salvini y Fratelli de Italia de Giorgia Meloni con miras de las elecciones legislativas del 2023.

El líder conservador, que entró en política en 1994, estuvo en el poder desde 2001, con una interrupción de dos años entre 2006 y 2008, hasta 2011.

Seguir leyendo:

Últimas Noticias

TE PUEDE INTERESAR