EEUU advirtió que habrá una “respuesta colectiva” al ataque contra un buque petrolero operado por una empresa israelí en Omán

Irán negó estar implicado en el atentado cometido el pasado 29 de julio y advirtió de que responderá con firmeza a cualquier movimiento contra sus intereses nacionales. Estados Unidos, Reino Unido, Israel y Rumanía apuntaron contra Irán

Reunión entre el entonces ministro de Asuntos Exteriores de Israel, Yair Lapid (hoy primer ministro) y el secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken (Foto: Europa Press)
Reunión entre el entonces ministro de Asuntos Exteriores de Israel, Yair Lapid (hoy primer ministro) y el secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken (Foto: Europa Press)

El jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Antony Blinken, prometió el lunes una “respuesta colectiva” con sus aliados contra Irán, tras el mortal ataque a un petrolero gestionado por la empresa de un multimillonario israelí en el Mar Arábigo.

Estamos en contacto muy estrecho, en coordinación con Reino Unido, Israel, Rumania y otros países. Y habrá una respuesta colectiva”, dijo a periodistas Blinken, quien la víspera había acusado a Irán de llevar a cabo este ataque, que dejó dos muertos.

Blinken reiteró que Estados Unidos había llegado a la conclusión de que Irán estaba detrás del atentado contra el “MT Mercer Street”, administrado por el prominente multimillonario israelí Eyal Ofer, ocurrido el jueves frente a las costas de Omán.

El operador del buque, Zodiac Maritime, informó del fallecimiento de un guardia de seguridad británico y un tripulante rumano. Según este operador y el ejército estadounidense, el ataque fue perpetrado con un drone.

El secretario de Estado estadounidense calificó el incidente como una “amenaza directa a la libertad de navegación y comercio”, pero restó importancia a las sugerencias de que mostraba un endurecimiento de la política iraní bajo Ebrahim Raisi, el ultraconservador que el martes comienza oficialmente su mandato de cuatro años como presidente de Irán.

Hemos visto una serie de acciones tomadas por Irán desde hace muchos meses, incluso contra el transporte marítimo, por lo que no estoy seguro de que esta acción en particular sea algo nuevo o augure algo de una forma u otra sobre el nuevo gobierno”, dijo Blinken, que agregó: “Pero lo que sí dice es que Irán continúa actuando con tremenda irresponsabilidad”.

El Reino Unido convocó al embajador de Irán en Londres

El Mercer Street en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, 31 diciembre 2015 (Foto: Reuters)
El Mercer Street en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, 31 diciembre 2015 (Foto: Reuters)

El Gobierno de Reino Unido convocó este lunes al embajador de Irán en Londres, Mohsen Baharvand, para denunciar el “ataque ilegal” perpetrado el 29 de julio contra el buque petrolero.

El Ministerio de Exteriores británico indicó en un comunicado que Londres trasladó a Baharvand que el régimen de Irán “debe cesar inmediatamente las acciones que ponen en peligro la paz y la seguridad internacional”.

Asimismo, subrayó que “los buques deben poder navegar libremente, en línea con el Derecho Internacional”, horas después de que Irán advirtiera a Estados Unidos y Reino Unido contra la aplicación de cualquier tipo de medida contra Teherán y reiterara que no estuvo implicado en el suceso.

Estados Unidos, Reino Unido, Israel y Rumanía acusaron de estar detrás del ataque contra el ‘Mercer Street’, que se saldó con la muerte de dos tripulantes -un británico y un rumano- y que habría sido ejecutado con un dron, según la valoración preliminar del Mando Central de Estados Unidos (CENTCOM).

Por su parte, el régimen persa prometió el lunes responder a cualquier “aventurerismo” en su contra, después de que Estados Unidos, Reino Unido e Israel amenazasen con replicar al ataque mortal.

Las autoridades iraníes desmintieron el domingo cualquier nexo con el ataque que se produjo el jueves pasado con “drones explosivos”, según Washington.

El Mercer Street, luego del ataque
El Mercer Street, luego del ataque

La República Islámica de Irán no duda en proteger su seguridad y sus intereses nacionales y responderá de modo inmediato, fuerte y firme a cualquier posible acto de aventurerismo”, dijo el portavoz iraní de Exteriores, Said Jatibzadeh.

En los últimos meses se han registrado numerosos ataques contra buques israelíes ante el aumento de las tensiones entre lo dos países, que también ha incluido sabotajes a instalaciones nucleares de Irán.

Israel ve a Teherán como una amenaza existencial, bombardea intermitentemente las posiciones de milicias iraníes o aliadas en Siria y se opone a las actuales negociaciones para que Estados Unidos y Europa rescaten el acuerdo nuclear de 2015 con Irán.

Tras el ataque al “Mercer Street”, el ministerio de Exteriores de Israel inició una serie de contactos para lograr “una respuesta internacional y efectiva” a lo que considera “terrorismo iraní”.

La maniobra dio pronto sus frutos. El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, indicó ayer, domingo, que EEUU “está seguro de que Irán perpetró el ataque” y está trabajando con sus socios para “considerar los pasos a seguir” y determinar la “respuesta adecuada”.

El daño sufrido tras el ataque con un dron al buque petrolero
El daño sufrido tras el ataque con un dron al buque petrolero

No hay justificación alguna para este ataque, que sigue un patrón, y otros comportamientos belicosos. Estos actos amenazan la libertad de navegación, así como el comercio internacional y las vidas de quienes están en los barcos”, manifestó Blinken.

Por su parte, el Gobierno británico consideró “altamente probable” que el régimen Irán sea el responsable y busca con sus aliados a nivel internacional consensuar “una respuesta concertada” al ataque, que tildó de “ilegal, despiadado y deliberado”.

La misma medida adoptó también hoy el ministerio de Asuntos Exteriores de Rumanía, que afirmó que “se reserva el derecho de actuar en consecuencia”.

Tanto EEUU como el Reino Unido han protagonizado encontronazos con Irán en el golfo Pérsico. En el verano de 2019, los iraníes derribaron un dron estadounidense por supuestamente violar su espacio aéreo y detuvo a un petrolero británico en represalia por la confiscación en Gibraltar de otro iraní.

(Con información de AFP, Europa Press y EFE)

Seguir leyendo: