Boris Johnson cerró la puerta a un nuevo referéndum de independencia en Escocia

El primer ministro del Reino Unido aseguró que una consulta popular “en el contexto actual es irresponsable y temerario” incluso aunque el Partido Nacional Escocés (SNP) obtenga la mayoría absoluta en el Parlamento regional

El primer ministro británico, Boris Johnson, habla en Jacksons Wharf Marina en Hartlepool luego de las elecciones locales, Gran Bretaña, 7 de mayo de 2021. REUTERS / Lee Smith
El primer ministro británico, Boris Johnson, habla en Jacksons Wharf Marina en Hartlepool luego de las elecciones locales, Gran Bretaña, 7 de mayo de 2021. REUTERS / Lee Smith

El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, cerró este sábado la puerta a cualquier posibilidad de celebrar un nuevo referéndum de independencia en Escocia, incluso aunque el Partido Nacional Escocés (SNP) obtenga la mayoría absoluta en el Parlamento regional.

“Creo que un referéndum en el contexto actual es irresponsable y temerario”, dijo el funcionario en una entrevista con el diario The Telegraph, al ser consultado sobre si aceptaría una nueva consulta después de la celebrada en 2014, en la que los escoceses votaron por seguir en el Reino Unido.

El SNP de la ministra principal escocesa, Nicola Sturgeon, mantiene el liderazgo en el recuento de las elecciones al Parlamento de Edimburgo (regional) llevadas a cabo el jueves, al obtener hasta ahora 39 de los 48 escaños escrutados.

La primera ministra escocesa Nicola Sturgeon celebra después de ser declarada ganadora del puesto de Glasgow Southside en el centro de conteo de Glasgow en el Emirates Arena en Glasgow, Escocia, Gran Bretaña, el 7 de mayo de 2021. Jeff J Mitchell / Pool via REUTERS
La primera ministra escocesa Nicola Sturgeon celebra después de ser declarada ganadora del puesto de Glasgow Southside en el centro de conteo de Glasgow en el Emirates Arena en Glasgow, Escocia, Gran Bretaña, el 7 de mayo de 2021. Jeff J Mitchell / Pool via REUTERS

Según el recuento, el SNP no ha perdido de momento ningún escaño e incluso ha ganado tres -dos que estaban antes en manos de los conservadores y uno previamente laborista-, aunque los analistas ven poco probable que pueda alcanzar la mayoría absoluta, algo que sí lograría con el apoyo de los Verdes.

Sturgeon, de 50 años, ha impulsado el proyecto independentista apoyándose en el amplio rechazo de los escoceses a un Brexit que les fue impuesto por el resto del país. Y desde hace un año disparó su popularidad gestionando la pandemia de coronavirus con prudencia, determinación y empatía, una política que no quiere sacrificar para acelerar el reclamo de una nueva consulta pese a las presiones.

“Quiero que Escocia sea independiente. Pero primero tenemos que sacar al país” de la crisis del coronavirus, dijo recientemente a la cadena británica BBC. “La gente que se toma en serio la independencia lo entiende”, afirmó.

El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, saluda de mano a la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, en Bute House, Edimburgo, Escocia. 29 de julio de 2019. REUTERS/Russell Cheyne.
El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, saluda de mano a la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, en Bute House, Edimburgo, Escocia. 29 de julio de 2019. REUTERS/Russell Cheyne.

Johnson reconoció que ha “escuchado con atención” los resultados en Escocia, pero agregó que, en su opinión, el SNP se ha apartado de la idea de un nuevo referéndum.

No creo que este sea el momento en absoluto para tener más disputas constitucionales, es para hablar de despedazar nuestro país, cuando lo que quiere la gente es reparar nuestra economía y reconstruir juntos”, declaró el jefe de Gobierno al medio británico.

Tampoco quiso adelantar cómo respondería si Sturgeon decidiese impulsar una consulta unilateral: “Como digo, esta no es la cuestión ahora. No creo que sea lo que estos tiempos están pidiendo”.

Pese a las palabras del jefe del Gobierno británico, el “número dos” del SNP, John Swinney, dijo este sábado a la cadena BBC que todo indica que su formación será la principal en Holyrood (sede del Legislativo regional) y que se deberán respetar sus decisiones.

La primera ministra escocesa, Nicola Sturgeon, visita un centro de escrutinio mientras se cuentan los votos para las elecciones parlamentarias escocesas, en Glasgow, Escocia, Gran Bretaña, el 7 de mayo de 2021. REUTERS / Russell Cheyne
La primera ministra escocesa, Nicola Sturgeon, visita un centro de escrutinio mientras se cuentan los votos para las elecciones parlamentarias escocesas, en Glasgow, Escocia, Gran Bretaña, el 7 de mayo de 2021. REUTERS / Russell Cheyne

“Johnson no es el señor feudal de Escocia. Es primer ministro del Reino Unido. Y si el Parlamento escocés es elegido con una mayoría de diputados comprometidos con el referéndum, eso debería respetarse”, señaló.

Los independentistas buscan reforzar su posición con un resultado aplastante que les permita presionar a Londres para organizar otro referéndum de autodeterminación tras el de 2014, en que el “no” a la separación del Reino Unido se impuso por 55%.

El conteo de papeletas continúa este sábado, aunque hasta esta noche no se conocerán los resultados definitivos sobre la composición del Parlamento de Holyrood, formado por 129 escaños.

(Con información de EFE y AFP)

SEGUIR LEYENDO: