Violencia y suspensión en Manchester United-Liverpool: el gobierno del Reino Unido criticó las protestas de los hinchas

Dos oficiales resultaron heridos. Las quejas de los aficionados contra los propietarios estadounidenses se reavivaron desde su participación en el intento de crear una Superliga europea separatista

La protesta de los hincas del Manchester United contra la familia Glazer,  los propietarios estadounidenses del club (REUTERS/Phil Noble)
La protesta de los hincas del Manchester United contra la familia Glazer, los propietarios estadounidenses del club (REUTERS/Phil Noble)

El gobierno del Reino Unido y el alcalde de Manchester condenaron la violencia durante las protestas del domingo de los fanáticos del Manchester United, que llevaron al aplazamiento del partido de la Premier League con el Liverpool, aunque dijeron entender las razones de los hinchas.

Los fanáticos del United que protestaban contra los propietarios estadounidenses del club, la familia Glazer, irrumpieron en el estadio que estaba cerrado a los fanáticos debido a las restricciones por la pandemia.

Los hinchas lanzaron una bengala al podio de los locutores cuando los fanáticos corrieron al campo y los manifestantes se enfrentaron con la policía fuera del terreno.

Los hinchas ingresaron al terreno de juego antes del partido con el Liverpool (Action Images via REUTERS/Carl Recine)
Los hinchas ingresaron al terreno de juego antes del partido con el Liverpool (Action Images via REUTERS/Carl Recine)

La policía de Greater Manchester (GMP), la zona metropolitana de la ciudad, dijo que dos oficiales resultaron heridos y uno requirió tratamiento hospitalario después de que fue atacado con una botella y sufrió una herida en la cara.

“Hay mucha pasión en el fútbol, pero hay formas de protestar y hacer oír su voz sin lastimar o poner en peligro a los demás”, dijo Nigel Huddleston, ministro de Turismo y Deporte británico.

“Entendemos las frustraciones, pero la violencia de una pequeña minoría de aficionados en Old Trafford ayer fue inaceptable”, dijo.

Las protestas de los aficionados contra los Glazer, que se han producido desde que compraron el club en 2005, se han reavivado desde la participación del United en el intento de crear una Superliga europea separatista.

Un aficionado del Manchester muestra un cartel en contra de los Glazer (REUTERS/Phil Noble)
Un aficionado del Manchester muestra un cartel en contra de los Glazer (REUTERS/Phil Noble)

El alcalde de Manchester, Andy Burnham, expresó su apoyo a los objetivos de los manifestantes, pero criticó la violencia.

“Entiendo perfectamente las preocupaciones de larga data de los seguidores del Manchester United sobre la propiedad y la financiación de su club y el funcionamiento más amplio del fútbol”, dijo.

“Es importante dejar claro que la mayoría de los simpatizantes hicieron su protesta de manera pacífica, sin embargo, no hay excusa para las acciones de una minoría que hirió a policías y puso en peligro la seguridad de otros”, agregó.

El ministro de Relaciones Exteriores británico, James Cleverly, dijo que era necesario comprender el estado de ánimo de los aficionados al fútbol.

“No podemos no podemos condonar las imágenes que hemos visto sobre el asalto al estadio”, dijo Cleverly a Sky News. “Pero tenemos que entender las frustraciones que sienten los aficionados no solo en el caso del Manchester United, sino con varios clubes en el juego”.

"Pueden comprar nuestro club, pero no pueden comprar nuestro corazón y nuestra alma", dice el cartel exhibido por un hincha del Manchester United en las protestas del domingo (Action Images via REUTERS/Carl Recine)
"Pueden comprar nuestro club, pero no pueden comprar nuestro corazón y nuestra alma", dice el cartel exhibido por un hincha del Manchester United en las protestas del domingo (Action Images via REUTERS/Carl Recine)

El asistente del jefe de policía de GMP Russ Jackson dijo que el comportamiento de los fanáticos fue “imprudente y peligroso”.

“Hemos iniciado una investigación y trabajaremos en estrecha colaboración con los socios para asegurarnos de establecer todas las circunstancias que rodearon los eventos de hoy y enjuiciar a los responsables”, dijo.

Aún no se ha tomado una decisión sobre la reprogramación del partido o sobre las sanciones por los eventos del domingo.

(Con información de Reuters)

SEGUIR LEYENDO: