El Reino Unido enviará buques de guerra al Mar Negro ante el aumento de las tensiones entre Ucrania y Rusia

Londres y los aliados de Occidente buscan mostrar su “apoyo inquebrantable” a Kiev ante el despliegue militar ordenado por el Kremlin en la frontera común

El barco de guerra británico HMS Dragon 1170, un destructor tipo 45
El barco de guerra británico HMS Dragon 1170, un destructor tipo 45

Altos funcionarios británicos informaron que Reino Unido enviará en mayo dos buques de guerra de la Royal Navy hacia el Mar Negro ante el repunte de tensiones entre Ucrania y Rusia, según reportó el periódico The Sunday Times.

Además de los buques, aviones y submarinos también apoyarán a las naves en caso de alguna amenaza de las fuerzas rusas según el informe presentado por el diario británico.

Un destructor Tipo 45 armado con misiles antiaéreos y una fragata antisubmarina Tipo 23 dejarán el grupo de trabajo de portaaviones de la Royal Navy en el Mediterráneo y se dirigirán a través del Bósforo al Mar Negro, según el informe.

La frafata HMS Argyll, tipo 23 (Reuters)
La frafata HMS Argyll, tipo 23 (Reuters)

También, los aviones furtivos F-35B Lightning de la RAF y los helicópteros Merlin para la caza de submarinos estarán preparados en el buque insignia del grupo de trabajo, el portaaviones HMS Queen Elizabeth, para apoyar a los buques de guerra en el Mar Negro, añadió el Times.

Un portavoz del Ministerio de Defensa de Reino Unido declaró a este periódico que su país y aliados internacionales quieren mostrar su apoyo “inquebrantable” a Ucrania.

Las autoridades ucranianas han criticado durante los últimos días a Rusia por el despliegue de militares en una zona cercana a la frontera común, lo que ha sido rechazado desde Moscú, que argumenta que puede trasladar a sus militares por su territorio.

Despliegue militar ruso cerca a la frontera ucraniana (AFP/archivo)
Despliegue militar ruso cerca a la frontera ucraniana (AFP/archivo)

Frente a esto, líderes internacionales han mostrado su preocupación como la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron, quienes han demandaron al Gobierno de Rusia que retire sus efectivos militares de la frontera con Ucrania.

El último episodio del largo conflicto que enfrenta a Ucrania y Rusia desde 2014 se ha vivido este sábado cuando ambos países han intercambiado la expulsión de sendos diplomáticos de alto nivel.

Desde principios de año, este conflicto con los separatistas ha experimentado un nuevo estallido que se saldó con decenas de muertos y Kiev acusa a Rusia de querer “destruirlo”. El Kremlin, por su parte, ha asegurado que “no amenaza a nadie”, al tiempo que denuncia las “provocaciones” ucranianas.

A su vez, el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, que fue recibido el viernes en París por el mandatario francés, Emmanuel Macron, y por la canciller alemana, Angela Merkel, afirmó que espera la reanudación de la tregua en la guerra del este de su país la próxima semana, al tiempo que pedía una cumbre de paz con Moscú con una mediación franco-alemana.

Este recrudecimiento del conflicto en el este de Ucrania reforzó la crisis diplomática entre Rusia y Estados Unidos, con respectivas expulsiones de diplomáticos y sanciones, imitadas por otros países europeos como Polonia o República Checa.

(Con información de Europa Press y AFP)

SEGUIR LEYENDO: