Ataque sorpresa del Estado Islámico en Siria: secuestró a por lo menos 19 personas

Las células del ISIS continúan lanzando ataques mortíferos en el desierto contra civiles y policías. Tras su derrota en 2019, se refugiaron en las zonas más áridas del país

(EFE/archivo)
(EFE/archivo)

Al menos 19 personas, de los cuales 11 civiles y ocho policías, fueron secuestradas el martes por el grupo yihadista Estado Islámico en una provincia del centro de Siria, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

La agencia oficial de noticias Sana informó por su parte del secuestro “de cierto número de habitantes” de una aldea de la provincia de Hama mientras estaban buscando trufas en la Badiya, el vasto desierto sirio.

La agencia acusó al ISIS del secuestro y aseguró que hay heridos que tuvieron que ser hospitalizados. “La organización secuestró a ocho miembros de la policía y a 11 civiles de la aldea de Al Saan” indicó el director del OSDH, Abdel Rahmane, que aseguró que en total son más de 40 personas las que están “desaparecidas”, sin que conozca su paradero.

Por su parte, una fuente militar dio a la agencia EFE otro reporte. Según indicó, el ISIS liberó a 54 personas secuestradas horas antes cuando recolectaban trufas, pero todavía retenía a otros seis. La fuente explicó que los terroristas robaron las motocicletas de las víctimas y destruyeron sus teléfonos móviles tras interceptarles a primera hora de la tarde. Según detalló, los combatientes del Estado Islámico todavía tenían en cautiverio a otros seis recolectores, entre ellos dos mujeres.

Diversas células del ISIS están presentes en esta zona del desierto central de Siria, donde aprovechan su orografía salpicada de montañas y valles para esconderse y adonde algunos civiles acuden por la abundancia del preciado hongo ignorando las advertencias de las autoridades, de acuerdo con la fuente.

A pesar de su derrota en marzo de 2019 el ISIS continúa lanzando ataques mortíferos en Siria, en particular en la Badiya, que se extiende por las provincias de Hama y Homs, en el centro, y hasta Deir Ezzor, en el extremo este.

Un combatiente del ISIS en Raqqa, capital de facto del califato en Siria
Un combatiente del ISIS en Raqqa, capital de facto del califato en Siria

En ese sector, los yihadistas operan desde la clandestinidad, atacando a las fuerzas del régimen, que por su parte cuenta con el apoyo aéreo ruso.

En los últimos meses los yihadistas también han secuestrado en varias ocasiones “a civiles o soldados” explicó Abdel Rahmane. “En la mayor parte de los casos, las personas secuestradas son asesinadas, sobre todo cuando se trata de militares”, precisó.

Los secuestros de este martes imputados al ISIS son los más importantes desde la caída del “califato”, según Rahmane.

Hace un mes, 18 civiles murieron y tres resultaron heridos por la explosión de dos minas plantadas por los terroristas al paso de los vehículos en los que viajaban para recolectar trufas cerca de la ciudad de Salamiya, en la misma zona de la provincia de Hama.

(Con información de AFP y EFE)

SEGUIR LEYENDO: