Nueva cepa de coronavirus: el Reino Unido alcanzó su máximo diario de casos y analiza confinar más zonas del país

Las autoridades sanitarias británicas registraron 36.804 nuevos positivos en un sólo día, la cifra más alta desde el inicio de la pandemia. La administración de Boris Johnson evalúa elevar el nivel de riesgo sobre más territorios y decretar cuarentenas

Londres, Reino Unido. REUTERS/John Sibley
Londres, Reino Unido. REUTERS/John Sibley

Las autoridades británicas no descartan situar a más zonas de Inglaterra en un nivel muy alto de riesgo ante la rápida propagación de una nueva cepa de coronavirus, luego de que el pasado martes el Reino Unido alcanzara el máximo de contagios desde el inicio de la pandemia.

El ministro de Comunidades, Robert Jenrick, declaró este miércoles a los medios que “puede ser necesario tomar más medidas” para frenar el incremento de los casos positivos de COVID-19.

Un comité del Gobierno responsable de evaluar la situación sanitaria en el país se reunirá hoy para analizar los últimos datos.

El Reino Unido alcanzó el pasado martes su pico de nuevos contagios de coronavirus en un día, con 36.804 casos, impulsado en gran parte por la nueva cepa descubierta en el país. Además, se reportaron 691 muertes en las últimas 24 horas.

Un cartel electrónico solicita a los ciudadanos quedarse en sus casas porque los casos de coronavirus son muy altos. REUTERS/Toby Melville
Un cartel electrónico solicita a los ciudadanos quedarse en sus casas porque los casos de coronavirus son muy altos. REUTERS/Toby Melville

El primer ministro británico, Boris Johnson, decidió el pasado sábado situar a Londres y varios condados del sureste de Inglaterra en el nivel de riesgo 4 -grave- para restringir el movimiento de la población ante el inquietante aumento de los contagios.

Según los expertos científicos, la nueva variante del coronavirus ya se ha propagado por otras zonas del país.

“No tenemos un calendario, pero el comité de operaciones de la enfermedad de COVID-19 del Gobierno se reunirá para evaluar las evidencias” científicas, agregó Jenrick a la cadena Sky News.

“Mantenemos esto bajo revisión. Estamos constantemente escuchando a los asesores científicos sobre lo que debemos hacer”, aseguró el ministro, y agregó que la cepa es de “gran preocupación” y “es posible que esté extendida en la mayoría de las regiones del país”.

El ministro de comunidades del Reino Unido, Robert Jenrick. Jeff Overs/BBC/Handout via REUTERS
El ministro de comunidades del Reino Unido, Robert Jenrick. Jeff Overs/BBC/Handout via REUTERS

La inquietud por esta cepa llevó a numerosos países a suspender en los últimos días las conexiones aéreas con el Reino Unido.

Por otro lado, Francia reanudará los viajes por tierra, mar y aire con Reino Unido este miércoles, medida que incluye a los transportistas, después de suspenderlos el domingo por la nueva cepa de la COVID-19 hallada en territorio británico.

“Los aviones, barcos y Eurostars --trenes que conectan Londres, París y Bruselas a través del Eurotúnel-- reanudarán el servicio mañana por la mañana”, ha anunciado el ministro de Transportes francés, Baptiste Djebbari, en su cuenta de la red social Twitter.

Podrán ingresar en Francia procedentes de Reino Unido los ciudadanos franceses, los residentes en Francia y aquellos que “tengan una razón legítima”, ha detallado Djebbari, que ha agradecido al ministro de Transporte de Reino Unido, Grant Shapps, por el “increíble trabajo” realizado en las últimas 48 horas.

Puerto de Dover, Reino Unido. REUTERS/John Sibley
Puerto de Dover, Reino Unido. REUTERS/John Sibley

En la decisión están incluidos los transportistas a nivel internacional, que se quedaron varados en el condado de Kent por el cierre de la frontera con Francia, ciudadanos de la Unión Europea, personas que realicen viajes esenciales --como sanitarios--, tripulación de pesca y conductores de autobuses o trenes, según ha informado la BBC.

A través de un comunicado, el Gobierno británico ha especificado que el protocolo acordado entre ambos país se revisará el próximo 31 de diciembre, pero “podría estar vigente hasta el 6 de enero”.

Todas las personas tendrán que presentar una prueba diagnóstica de la COVID-19 negativa. En el caso de los transportistas, personal sanitario británico y del Ejército se desplegarán para realizar las pruebas para detectar la enfermedad y recibirán el resultado mediante un mensaje de texto, lo que les posibilitará cruzar el Canal de la Mancha.

CON INFORMACIÓN DE EFE Y EUROPA PRESS

MÁS SOBRE ESTE TEMA: