Nueva evidencia de que China ocultó la existencia del COVID-19: un nuevo estudio detectó la enfermedad en un niño italiano en noviembre de 2019

Investigadores de Milán señalaron que el menor, de 4 años, presentaba síntomas tres meses antes de que se identificaran los primeros casos del país

FOTO DE ARCHIVO: Un médico militar en Milán, Italia, administra una vacuna antigripal a un niño para evitar la confusión con los síntomas del COVID-19 el 20 de noviembre de 2020. REUTERS/Flavio Lo Scalzo
FOTO DE ARCHIVO: Un médico militar en Milán, Italia, administra una vacuna antigripal a un niño para evitar la confusión con los síntomas del COVID-19 el 20 de noviembre de 2020. REUTERS/Flavio Lo Scalzo

El coronavirus circulaba en Italia desde finales de noviembre de 2019, determinó un nuevo informe publicado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU (CDC), dando peso a otros estudios que han sugerido una aparición más temprana de la enfermedad en Europa.

Las pruebas mostraron que un niño de cuatro años del área de Milán contrajo un síndrome respiratorio de coronavirus agudo severo a principios de diciembre de 2019, unos tres meses antes de que se identificaran los primeros casos de COVID-19 en el país, según el informe. Los síntomas se confundieron con un caso de sarampión.

El análisis se llevó a cabo de forma retroactiva en muestras de pacientes que posteriormente resultaron negativas para el sarampión. La del niño en cuestión mostró un resultado positivo para covid-19, según el reporte de los investigadores del Departamento de Ciencias Biomédicas para la Salud de Milán.

Los nuevos hallazgos, que confirman otros estudios, desplazan la fecha de inicio del brote: tuvo lugar a finales del otoño boreal de 2019 y no a finales de febrero, cuando se confirmaron los primeros casos en el continente en la ciudad de Codogno, en el norte de Italia.

En tanto, otro estudio publicado en junio concluyó que el virus estaba presente en los sistemas de alcantarillado de Milán y Turín en diciembre, lo que constituyó otra prueba de que la enfermedad se estaba propagando por el mundo mucho antes de que China reconociera el brote.

FOTO DE ARCHIVO: Un hombre lleva a una niña con una máscara facial por el Hospital Tongji en Wuhan, provincia de Hubei, China, el 3 de septiembre de 2020. REUTERS/Aly Song
FOTO DE ARCHIVO: Un hombre lleva a una niña con una máscara facial por el Hospital Tongji en Wuhan, provincia de Hubei, China, el 3 de septiembre de 2020. REUTERS/Aly Song

La responsabilidad de China

Diversos informes han acusado a China de encubrir la existencia de la pandemia en sus primeras etapas, negando así a otros países el tiempo necesario para prepararse para la ola de contagios.

Un reporte del Journal of Emerging Infectious Diseases señala que una “propagación a largo plazo y no reconocida” del virus explicaría por qué el brote fue tan devastador para Italia en febrero y marzo.

La oficina de la OMS en China recién fue informada el 31 de diciembre sobre una misteriosa neumonía que había enfermado a 44 personas en Wuhan. Y el 5 de enero la OMS seguía diciendo que no había “ninguna evidencia de transmisión significativa de humano a humano” del virus. En enero se confirmó por primera vez que el virus se había extendido fuera de China, cuando se descubrió que una mujer de 61 años estaba infectada en Tailandia. China siempre ha negado las acusaciones de encubrimiento.

De hecho, en los últimos días Beijing ha intentado instalar una nueva narrativa sobre el origen del virus: ha dicho que la enfermedad no - no nació en Wuhan, provincia de Hubei, sino que se originó en otras latitudes y otros países que lo exportaron a esa región. Más precisamente, aseguraron que el virus que provoca la enfermedad COVID-19 fue transportado por paquetes de alimentos congelados que fueron exportados hacia allí.

El gobierno del primer ministro Giuseppe Conte confirmó los primeros casos en Italia el 30 de enero, cuando dijo que dos turistas chinos habían dado positivo a la enfermedad. Mattia Maestri, el primer caso conocido de transmisión doméstica de coronavirus en Italia, fue diagnosticado el 21 de febrero y no había estado en China ni había estado en contacto con un caso conocido.

ARCHIVO FOTOGRÁFICO: Un niño con una máscara protectora es visto junto a la bandera italiana durante una protesta frente al ayuntamiento de Milán el 18 de mayo de 2020. REUTERS/Flavio Lo Scalzo
ARCHIVO FOTOGRÁFICO: Un niño con una máscara protectora es visto junto a la bandera italiana durante una protesta frente al ayuntamiento de Milán el 18 de mayo de 2020. REUTERS/Flavio Lo Scalzo

Uno de los más golpeados de Europa

Italia es uno de los países más afectados por la pandemia, con más de 61.000 muertes y 1,7 millones de casos desde el brote inicial.

El país europeo ha sumado 499 muertos por coronavirus en las últimas veinticuatro horas, una cifra elevada pero la menor del último mes, y los nuevos contagios siguen a la baja, aunque con casi 13.000 desde ayer, confirmó este miércoles el ministerio italiano de Sanidad.

Lombardía, que hace un mes quedó confinada como región en color “rojo” por el elevado número de infecciones que registraba, a partir del domingo será calificada en el nivel de menor riesgo por la mejora de sus cifras, anunció este miércoles su gobernador, Attilio Fontana.

La región más afectada fue el Véneto (nordeste), con 2.427 positivos, seguida por Campania (sur), con 1.361; Lazio (centro), con 1.297 y Lombardía (norte), epicentro desde el comienzo de la crisis y que en las últimas horas anotó 1.233 contagios.

Los últimos 499 fallecidos, la menor cifra desde el 9 de noviembre, aumentan el balance a las 61.739 víctimas mortales, según el recuento de la universidad Johns Hopkins.

También sigue reduciéndose la presión a los hospitales italianos. La vasta mayoría de quienes han dado positivo permanecen internados, mientras que un total de 32.973 pacientes permanecen ingresados en instituciones sanitarias. Son 453 menos personas que el martes, mientras que 3.320 están en la unidad de Cuidados Intensivos, 25 menos que la víspera.

Con información de Bloomberg y EFE

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR