Israel urgió a sus ciudadanos a no viajar a los Emiratos Árabes Unidos y Bahréin ante la posibilidad de que Irán los ataque allí

Teherán ha amenazado con atacar objetivos israelíes luego del asesinato del padre de su principal científico nuclear, Mohsen Fakhrizadeh, la semana pasada. Jerusalén, que normalizó sus relaciones con los dos países del golfo en los últimos meses, no se ha adjudicado la acción

El primer ministro israelí Benjamín Netanyahu junto al secretario del Tesoro estadounidense Steven Mnuchin y el secretario de Asuntos Financieros emiratí, Obaid Humaid al-Tayer, en el aeropuerto David Ben Gurión de Israel. Foto: REUTERS
El primer ministro israelí Benjamín Netanyahu junto al secretario del Tesoro estadounidense Steven Mnuchin y el secretario de Asuntos Financieros emiratí, Obaid Humaid al-Tayer, en el aeropuerto David Ben Gurión de Israel. Foto: REUTERS

El gobierno israelí urgió este jueves a sus ciudadanos a no viajar a los Emiratos Árabes Unidos ni Bahréin -países con los que ha entablado relaciones diplomáticas recientemente- ante la posibilidad de que se conviertan en objetivos de un potencial ataque iraní.

“Dadas las amenazas escuchadas por parte de las autoridades iraníes y el involucramiento de funcionarios iraníes en ataques terroristas perpetrados en el pasado en distintos países, existe la preocupación de que Irán intente actuar de esta manera contra objetivos israelíes”, indica en un comunicado el Consejo de Seguridad Nacional del primer ministro, Benjamín Netanyahu.

Israel firmó en los últimos meses acuerdos con los dos países del golfo, incluyendo el establecimiento de vuelos entre ambos países, y se espera que miles de turistas israelíes viajen hacia allí en las próximas semanas. El documento también sugiere evitar los viajes a Georgia, Azerbaiyán, Turquía y las áreas kurdas de Irak y África.

Las amenazas de los funcionarios iraníes responden al reciente asesinato del mayor científico nuclear de Teherán, Mohsen Fakhrizadeh. Si bien no se ha determinado a quien corresponde la autoría del hecho, la teocracia islámica se lo ha adjudicado a Jerusalén, algo que quedó cristalizado cuando un alto asesor del líder supremo Ali Khamenei aseguró que Irán dará “una respuesta calculada y decidida”.

Además, un periódico de línea dura -cuyo editor es nombrado por Khamenei- sugirió que la venganza de Teherán debería incluir un ataque a la ciudad israelí de Haifa.

El ataúd de Mohsen Fakhrizadeh durante su funeral. Foto: West Asia News Agency)/via REUTERS
El ataúd de Mohsen Fakhrizadeh durante su funeral. Foto: West Asia News Agency)/via REUTERS

En el pasado, Irán ha acusado a Israel de haber matado a varios científicos nucleares iraníes desde 2010. La oficina de Netanyahu se ha negado a hacer comentarios sobre el asesinato. Un ministro del gabinete israelí, Tzachi Hanegbi, dijo el sábado que no sabía quién lo había llevado a cabo.

Fakhrizadeh fue emboscado en una autopista cerca de Teherán el pasado viernes en su automóvil. Un funcionario iraní aseguró que Israel utilizó “dispositivos electrónicos” para matar a distancia al científico. “Por desgracia, la operación fue una operación muy complicada y se llevó a cabo utilizando equipamiento electrónico”, dijo Ali Shamkhani, secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional. “No había ningún individuo presente en el lugar”, agregó.

Irán dijo el miércoles que el Ministerio de Inteligencia había “identificado a las personas relevantes” involucradas en el asesinato, informó la agencia de noticias semioficial Tasnim.

Si bien Teherán negaba que liderara su plan nuclear -decía que era un profesor universitario- Netanyahu lo había señalado con nombre y apellido como líder de un supuesto programa secreto una semana antes de que Estados Unidos abandonara el pacto entre Irán y seis potencias para limitar su desarrollo nuclear.

En las últimas semanas, las actividades nucleares de Irán volvieron al centro de la agenda internacional, luego de que el Organismo Internacional de la Energía Atómica informara que sus reservas de uranio enriquecido son diez veces mayores a las fijadas en el acuerdo nuclear, y que anunciara en los últimos días que empezaba “una nueva fase” en sus actividades al respecto.

FOTO DE ARCHIVO. Un coche de seguridad pasa frente a la instalación nuclear de Natanz, a 300 km al sur de Teherán, Irán. 20 de noviembre de 2004
FOTO DE ARCHIVO. Un coche de seguridad pasa frente a la instalación nuclear de Natanz, a 300 km al sur de Teherán, Irán. 20 de noviembre de 2004

“Además de las centrifugadoras de primera generación, una cascada de 174 nuevas centrifugadoras Ir-2M enriquecerá uranio en las instalaciones nucleares de Natanz”, señaló el representante de Irán ante la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA), Kazem Qaribabadi.

Este jueves, la principal cámara política del país dio su aprobación final a un proyecto de ley que obliga al presidente, Hassan Rohani a poner fin a las inspecciones nucleares internacionales a menos que Estados Unidos elimine las sanciones clave para febrero, lo que da a la Administración entrante de Biden solo semanas para lograr un avance diplomático.

La nueva legislación también dice que Irán tomará medidas de inmediato para comenzar a producir 20% de uranio enriquecido con fines pacíficos y aumentará su reserva de material fisionable, lo que podría reducir el tiempo que Irán necesita para prepararse para adquirir un arma.

No está claro si el gobierno puede impugnar o apelar la decisión del Consejo Guardián o si el llamado Protocolo Adicional, que Irán firmó con el OIEA junto con el acuerdo nuclear de 2015, puede ser suspendido legalmente solo por los congresistas.

El martes, el OIEA restó importancia al proyecto de ley como un asunto interno que no ha tenido relación con la cooperación entre Irán y la agencia.

Más sobre este tema:

El régimen iraní provoca a Occidente: aprobó el proyecto para producir uranio enriquecido y poner fin a las inspecciones nucleares

Irán volvió a amenazar a Israel con un ataque “calculado y decidido” para vengar la muerte de su principal científico nuclear