China está construyendo estructuras militares a lo largo de la disputada frontera con India y Bután

Imágenes satelitales mostraron que Beijing continúa reforzando su posición en la zona, meses después del sangriento enfrentamiento que dejó unos 20 soldados muertos. Los expertos advierten que el régimen está usando en el Himalaya la misma estrategia implementada en el Mar Meridional

Soldados de la guardia fronteriza india vigilan la ruta hacia Ladakh, en el Kashmir (REUTERS/Danish Ismail/archivo)
Soldados de la guardia fronteriza india vigilan la ruta hacia Ladakh, en el Kashmir (REUTERS/Danish Ismail/archivo)

Nuevas imágenes de satélite revelaron que China está realizando construcciones a lo largo de una frontera en disputa con India y Bután, en una zona de Himalaya que fue lugar de un enfrentamiento en 2017.

El operador satelital estadounidense Maxar Technologies dijo este martes en un comunicado que las imágenes, tomadas el 28 de octubre de 2020, muestran que se habían construido “nuevos búnkeres de almacenamiento militar” cerca del área de Doklam, una aldea —llamada Pangda—, en el lado butanés de la frontera en disputa, así como un depósito de suministros en territorio chino.

“Claramente ha habido una importante actividad de construcción este año en toda la zona del valle del río Torsa”, dijo Maxar en un comunicado.

Las imágenes satelitales de Maxar mostraron que China continúa reforzando su posición a lo largo de la frontera con India, aunque es poco probable que se realicen más construcciones en esta época del año debido a las duras condiciones invernales en lo alto del Himalaya.

La zona de Doklam, una delgada franja de tierra que limita con los tres países, es reclamada tanto por China como por Bután, pero también es estratégicamente importante para la India, debido a su proximidad al Corredor Siliguri, una arteria vital entre Nueva Delhi y sus estados del noreste.

En 2017 se desató en la zona un violento enfrentamiento después de que Bután acusó a China de construir una carretera dentro de su territorio en “violación directa” de las obligaciones de los tratados. China, que no tiene relaciones diplomáticas formales con Bután, negó la acusación, alegando que el área es parte del territorio chino.

En un artículo publicado el lunes en el periódico estatal Global Times, experto chinos refutaron las afirmaciones de Maxar y los informes de los medios indios sobre la construcción de una aldea en territorio butanés.

El embajador de Bután en India, el general de división Vetsop Namgyel, también negó que haya una aldea china dentro de Bután.

Tanto el Ministerio de Relaciones Exteriores de China como el de India hicieron comentarios sobre el tema.

No obstante, los expertos creen que China está usando en el Himalaya la misma estrategia que adopta en el Mar de China Meridional, donde Beijing ha construido y militarizado islotes, arrecifes e islas en pos de controlar una zona pesquera y marítima de enorme importancia sobre la que otros seis gobiernos reclaman total o parcialmente la soberanía.

En particular, la naturaleza de la aldea Pangda recuerda a las bases construidas sobre bancos de arena e islotes en esa zona del Pacífico.

“Están afirmando su reclamo, por lo que están creando las condiciones sobre el terreno para que esté la aldea, que es parte de una política más amplia”, dijo Manoj Joshi, un miembro de la Observer Research Foundation, un grupo de expertos con sede en Nueva Delhi, a CNN. “Al crear estos hechos en el terreno, al crear esta aldea, pueden decir que siempre estuvo ahí. Al estilo de los chinos, crean los hechos sobre el terreno y luego dicen que siempre estuvo ahí “.

Un caza indio sobrevuela la región de Leh, en la región de Ladakh (REUTERS/Danish Siddiqui)
Un caza indio sobrevuela la región de Leh, en la región de Ladakh (REUTERS/Danish Siddiqui)

Bután es tradicionalmente un fuerte aliado de India, que confía en Delhi para proporcionar entrenamiento a sus fuerzas armadas y coopera estrechamente con India en política exterior. En ese sentido, el avance chino parece ser una nueva provocación a India en un momento en que las tensiones entre los dos países se intensifican.

A principios de este año, India y China mantuvieron en un sangriento enfrentamiento a lo largo de otra frontera disputada en el Himalaya que dejó al menos 20 soldados muertos, el peor conflicto entre los dos países desde que libraron una guerra por el mismo territorio en 1962.

Ante la creciente presencia china en el Indo-Pacífico, India también participó junto a Australia, Estados Unidos y Japón en unos ejercicios navales en el golfo del Bengala. Delhi selló además un acuerdo militar con Washington ante las crecientes amenazas del régimen de Xi Jinping.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

De palos y piedras a portaaviones y bombas atómicas: con qué arsenal se amenazan China e India

Qué hay detrás de la escalada entre India y China, los dos países más poblados del planeta