Prometían ayuda para conseguir asilo pero era una fachada para traficar albaneses a Reino Unido y obligarlos a trabajar en granjas de cannabis

Pranvera Smith, conocida como ‘La Nonna’, y su pareja fueron condenados por haber engañado y extorsionado a decenas de compatriotas

Pranvera Smith, de 47 años, y Flamur Daka, de 44 años, eran socios en la trata de personas y la extorsión a inmigrantes ilegales. Fueron enviados a prisión.
Pranvera Smith, de 47 años, y Flamur Daka, de 44 años, eran socios en la trata de personas y la extorsión a inmigrantes ilegales. Fueron enviados a prisión.

Una mujer fue condenada en Reino Unido por cargos de conspirar para traer inmigrantes ilegales albaneses al país usando como fachada una organización benéfica que supuestamente prestaba refugio y acompañamiento a los migrantes.

Pranvera Smith, de 47 años, dirigía su empresa criminal con la fundación Freedom to Stay (Libertad para Quedarse) como frente. Esta fundación caritativa promovía desde 2014 ayudas a las personas vulnerables de Albania, país de origen de Smith, a buscar un asilo permanente el Reino Unido.

Pero contrario a esto, Simith, junto con su pareja Flamur Daka, de 44 años, y también albanés, ayudaban era a grupos traficantes de personas a ingresar ilegales y ponerlos a trabajar para sus bandas y negocios criminales.

A Smith la conocían como ‘La Nonna’, libanés para ‘La Abuela’, un nombre que buscaba inspirar temor en el mundo criminal de Birmingham, pues la mujer era conocida por usar todo tipo de intimidaciones para conseguir sus fines.

Según los reportes de la policía, que arrestaron a Simith y la llevaron ante la justicia, la mujer y su pareja obligaban a los inmigrantes albaneses a pagarles por los servicios que supuestamente ofrecía la fundación como ayudas caritativas.

Pranvera Smith, de 47 años, dirigía su empresa criminal con la fundación Freedom to Stay (Libertad para Quedarse) como frente.
Pranvera Smith, de 47 años, dirigía su empresa criminal con la fundación Freedom to Stay (Libertad para Quedarse) como frente.

A las víctimas les cobraban hasta 1.000 libras (USD 1.295) para traerlas de forma ilegal de Albania a Reino Unido por bandas de contrabandistas y una vez en el país ‘La Nonna’ y Daka los extorsionaban para brindarles a las prometidas ayudas, demandando entre 1.000 (USD 1.295) y 4000 (USD 5.180) libras por servicios gratuitos como el asesoramiento sobre inmigración.

Cuando no tenían dinero para pagar, que era en la mayoría de los casos, los forzaban a trabajar en negocios ilegales de traficantes y pandilleros, como granjas para el cultivo de cannabis, y así sacar de ellos el dinero.

De acuerdo a lo revelado en el juicio contra la pareja, se cree que ganaron alrededor de 130.000 libras (USD 168.372) explotando a sus compatriotas. Se les reprochó además que se hicieran de la vista gorda ante el hecho de que muchas de las personas a las que supuestamente debían ayudar estaban siendo usadas por bandas criminales para actividades ilegales.

Según los fiscales, algunos estaban trabajando para reembolsar entre 10.000 (USD 12.951) y 15.000 (19.427) libras esterlinas en honorarios a los delincuentes que trabajaban en lavados de autos o granjas de cannabis, donde también corrían el riesgo de ser atacados y golpeados por operaciones criminales rivales.

Pero en noviembre pasado Smith y Daka quisieron pasar de ser intermediarios a jefes y planearon llevar “un gran numero de migrantes” en la parte trasera de camiones para cruzar el Canal Inglés, graduándose así de traficantes de personas.

Por ocho meses pudieron infiltrar con éxito inmigrantes ilegales a Reino Unido, hasta que en julio de 2020 la pareja fue arrestada después de que en medio de una operación de contrabando un migrante de 21 años fue rescatado de un camión por la policía belga en el puerto de Gante.

En una audiencia previa de agosto los dos implicados aceptaron el cargo de conspiración para violar la ley de inmigración.

Smith, que ha vivido en el Reino Unido durante 26 años, también se había declarado culpable anteriormente de suministrar 1 kg de cannabis a, sin que ella lo supiera, un oficial de policía encubierto.

Smith y Daka abrieron un restaurante en Bearwood High Street para lavar su efectivo, dijo la policía de West Midlands.
Smith y Daka abrieron un restaurante en Bearwood High Street para lavar su efectivo, dijo la policía de West Midlands.

Daka por su parte era portero del hospital en Dudley, y admitió previamente un cargo de suministro de drogas de clase A, después de pasarle a un oficial encubierto 0,15 miligramos de cocaína.

Para capturarlos la unidad regional de crimen organizado de la policía de West Midlands desplegaron un operativo encubierto en el que dos oficiales se hicieron pasar por meses como amigos de la pareja, y obtuvieron información importante de su organización benéfica, la cual operaba en Hagley Road, Birmingham.

Cuando las oficinas fueron allanadas, la policía encontró una lista de clientes de 180 personas, 130 de ellos de 2020, junto con docenas de archivos personales que incluyen documentos de identidad originales, como certificados de nacimiento.

Los oficiales también allanaron las instalaciones en Bearwood High Street, West Midlands, que Smith había gastado 30.000 libras esterlinas (USD 38.855) para convertirlas en un restaurante mediterráneo, mientras que ella también era propietaria de una propiedad en el resort de Dalaman en Turquía.

pareja Flamur Daka, de 44 años, y también albanes, era socio de Smith.
pareja Flamur Daka, de 44 años, y también albanes, era socio de Smith.

La jueza Kristina Montgomery sentenció a ‘La Nonna’ Simith a cinco años y cuatro meses de prisión, mientras que Daka recibió una condena de cuatro años de cárcel.

“Acepto que su caridad era al principio legítima, pero se desvió”, dijo la jueza, que resaltó “Estos son delitos que requieren disuasión”.

“Exigen que la gente sepa que los riesgos que se corren en la trata de personas no son aceptables y que aquellos que colocan a los vulnerables y desesperados en una posición que es intrínsecamente arriesgada para obtener una recompensa financiera deben pagar el precio”, sostuvo.

A ambos se les dijo que cumplirían la mitad de su condena antes de ser liberados con licencia.

SEGUIR LEYENDO

Impactantes videos del tsunami en Turquía, tras el terremoto en el Mar Egeo

El saludo de Cristiano Ronaldo a Maradona por su cumpleaños y el detalle que lo hizo viral

Mató a su marido con 30 puñaladas: 48 horas después llamó a la policía y confesó