El Reino Unido brindará más ayuda económica a los sectores obligados a cerrar por el incremento de los casos de coronavirus

El “Programa de Apoyo al Empleo” se hará cargo de pagar un 62% de las horas no trabajadas de los empleados afectados con las nuevas restricciones

Boris Johnson, primer ministro del Reino Unido (REUTERS/Peter Nicholls)
Boris Johnson, primer ministro del Reino Unido (REUTERS/Peter Nicholls)

El Gobierno británico anunció un incremento en la ayuda financiera a las empresas obligadas a cerrar por ubicarse en zonas de nivel alto de riesgo de COVID-19, frente al fuerte aumento de los contagios, en especial en el norte de Inglaterra.

El ministro de Economía, Rishi Sunak, expuso en la Cámara de los Comunes los cambios a su programa de apoyo al empleo, que entrará en vigor el 1 de noviembre cuando finalice el plan de ayudas introducido durante el confinamiento en marzo, en el que el Estado pagaba un 80% del salario (hasta un tope) de los empleados de empresas obligadas a clausurar.

A partir de noviembre, las compañías deberán pagar un mínimo del 20% de las horas de trabajo habituales de sus empleados y un 5% de las horas que dejen de trabajar (antes se requería un 55% en total), mientras que el Gobierno asumirá un 62% de las horas no trabajadas, hasta un máximo de unas 1.541,75 libras mensuales.

Rishi Sunak en Downing Street. REUTERS/John Sibley/ARCHIVO
Rishi Sunak en Downing Street. REUTERS/John Sibley/ARCHIVO

Además, las autoridades municipales recibirán fondos adicionales para ofrecer subvenciones de 2.100 libras al mes a establecimientos hosteleros y de ocio en sus distritos.

Los trabajadores independientes podrán acceder también a becas por un 40% de sus beneficios, hasta un máximo de 3.750 mensuales.

En su intervención, Sunak reconoció que el Gobierno debe “adaptar su apoyo financiero a medida que la situación evoluciona” y subrayó que las ayudas hoy anunciadas “protegerán a más personas y más empleos”.

El primer ministro, Boris Johnson, se ha visto presionado a incrementar sus ayudas por la resistencia de muchos Ayuntamientos y empresas, sobre todo en el norte de Inglaterra, a aceptar nuevas restricciones para frenar el avance del coronavirus, con la probable consecuencia de enfrentar un duro golpe en sus ya dañadas economías.

REUTERS/Matthew Childs
REUTERS/Matthew Childs

Varias áreas de Inglaterra, entre ellas Londres, están en el nivel de riesgo 2 -alto- de una escala de 3 -muy alto-, ideada por el Gobierno para contener la expansión del COVID.

Las autoridades han dispuesto que Liverpool, Manchester y South Yorkshire entren en el nivel 3, lo que implica el cierre de bares y “pubs” que no venden comida, así como restricciones a los contactos entre personas que no viven bajo el mismo techo.

Según las últimas cifras oficiales, el miércoles se confirmaron 26.688 nuevos casos de coronavirus y 191 decesos, por lo que el número de fallecidos desde que empezó la pandemia asciende a 44.158.

CON INFORMACIÓN DE EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Boris Johnson impondrá el cierre de bares en Manchester y Yorkshire del Sur

Reino Unido analiza infectar a voluntarios con COVID-19 para probar la efectividad de las vacunas candidatas

Rebrote de coronavirus en el Reino Unido: Boris Johnson anunció que Liverpool cerrará todos los locales de ocio y gimnasios

MAS NOTICIAS