Coronavirus en el Vaticano: cuatro guardias suizos dieron positivo y se suspendieron los permisos al personal

Las autoridades dieron la orden de permanecer en los cuarteles, una semana después de que se integren 38 nuevos reclutas. No se confirmó si alguno estuvo en contacto con el papa Francisco

Un guardia suizo con una mascarilla en el Vaticano (Reuters)
Un guardia suizo con una mascarilla en el Vaticano (Reuters)

Cuatro guardias suizos dieron positivo por coronavirus el fin de semana y fueron puestos en aislamiento, anunció el Vaticano el lunes, que también informó de otros tres casos detectados en las últimas semanas en el microestado.

“Durante el fin de semana se detectaron algunos casos positivos de covid-19 entre los guardias suizos. Por el momento hay cuatro personas con síntomas que fueron aisladas”, dijo el director de la sala de prensa del Vaticano, Matteo Bruni.

Añadió que se están realizando comprobaciones para evaluar “el número de personas que estuvieron en contacto directo con ellos”. Bruni no confirmó si alguno de ellos había estado en contacto con el papa Francisco.

Según informan este lunes los medios italianos, ha sido enviada una comunicación interna a suboficiales y guardias en la que se anulan las vacaciones y permisos y se ordena que permanezcan en sus habitaciones en el cuartel, situado en el interior del Vaticano.

El pasado 4 de octubre se celebró la ceremonia de juramento de los 38 nuevos reclutas para intregrarlos en el pequeño Ejército, que cuenta con 135 guardias.

Durante la pandemia, se ha comunicado una decena de casos en el pequeño Estado, aunque la mayoría fueron en el primer semestre del año. Ahora, Bruni también informó que en las últimas semanas se detectaron otros tres casos positivos “entre residentes y nacionales del Vaticano, todos con síntomas leves y que fueron sometidos a las medidas necesarias de aislamiento”

El martes, las autoridades vaticanas emitieron una directiva a los superiores de los entes de la Santa Sede que impone el uso de la mascarilla dentro del Estado pontificio y en sus sedes extraterritoriales, unos territorios y edificios de Roma sobre los que tiene jurisdicción. Será obligatoria “cotidianamente en todos los lugares al aire libre y también en los espacios de trabajo en los que la distancia no pueda ser garantizada siempre”, se lee en el documento, que insiste además en la necesidad de respetar las normas higiénicas.

Sin embargo, el papa Francisco apareció el miércoles sin mascarilla y sin respetar el distanciamiento social con los fieles que se acercaron a la audiencia semanal, incluso en espacios cerrados

(Reuters)
(Reuters)

Además del papa, tampoco llevaron mascarillas el asistente de Francisco, quien ayudó al pontífice a usar después el gel desinfectante tras los saludos a los fieles, ni tampoco el personal de seguridad o los fotógrafos del Vaticano.

Sentados a distancia del papa durante la audiencia algunos miembros de la Curia igualmente no las llevaban.

Al igual que en otras ocasiones, Francisco no evitó el contacto con los fieles acercándose a hablar con ellos sin mantener distancia de seguridad e incluso besó las manos de un sacerdote, capellán en una cárcel.

La Guardia Suiza Pontificia, responsable de la seguridad del papa y del Vaticano, fue creada el 22 de enero de 1506 por el papa Julio II y hoy está considerado uno de los ejércitos más pequeños del mundo.

(Con información de EFE y AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: