Rusia denunció la presencia de mercenarios sirios y libios en los combates en Nagorno Karabaj

“Según informaciones recibidas, a la zona del conflicto están arribando integrantes de grupos armados ilegales”, señaló el Kremlin en un comunicado. Autoridades armenias han informado que Turquía está detrás de su llegada

Foto: Reuters
Foto: Reuters

Rusia denunció este miércoles la presencia de mercenarios provenientes de Siria y Libia en el conflicto entre Azerbaiyán y Armenia en Nagorno Karabaj.

“Según informaciones recibidas, a la zona del conflicto de Nagorno Karabaj están llegando integrantes de grupos armados ilegales procedentes, en particular, de Siria y Libia, con el objetivo de participar directamente en los combates”, advirtió el Ministerio de Exteriores ruso en un comunicado.

La Cancillería expresó su “profunda preocupación” con una situación como esa, que “conducirá no solo a una escalada mayor de las tensiones en la zona del conflicto, sino que creará amenazas de largo plazo para todos los países de la región”.

“Llamamos a los dirigentes de todos los países interesados a tomar medidas efectivas para evitar el uso de terroristas extranjeros y mercenarios en este conflicto y garantizar su retirada inmediatamente de la región”, instó el Ministerio de Exteriores.

Una foto muestra lo que se dice son los restos de un avión de guerra SU-25 de las fuerzas aéreas armenias derribado durante los combates en la región separatista de Nagorno-Karabaj, en esta imagen publicada el 30 de septiembre de 2020. (REUTERS)
Una foto muestra lo que se dice son los restos de un avión de guerra SU-25 de las fuerzas aéreas armenias derribado durante los combates en la región separatista de Nagorno-Karabaj, en esta imagen publicada el 30 de septiembre de 2020. (REUTERS)

Las declaraciones se condicen con denuncias realizadas por autoridades armenias, que han indicado que Turquía se encuentra detrás de la llegada de los mercenarios a la zona de conflicto.

En una entrevista con Infobae, la embajadora armenia en Argentina, Esther Mkrtumyan, informó que su país cuenta con información que indica que “unos cuatro mil mercenarios de ISIS” han sido contratados por Ankara. El país euroasiático apoya a Azerbaiyán al punto que haber expresado a través de su canciller que está dispuesto a “hacer lo necesario” si Bakú se lo pide.

Rusia no mencionó expresamente a Turquía en su comunicado, pero llamó a “los líderes de los estados interesados” para tomar medidas que eviten que “terroristas extranjeros y mercenarios” se involucren en el conflicto.

Además, el domingo pasado el Observatorio Sirio de Derechos Humanos informó que un grupo de combatientes rebeldes sirios reclutados por Ankara llegó a Azerbaiyán después de salir hace algunos días del norte de Siria a través del territorio de Turquía.

Esta ONG -con sede en el Reino Unido, pero con una amplia red de colaboradores sobre el terreno- señaló que más de 300 combatientes de facciones aliadas con Turquía procedentes del cantón de Afrín (noroeste de Siria) viajaron con el fin de “proteger las posiciones fronterizas” en Azerbaiyán.

Un soldado de etnia armenia dispara una pieza de artillería durante el conflicto en Nagorno Karabaj
Un soldado de etnia armenia dispara una pieza de artillería durante el conflicto en Nagorno Karabaj

Según el Observatorio, a cada combatiente se le ofreció entre 1.500 y 2.000 dólares, la suma que suelen recibir los sirios que van a luchar a Libia, también reclutados por Ankara. Se han registrado reportes acerca de la conducta de los mercenarios en los pueblos cercanos al frente. Entre ellos se cuentan la imposición de prohibiciones a los ciudadanos que allí se encuentran, especialmente a las mujeres.

Los “mercenarios”, tal y como los denomina la ONG, pueden ser combatientes que han regresado recientemente de Libia tras concluir su misión y que ahora han sido dirigidos a otro país donde Ankara tiene intereses.

El conflicto continúa este miércoles. Azerbaiyán indicó el miércoles que desde el fin de semana fueron neutralizados 2.300 separatistas armenios, mientras que los balances oficiales dicen que fueron 98. Por su parte, el gobierno de Erevan dijo que 790 soldados azeríes perdieron la vida y otros 1.900 resultaron heridos.

La escalada del conflicto aleja una solución diplomática. El primer ministro armenio, Nikol Pashinyan, cerró la puerta a unas negociaciones inmediatas con una mediación rusa, horas después de un voto unánime del Consejo de Seguridad de la ONU para poner fin a las hostilidades y “retomar cuanto antes negociaciones constructivas”.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Armenia no está dispuesta a negociar una paz con Azerbaiyán auspiciada por Rusia

Cuarto día de choques entre Armenia y Azerbaiyán en Nagorno Karabaj: “Se libran combates en toda la línea del frente”

MAS NOTICIAS