Coronavirus: cae la cifra de muertes diarias y sube la de pacientes recuperados en Italia

Hubo 542 víctimas mortales y 2.099 personas se curaron en las últimas 24 horas, la cifra más alta desde que se inició la epidemia en el país.. 28.485 personas están hospitalizadas con síntomas -menos que el día anterior- y 3.693 están en cuidados intensivos, también una cifra inferior y que mantiene una reducción de estos pacientes graves por quinto día consecutivo

Una paciente con coronavirus saluda a una pariente desde el hospital de Cernusco sul Naviglio en Milan (REUTERS/Flavio Lo Scalzo)
Una paciente con coronavirus saluda a una pariente desde el hospital de Cernusco sul Naviglio en Milan (REUTERS/Flavio Lo Scalzo)

Los fallecidos en Italia con coronavirus ascienden este miércoles a 17.669, al registrarse 542 más en las últimas 24 horas, lo que mantiene la tendencia de los últimos días de reducción de decesos diarios.

Los casos totales desde que se detectó el virus el 20 de febrero son 139.422, 3.836 más respecto al martes, una cifra algo superior al día anterior pero que confirma que se está conteniendo la propagación, según los datos transmitidos por el jefe de Protección Civil, Angelo Borrelli.

Actualmente hay 95.262 personas enfermas y el número de positivos ha subido en 1.195 en 24 horas, frente a los 880 del día anterior y que fue la cifra más baja desde el pasado 10 de marzo. Un total de 26.491 ya se han curado, más de dos mil en las últimas 24 horas, la cifra más alta desde que se inició la epidemia en Italia.

La gran mayoría de los positivos, 63.084, el 66 %, están en aislamiento domiciliario, otros 28.485 están hospitalizados con síntomas -menos que el día anterior- y 3.693 están en cuidados intensivos, también una cifra inferior y que mantiene una reducción de estos pacientes graves por quinto día consecutivo.

HACIA LA “FASE 2”, LA REAPERTURA GRADUAL

Ante la mejora de la situación y la contención de la epidemia, el Gobierno estudia cómo y cuándo dar paso a la llamada “fase 2”, es decir, la vuelta gradual y muy lenta a la vida normal.

Pero aún no hay fecha y el subdirector de la OMS, Ranieri Guerra, echó en la conferencia de prensa un pequeño jarro de agua fría.

“Abrir o pensar en abrir en esta etapa es bastante difícil, no estamos en una disminución neta sino en una desaceleración en la velocidad” de propagación. “Hay un reservorio de asintomáticos que continúa propiciando la circulación del virus”, añadió.

Y subrayó: “No creo que el gobierno italiano quiera reabrir sin pensar en este riesgo”.

El ejecutivo de Giuseppe Conte escucha las recomendaciones del Comité Técnico Científico que le asesora.

El primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, durante una videconferencia con los líderes del G20 l ( Palazzo Chigi / AFP)
El primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, durante una videconferencia con los líderes del G20 l ( Palazzo Chigi / AFP)

Hasta el próximo 13 de abril, que en Italia es festivo y pone fin a la Semana Santa, está en vigor el actual decreto por el que están paradas todas las actividades productivas excepto las esenciales, cerrado el comercio no esencial y prohibidos todos los desplazamientos de personas si no es por motivos de urgencia o necesidad.

Según los medios italianos, la operación de “reapertura” gradual tendría dos etapas: a partir del día 14 se abrirán algunas empresas, pero los ciudadanos en general y el comercio no esencial tendrán que esperar al 4 de mayo, es decir, después del puente de mayo.

Y aún entonces, los hábitos cotidianos no serán como antes, y por ejemplo se impondrá el uso generalizado de mascarillas y el mantenimiento de distancias prudenciales entre la gente.

Conte señaló en una reunión con el comité técnico científico que “el cuidado de la salud está en el primer puesto, pero los motores del país no pueden estar apagados demasiado tiempo”.

Por ello, las esperanzas están puestas en que el próximo decreto de vía libre a la reapertura de algunas actividades.

Los expertos del Comité Científico Técnico estarían diseñando un mapa que incluiría tres índices de riesgo diferentes (bajo, medio y alto) de las diferentes actividades y profesiones, con sus correspondientes medidas de protección y distanciamiento social.

YA VAN 96 MÉDICOS MUERTOS

Uno de los colectivos más golpeados por la pandemia es el de los trabajadores sanitarios y en concreto los médicos. En Italia, la larga lista de doctores fallecidos por el coronavirus ascendió hoy a 96, tras la muerte de Nabil Khair, de 62 años, médico de familia en Cerdeña.

Los sindicatos de médicos del Servicio Nacional de Salud anunciaron esta semana que se proclamaban en “estado de agitación” y amenazaron con una huelga “virtual” por la falta de elementos de protección, aunque garantizando la ejecución regular del desempeño laboral", señalaron.

La lista de facultativos fallecidos la publica la Federación de colegios médicos (Fnomceo) en su página web, se actualiza constantemente y luce un lazo negro en una esquina. Se publican el nombre y especialidad de cada médico fallecido y la fecha del deceso.

Entre los fallecidos hay algunos médicos jubilados que habían vuelto al trabajo para arrimar el hombro en esta crisis sanitaria sin precedentes.

Personal sanitario frente al hospital de Cremona (Mangiatordi/@France_exa/via REUTERS)
Personal sanitario frente al hospital de Cremona (Mangiatordi/@France_exa/via REUTERS)

LAS EMPRESAS PRESIONAN PARA REABRIR

Desde el sector empresarial se presiona para que se pueda retomar la actividad.

La Confindustria de Lombardía, Emilia Romagna, Piamonte y Véneto, las cuatro regiones principales del Norte, que representan el 45% del PIB italiano, han firmado una agenda para la reapertura de empresas y la defensa de los puestos de trabajo.

Afirman que si no se vuelve a funcionar a “corto plazo”, el país corre el riesgo de apagar definitivamente su motor.

Y Confcooperative, una de las principales asociaciones de cooperativas del país, advirtió de que un millón de pequeñas y medianas empresas de Italia corren el riesgo de quebrar como consecuencia de las medidas de confinamiento "con consecuencias indescriptibles en términos de facturación y empleo".

ITALIA CIERRA SUS PUERTOS PARA EL DESEMBARCO DE MIGRANTES

Mientras, el Gobierno italiano ha declarado que sus puertos no son seguros para el desembarco de migrantes rescatados en el Mediterráneo central por barcos de las ONG debido a la pandemia del coronavirus.

La decisión se ha tomado después de recibir y rechazar una petición para desembarcar del barco Alan Kurdi de la ONG alemana Sea Eye, con 150 inmigrantes rescatados en el Mediterráneo.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Por qué en los Estados Unidos comienzan a ver con recelo el uso masivo de respiradores en algunos pacientes de coronavirus

“Un lobo con piel de cordero”: científicos descubrieron cómo hace el coronavirus para engañar al cuerpo humano

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos