Un estudio asegura que la cantidad de coronavirus en el organismo podría determinar la gravedad de los síntomas

Los hallazgos refuerzan la importancia del distanciamiento social, ya que estar más lejos de alguien cuando respira o expulsa el virus probablemente signifique que le lleguen menos partículas de COVID-19, disminuyendo su carga viral

Una trabajadora médica que usa una máscara protectora duerme dentro de un servicio de transporte gratuito para trabajadores de la salud después de la suspensión del metro para contener la propagación de la enfermedad por coronavirus en Manila, Filipinas, (REUTERS/Eloisa Lopez)
Una trabajadora médica que usa una máscara protectora duerme dentro de un servicio de transporte gratuito para trabajadores de la salud después de la suspensión del metro para contener la propagación de la enfermedad por coronavirus en Manila, Filipinas, (REUTERS/Eloisa Lopez)

La gravedad de los síntomas del coronavirus podría estar relacionada a la cantidad de carga viral presente en el organismo, según halló un estudio de investigadores chinos publicado este mes.

“La carga viral promedio de los casos graves fue alrededor de 60 veces mayor que la de los casos leves, lo que sugiere que una mayor carga viral podría estar asociada con resultados clínicos graves”, se lee en un artículo científico publicado en la revista médica británica The Lancet.

El estudio, dirigido por el doctor Wei Zhang, examinó a 76 pacientes con coronavirus en Nanchang, China, que habían ingresado en el hospital y dieron positivo por COVID-19.

El Dr. Wei y sus colegas agregaron que la alta carga viral también parecía aumentar el riesgo de una enfermedad grave en pacientes con SARS, el virus, similar al nuevo coronavirus, que causó un brote en 2002.

“Este hallazgo sugiere que la carga viral de SARS-CoV-2 podría ser un marcador útil para evaluar la gravedad y el pronóstico de la enfermedad” del COVID-19, escribieron los científicos chinos.

Se cree que al menos el 80 por ciento de los pacientes con coronavirus tienen solo una enfermedad leve similar a un resfriado, mientras que algunos pueden desarrollar problemas respiratorios más graves.

Los enfermos más graves desarrollan neumonía y requieren internación en unidades de cuidados intensivos. Estos casos tienen una tasa de supervivencia de alrededor del 50 por ciento.

El distanciamiento social es clave para frenar la propagación del virus. (REUTERS/Jon Nazca)
El distanciamiento social es clave para frenar la propagación del virus. (REUTERS/Jon Nazca)

Michael Skinner, un especialista del Imperial College de Londres, explicó al diario Daily Mail que si una persona está infectada con una gran carga viral “el virus tiene un arranque masivo, lo que lleva a una respuesta inmune masiva que tendrá dificultades para controlar el virus", provocando una inflamación que puede ser devastadora y causar afecciones mortales como insuficiencia renal o sepsis. Se sabe que la inflamación es un factor que contribuye al agravamiento de la enfermedad y la muerte entre los pacientes con COVID-19.

Varios científicos subrayaron que los hallazgos refuerzan la importancia del distanciamiento social, ya que la carga viral sería mayor si alguien tosiera directamente en la cara de otra persona que si estuviera a dos metros de distancia y los virus se dispersara en el aire.

“Estar más lejos de alguien cuando respira o expulsa el virus, probablemente signifique que le lleguen menos partículas de virus”, dijo la doctora Wendy Barclay, una experta de enfermedades infecciosas del Imperial College al diario The Telegraph.

Con una menor carga viral, según los científicos, el sistema inmunitario tiene más tiempo para controlar la infección antes de que se multiplique y comiencen a aparecer los síntomas.

“Se trata del tamaño de los ejércitos en cada lado de la batalla: un ejército de virus muy grande es difícil de combatir para el ejército de nuestro sistema inmunológico”, dijo Barclay.

Una cortina de plástico para evitar la propagación del coronavirus en una tienda de Toluca, en México. (MARIO VAZQUEZ / AFP)
Una cortina de plástico para evitar la propagación del coronavirus en una tienda de Toluca, en México. (MARIO VAZQUEZ / AFP)

Tener una carga viral más baja, además, es positivo no sólo para el paciente, sino también para las personas que lo rodean, porque lo hace meno infeccioso.

“Sospechamos que la cantidad de virus que está produciendo una persona infectada, a veces denominada carga viral, y que potencialmente se está eliminando, también afectará la transmisión; cuanto mayor sea la carga viral, más contagiosa es la persona”, dijo Jonathan Ball, un virólogo de la Universidad de Nottingham, al Daily Mail.

No obstante, el hallazgo no es concluyente. Según investigadores de la Universidad de Oxford los estudios parecen mostrar que una mayor carga viral empeora los síntomas del coronavirus, pero la evidencia de la relación está limitada, informó el mismo medio.

Por eso, los expertos resaltan que en cualquier caso las personas que muestren síntomas de coronavirus (tos, fiebre o falta de aire) deben aislarse lo más posible de quienes los rodean y reiteraron la importancia de lavarse las manos y evitar tocarse la cara también como medida de prevención frente al virus.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

La OMS concluyó que el coronavirus no se transmite por el aire y por eso no es necesario utilizar mascarillas en espacios públicos

En China continúan vendiendo murciélagos para comer pese al peligro sanitario por el coronavirus

COVID-19: qué hacer si alguien en casa tuvo contacto estrecho con un enfermo

MAS NOTICIAS