Los casos nuevos de coronavirus se ralentizan en el Reino Unido, pero advierten que las muertes seguirán aumentando

Neil Ferguson, el experto que asesora el gobierno británico en la emergencia, advirtió de que la curva de contagios “aún no ha llegado al pico” y que alrededor del 2% de la población, unos dos millones de personas, podría estar infectada con COVID-19

Un peatón pasa junto a un anuncio de "Pánico en el Reino Unido" que aparece en una cabina telefónica en el distrito de Soho, en Londres (REUTERS / Simon Dawson)
Un peatón pasa junto a un anuncio de "Pánico en el Reino Unido" que aparece en una cabina telefónica en el distrito de Soho, en Londres (REUTERS / Simon Dawson)

La epidemia de coronavirus podría estar ralentizándose en el Reino Unido gracias, entre otros factores, a las medidas de distanciamiento social impuestas por el Gobierno, afirmó este lunes Neil Ferguson, el experto del Imperial College London que asesora al Ejecutivo briánico en esta crisis.

“En el Reino Unido estamos viendo en algunos indicadores señales tempranas de desaceleración, no tanto respecto a las muertes, ya que su descenso va por detrás del momento en que se introducen las medidas. Pero si miramos a las cifras de nuevas admisiones en hospitales, esas parece que se están ralentizando un poco”, señaló Ferguson.

El gobierno británico decretó el lunes un confinamiento general de la población durante al menos tres semanas para intentar frenar la propagación de la epidemia, que dejó 1.228 muertos y ha contagiado oficialmente a 19.522 personas, incluyendo el primer ministro Boris Johnson, según el último balance brindado este domingo por las autoridades sanitarias.

Ferguson advirtió de que la curva de contagios “aún no ha llegado al pico”, motivo por el que "las cifras aún pueden aumentar cada día, pero destacó que “el ritmo de ese aumento se ha ralentizado”.

Asimismo indicó que la epidemia se extiende “a ritmos diferentes” en “diferentes partes” del Reino Unido.

Personal médico en una la instalación de pruebas de la enfermedad por coronavirus en el estacionamiento de Chessington World of Adventures, en Chessington, Gran Bretaña, 30 de marzo de 2020. (REUTERS / Peter Nicholls)
Personal médico en una la instalación de pruebas de la enfermedad por coronavirus en el estacionamiento de Chessington World of Adventures, en Chessington, Gran Bretaña, 30 de marzo de 2020. (REUTERS / Peter Nicholls)

“En el centro de Londres, entre el 3 y el 5 % de la población podría estar infectada, quizá más en puntos calientes. En el conjunto de todo el país podría ser de entre el 2 o el 3 %”, precisó.

Sobre una población de 66 millones de habitantes, el dato equivale a unas dos millones de personas infectadas.

El experto también reveló en una entrevista con la emisora BBC Radio que las autoridades sanitarias podrían tener listos “test de anticuerpos” en los “próximos días”

Explicó que estos test se encuentran en “las fases finales de validación” y recordó que son “clave” para entender cómo funciona y se desarrolla esta epidemia de COVID-19.

Por otra parte, Ferguson había dicho el domingo a The Sunday Times que será necesario mantener las medidas impuestas por el Ejecutivo “durante un periodo significativo de tiempo, probablemente hasta finales de mayo o principios de junio”.

Seis meses para volver a la normalidad

Las estimaciones de Ferguson llegan después que Boris Johnson advirtiera el domingo de que la crisis de la COVID-19 “empeorará antes de empezar a mejorar” y que la subjefa de los servicios sanitario británicos dijera que el Reino Unido podría demorar seis meses o más en volver a una vida normal a raíz de la pandemia

El jefe del Ejecutivo, que está confinado en su despacho de Downing Street, advirtió de que el Gobierno podría imponer medidas de confinamiento más estrictas a fin de combatir el brote.

El primer ministro británico, Boris Johnson, aparece en un monitor durante la reunión de actualización sobre el coronavirus, tras aislarse voluntariamente después de dar positivo por el virus (Andrew Parsons/10 Downing Street via REUTERS)
El primer ministro británico, Boris Johnson, aparece en un monitor durante la reunión de actualización sobre el coronavirus, tras aislarse voluntariamente después de dar positivo por el virus (Andrew Parsons/10 Downing Street via REUTERS)

“No dudaremos en ir más lejos (en las medidas de confinamiento) si así lo indica la postura médica y científica. Sabemos que las cosas empeorarán antes de empezar a mejorar”, alertó Johnson en su mensaje a los ciudadanos. El líder conservador ha señalado a los ciudadanos que cuanto más se adhieran a las reglas “la vida volverá antes a la normalidad”.

La subjefa de los servicios sanitario británicos, Jenny Harries, dijo por su parte que es “peligroso” poner fin de manera súbita al confinamiento al cual está actualmente sometida la población, ya que eso podría provocar un resurgimiento del virus.

“Durante los próximos seis meses haremos un balance cada tres semanas”, declaró, juzgando “posible que podamos ir más allá” de ese plazo.

Pero “esto no quiere decir que permaneceremos en confinamiento total por seis meses”, precisó Harries.

El Gobierno decretó el pasado lunes el confinamiento obligatorio en casa para todos los ciudadanos salvo en casos excepcionales, aunque la policía solo recibió por ley los poderes necesarios para hacer cumplir la medida el jueves.

El protocolo contempla que los agentes adviertan en primer lugar a quienes estén en la calle sin un motivo justificado de que deben regresar a casa, aunque se prevén multas y arrestos en caso de no obedecer.

Personas trotando en Brockwell Park, en Londres. El gobierno permite salir a hacer ejercicio una vez al día siempre que se respete una distancia de dos metros con otras personas (REUTERS/Hannah McKay)
Personas trotando en Brockwell Park, en Londres. El gobierno permite salir a hacer ejercicio una vez al día siempre que se respete una distancia de dos metros con otras personas (REUTERS/Hannah McKay)

La policía puede sancionar con 60 libras a quienes se salten el confinamiento (67 euros), una multa que quedará reducida a 30 libras (33 euros) si se abona antes de dos semanas.

Sí se permite salir a hacer ejercicio una vez al día siempre que se respete una distancia de dos metros con otras personas, y los parques continúan abiertos.

El ministro de Empresas del Reino Unido, Alok Sharma, anunció ayer nuevas medidas destinadas a ayudar a aquellas empresas que se han visto afectadas por la crisis, introduciendo modificaciones en el sistema de insolvencia actual.

Previamente, el Ejecutivo también habían detallado medidas para ayudar a los asalariados en riesgo de ser despedidos y a los trabajadores autónomos.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Boris Johnson, en cuarentena por sufrir coronavirus, advirtió a Reino Unido: “Las cosas van a empeorar antes de empezar a mejorar”

“Escándalo nacional”: la demoledora crítica de una de las revistas científicas más importante del mundo al Gobierno británico por su respuesta al coronavirus

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos